Carromero: “Servicios secretos cubanos asesinaron a Payá”

Carromero: Cuba asesinó a Payá

Univision Radio

“Todos de verdad tenemos fe ciega en que el gobierno dentro de sus facultades accederá a darme el indulto”, dice Carromero.

Cepedo y Payá no muerieron en el accidente, dice el español

Ángel Carromero brincó el 22 de julio de 2012 a las portadas de los diarios internacionales por haber propiciado un accidente de tránsito en donde murieron Harold Cepedo y Oswaldo Payá, dos activistas políticos cubanos (opositores al régimen castrista).


¿Qué opinas de las declaraciones de Carromero?

La versión oficial es que los activistas resultaron muertos en el accidente y por el hecho se le otorgó una condena al español Ángel Francisco Carromero Barrios, quien conducía el automóvil accidentado. Sin embargo, este domingo el acusado concedió una entrevista al diario El Mundo en la cual asegura que Harold Cepedo y Oswaldo Payá sobrevivieron al choque y que “los servicios secretos cubanos los asesinaron”.

Por aquel accidente, el Ángel Carromero fue condenado en Cuba a cuatro años por homicidio imprudencial, se le permitió purgar su condena en su natal España donde cumple la pena con una pulsera telemática que confirma que de lunes a jueves duerma en su casa de Madrid, de donde puede salir los fines de semana, siempre y cuando no deje el país.

Carromero le había mencionado a The Washington Post que el accidente había sido provocado por miembros de “los servicios secretos cubanos”, quienes embistieron por atrás el vehículo donde viajaba con Harold Cepedo, Oswaldo Payá y el político sueco Aron Modig; sin embargo, sus declaraciones a El Mundo respecto de que Payá y Cepedo habían sobrevivido al accidente le dan un nuevo giro al controvertido caso.


La versión de que el accidente fue provocado ha sido apoyada por la familia de Payá, quien ha pedido que se investigue el caso a nivel internacional.

"Llegamos los cuatro al hospital", dice Carromero

La agencia Efe retoma la entrevista en la cual Carromero expresa su convencimiento de que Payá y el otro dirigente de la disidencia que le acompañaba, Harold Cepedo, salieron vivos del accidente. “Las enfermeras y un párroco”, afirma, “me aseguran que en el hospital hemos ingresado los cuatro”.

Carromero relata que el 22 de julio de 2012, día del accidente, se dirigía con Payá y Cepero, en unión del ciudadano sueco Jens Aron Moding, a Santiago, cuando advirtió que era seguido por un vehículo azul.


“Nos dirigíamos a Santiago y ya nos habían seguido tres veces durante el trayecto. En Bayamo, un vehículo azul comienza a perseguirnos. Viene hostigándonos muy cerca. Tanto que pude ver los ojos del conductor por el retrovisor. Al ver el coche, Oswaldo me dice: ‘Son de la comunista por el color de la placa. Ángel, sigue como si nada’”.

En su relato, Carromero detalla que seguidamente, el coche les embistió por detrás y los sacó de la calzada y que entonces perdió el conocimiento. “Lo siguiente que recuerdo”, prosigue, “es cómo unos hombres me meten en una furgoneta con puertas correderas, como las que usa la seguridad del Estado cubano y les grito ‘Joder, quiénes sois y qué cojones nos habéis hecho’. Luego vuelvo a perder el conocimiento. Creo que me dieron con una culata porque tengo una brecha en la cabeza”.

El accidente pudo ser una coartada de Cuba

Para el vicesecretario de Nuevas Generaciones del PP, “decir que fue un accidente e inculparme fue una coartada perfecta para ocultar la muerte del único opositor que podía liderar la transición en Cuba”.


Carromero considera también que no tuvo un juicio justo. “La Fiscalía cubana”, afirma, “fue fabricando las pruebas conforme avanzaba el proceso y la defensa no tuvo acceso ni al coche ni a ningún testigo. Fue una pantomima, los testigos llevaban las declaraciones escritas en la palma de la mano”.

El 15 de octubre de 2012 fue condenado a 4 años de prisión y el 14 de diciembre del mismo año el Gobierno español anunció que había alcanzado un acuerdo con el cubano para que Carromero regresara y cumpliera la condena en España, en aplicación del convenio bilateral al efecto de 1998.

En la entrevista valora la gestión del Gobierno: “Consiguieron traerme de vuelta y por eso les estoy agradecido”, dice.

Comentarios

ARTICULOS MÁS POPULARES

Video del motín que dejó 49 muertos en México

Unos vecinos de la cárcel de Topo Chico, en Monterrey, captaron el motín de los presos en los que se ve cómo se enfrentan durante la madrugada

Motín en cárcel de México deja 49 muertos

La revuelta fue iniciada entre bandas rivales, lideradas por Jorge Iván Hernández Cantú, "El Credo" y Juan Pedro Saldívar Farías, "El Z-27".

Exclusiva: poder de El Chapo a Del Castillo

El escrito otorgó a la actriz la responsabilidad de recibir en exclusiva los pagos derivados de la película sobre el narco

Univision y Trump llegan a un acuerdo legal

La televisora suspendió sus relaciones comerciales con el empresario tras los comentarios que realizó el día de su lanzamiento como precandidato presidencial

Quiénes son “El Credo” y “Z27”

Los señalados de comenzar la mortal riña son de los cárteles narcotraficantes del Golfo y Los Zetas, respectivamente.

MX: Amenazan de muerte a conocido periodista

Álvaro Delgado Gómez, de Proceso, denuncia que ha recibido mensajes en Twitter con fotografías violentas

LO ÚLTIMO

Los momentos más 'animados' de Despierta Amé...

Momentos de risas y diversión, en los mejores "gifs" de Despierta América.

Revive los mejores momentos de Hoy

Esta semana estuvo llena de sorpresas, juegos e invitados especiales. ¡No te pierdas los mejores momentos!

¡A jugar! A Karla le tocó pastel pero no pas...

Mira lo divertida que la pasamos esta mañana en Despierta América.

¡Febrero con amor!

Llegó el mes más romántico del año y es momento de sumergirte en la vida de nuestros conductores. Mira su día.

¡Tips de belleza con Gali!

Galilea Montijo es una fanática de la moda y ahora te comparte sus mejores tips de belleza para que luzcas siempre hermosa.

¡No te pierdas La Viuda Negra II!

La Viuda Negra 2 regresa con sed de venganza y para eso, sólo tiene una única oportunidad.