publicidad

Castro denunció "robo" de atle

Castro denunció "robo" de atle

En uno de sus artículos, el líder cubano aseguró que la "repugnante compraventa" de atletas y cerebros afecta a los países pobres.

"Mordidas de las pirañas"

LA HABANA - El líder cubano, Fidel Castro, denunció la "repugnante compraventa" de atletas, el "robo" de cerebros y talentos a los países pobres en el cuarto artículo de su serie Reflexiones, relacionado con los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, que publicó la prensa local.

"¿Cuál ha sido el peor problema de los países pobres desde el punto de vista tecnológico y económico? El robo de cerebros" y "¿Cuál desde el punto de vista patriótico y educativo? El robo de talentos", afirma el convaleciente líder de la revolución cubana en su nuevo artículo dedicado al tema deportivo.

""rganos locales de prensa de países pobres y personas sanas interesadas en el deporte comienzan a preguntarse por qué les roban sus talentos deportivos, después de los sacrificios y los gastos que invierten en formarlos", añadió.

Recalca que " Cuba, cuyos resultados y esfuerzos en el deporte amateur nadie puede negar, sufre más que cualquier otro país, las mordidas de las pirañas".

"Véase cómo se comportan los tarifadores frente a la denuncia cubana", señaló el líder cubano, convaleciente desde hace un año de una enfermedad intestinal que le obligó a delegar provisionalmente sus cargos.

publicidad

En otro artículo publicado a principios de esta semana Fidel Castro acusó de "traición" a los deportistas que han desertado aprovechando la celebración de los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro y comentó en particular el caso de los boxeadores Guillermo Rigondeaux y Erislandy Lara, ambos campeones mundiales.

Además había denunciado que "en Alemaia existe una mafia que se dedica a seleccionar, comprar y promover boxeadores cubanos" mediante "métodos psicológicos refinados y muchos millones de dólares".

En sus Reflexiones de este sábado, Castro dice que "cuando hablé de la mafia alemana y los millones de dólares que disponía para sobornar atletas cubanos, de inmediato se sintieron aludidos y declararon: "no, no, nosotros no somos ninguna mafia".

"Contaron en detalle cómo funciona el bochornoso negocio de la compraventa de boxeadores", refiere Castro en su nueva Reflexión en la que cita varios despachos de agencias de noticias internacionales con declaraciones de representantes de las empresas alemanas que han contratado a los atletas desertores.

"Vean cómo se ufanan de la fechoría cometida contra el país. Se conocía perfectamente que en boxeo Cuba obtendría casi todas las medallas de oro", señaló Castro.

"Había que golpearla, y no solo compraron a dos de los atletas que tenían el oro asegurado, sino que golpearon la excelente moral de los demás atletas que siguieron defendiendo con valor sus medallas de oro. Hasta en los jueces influyó el golpe bajo", apuntó.

publicidad

Asimismo afirma que "con todo el dinero del mundo jamás habrían comprado a hombres como (Teófilo) Stevenson, (Félix) Savón o el fallecido Roberto Balado, que tan hermosa tradición legaron a la gloria del boxeo cubano".

Finalmente subraya que Cuba ya ha ganado "a pesar de todo, 44 medallas de oro" en los Juegos de Río de Janeiro, en los que la isla aspira a mantener el segundo puesto en la clasificación general por países del que no se ha bajado desde la edición celebrada en Cali (Colombia) en 1971, salvo en 1991 cuando fue primera en los disputados en La Habana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad