publicidad

Caos y desolación en Haití tras devastador terremoto de 7.3 grados

Caos y desolación en Haití tras devastador terremoto de 7.3 grados

Edificios caídos y habitantes en pánico en las calles: Puerto Príncipe, cuyo centro "está destruido", quedó sumergido en el caos.

Calles devastadas

PUERTO PRINCIPE - Edificios caídos y habitantes en pánico en las calles: Puerto Príncipe, cuyo centro "está destruido", quedó sumergido en el caos tras el poderoso sismo de 7.3 grados que asoló este martes a Haití y las autoridades temen "centenares" de muertos.

Si tienes video del terremoto de Haití envíalo aquíMillares de habitantes deambulan, a veces entre lágrimas, por las calles devastadas de la ciudad, viendo en cada esquina imágenes terroríficas de desolación que envuelven a esta capital de cerca de dos millones de habitantes.

ONU clama ayuda inmediata

"El centro de Puerto Príncipe está destruido, es una verdadera catástrofe", tiembla Pierre, cubierto de polvo y quien apenas puede expresarse. Debió caminar varios kilómetros para intentar volver a casa.

Otros habitantes se vieron forzados a abandonar sus domicilios hallando refugio en patios de recreo o espacios abiertos. Cualquier parte donde no corran el riesgo de ser aplastados por un edificio. Víctimas incalculables

Un médico cubierto de sangre, herido en el brazo izquierdo, cree que "los muertos podrán contarse por centenas apenas sea posible hacer un balance".

Algunos edificios cayeron como castillos de naipes. Otros todavía están de pie pero las anchas grietas ilustran la fuerza del temblor.

El palacio presidencial se derrumbó, lo mismo que hospitales, hoteles y escuelas, relatan los haitianos.

publicidad

Nadie se salvó

El sismo de magnitud 7,3 grados también destruyó la sede de la fuerza de paz de la ONU, dijo a la AFP un empleado de la organización.

"La mayor parte de la sede de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) quedó destruida. Hay mucha gente bajo las ruinas, tanto muerta como herida", dijo el empleado local de la ONU.

El terremoto también fue sentido en Petionville, 12 km al este de Puerto Príncipe, donde numerosos edificios cayeron por el movimiento.

"Vi muchas destrucciones en mi camino. Escapé poco después de que se derrumbara el lugar donde trabajaba", relató Marie Claire, empleada en un laboratorio médico.

Noche de muerte

Poco tiempo después de la sacudida, la noche cayó sobre la capital haitiana, sumergiendo en completa oscuridad sus calles devastadas, lo que aumentó el pánico en la población.

Vehículos de la Policía haitiana, de Naciones Unidas o de la Cruz Roja intentan mal que bien llevar heridos, pero las casas destruidas bloquean su circulación.

Y esto no es la única dificultad para los socorristas y habitantes: las líneas telefónicas fueron seriamente afectadas y era muy difícil comunicarse con Haití desde el extranjero.

La mayoría de las estaciones de radio y de televisión seguían sin operar varias horas después del temblor, y las pocas radios que podían emitir lanzaban llamados urgentes.

publicidad

Entre los escombros

En el liceo francés de Haití, numerosos alumnos permanecían atrapados en su interior, a menudo sin noticias de sus familiares.

"No hay víctimas, mucha gente del vecindario vino para resguardarse en el liceo", afirmó un profesor.

Las numerosas fotografías difundidas en el sitio de micro-blogs Twister, tomadas después del sismo, también muestran escenas de pesadilla.

En una de ellas, un hombre con la boca cortada aparece en frente de un edificio derrumbado, absorto por la violencia del temblor.

Daños graves

La organización no gubernamental (ONG) Oxfam Internacional indicó que los daños causados por el terremoto ocurrido en Haití pueden ser muy grandes, al tiempo que describió como "caótica" la situación de la isla caribeña, según testimonios de su personal en ese país.

"Es todavía muy pronto para saber la amplitud del terremoto que ha afectado a Haití, pero las primeras señales indican que no hay comunicaciones en el país", dijo la directora humanitaria de Oxfam, Jane Cocking, mediante un comunicado de prensa difundido en Nueva York.

Haití sufrió hoy un terremoto de 7.3 grados que ha causado graves daños materiales y pérdidas humanas en el país más pobre de Latinoamérica, pero todavía se desconoce el número de víctimas que se ha cobrado este desastre natural.

publicidad

Sigue temblando

El terremoto se produjo a las 21.53 GMT (18:53 hora local) y el epicentro fue ubicado 15 kilómetros al sudoeste de Puerto Príncipe, la capital del país, y posteriormente se sintieron tres réplicas menores.

"Oxfam tiene su equipo de respuesta a emergencias en Haití, con equipamientos de salud pública, saneamiento y agua en Puerto Príncipe preparados para ayudar. También disponemos en Panamá de asistencia para enviar tan pronto como sea posible", agregó Cocking.

La organización informó de que una de sus empleadas en Puerto Príncipe, Kristie van de Wetering, describió la situación de la capital haitiana como "muy caótica, con las casas derrumbadas. Hay una capa de polvo que se levanta desde el sur de la capital".

Cunde el pánico

"Podemos oír a la gente gritando por todos los sitios. Se siguen produciendo réplicas (del sismo) y la gente está muy nerviosa", señaló Wetering, según el comunicado.

Cocking subrayó que la ONG espera tener más datos sobre la magnitud de la tragedia en las próximas horas.

Haití es el país más pobre de América Latina, y en él el 85 por ciento de sus habitantes vive en situación de pobreza.

"Dadas las desesperantes necesidades que los haitianos tienen a diario este terremoto es lo peor que podía ocurrir a los pobres de Haití", agregó.

publicidad

ONU sin edificio

Las oficinas principales de la Misión de Paz de la ONU en Haití experimentaron "daños graves" por el terremoto del martes y numerosos empleados del organismo mundial estaban desaparecidos, dijo un importante funcionario del organismo mundial.

Alain Le Roy, secretario general adjunto de operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, dijo el martes por la noche que otras instalaciones de la ONU en el país caribeño tuvieron daños serios.

"Las vías de contacto con la ONU en tierra se han visto muy afectadas pues las redes de comunicación en Haití se inhabilitaron por el terremoto", dijo Le Roy en un comunicado. El funcionario dijo que el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU todavía está en el proceso de obtener información sobre la magnitud de los daños y el estado del personal de la ONU después del "terremoto catastrófico".

Faltan muchos

"Por el momento una gran cantidad del personal continúa desaparecido", dijo.

"Naciones Unidas puede confirmar que las oficinas centrales de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) en Puerto Príncipe sufrieron daños severos junto con otras instalaciones de la ONU".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo en un comunicado: "Mi corazón está con el pueblo de Haití tras este devastador terremoto. Estoy muy preocupado por la gente de Haití en este momento de tragedia y también por la gran cantidad de personal de Naciones Unidas que trabaja ahí. He recibido reportes iniciales y sigo el desarrollo de cerca".

publicidad

Naciones Unidas tiene una fuerza de paz de 9,000 efectivos en Haití, desde una revuelta en el 2004. La fuerza ha tenido la misión de combatir la violencia y el delito en el país más pobre de América.

Calma en Dominicana

En República Dominicana, las autoridades informaron que el seísmo no causó daños ni heridos.

"Afortunadamente no tenemos víctimas que lamentar, sentimos que no sea así en el hermano país de Haití", dijo el vocero presidencial Rafael Núñez.

El gobierno de Santo Domingo dijo que el sismo no causó daños ni heridos.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) emitió un alerta roja para 19 provincias dominicanas ante la posibilidad de un tsunami y llamó a la población a que mantuviera la calma.

Cientos de dominicanos, residentes en poblados costeros, se dirigieron a lugares más altos en prevención de la eventual entrada del mar a sus zonas en tierra.

Faltan muchos

"Por el momento una gran cantidad del personal continúa desaparecido", dijo.

"Naciones Unidas puede confirmar que las oficinas centrales de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) en Puerto Príncipe sufrieron daños severos junto con otras instalaciones de la ONU".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo en un comunicado: "Mi corazón está con el pueblo de Haití tras este devastador terremoto. Estoy muy preocupado por la gente de Haití en este momento de tragedia y también por la gran cantidad de personal de Naciones Unidas que trabaja ahí. He recibido reportes iniciales y sigo el desarrollo de cerca".

publicidad

Naciones Unidas tiene una fuerza de paz de 9,000 efectivos en Haití, desde una revuelta en el 2004. La fuerza ha tenido la misión de combatir la violencia y el delito en el país más pobre de América.

Calma en Dominicana

En República Dominicana, las autoridades informaron que el seísmo no causó daños ni heridos.

"Afortunadamente no tenemos víctimas que lamentar, sentimos que no sea así en el hermano país de Haití", dijo el vocero presidencial Rafael Núñez.

El gobierno de Santo Domingo dijo que el sismo no causó daños ni heridos.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) emitió un alerta roja para 19 provincias dominicanas ante la posibilidad de un tsunami y llamó a la población a que mantuviera la calma.

Cientos de dominicanos, residentes en poblados costeros, se dirigieron a lugares más altos en prevención de la eventual entrada del mar a sus zonas en tierra.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad