publicidad

Brasil: Violencia fuera de control

Brasil: Violencia fuera de control

La incapacidad del estado para ofrecer seguridad ha transformado a las grandes ciudades de Brasil en ''feudos violentos''.

De acuerdo con el grupo de derechos humanos, con sede en Londres, la negligencia del gobierno ha dejado a las poblaciones más pobres de Brasil en el fuego cruzado --entre la policía y los bandidos-- y los convierte en víctimas de balas perdidas, toques de queda informales de la policía y la extorsión de milicias y las bandas de traficantes.

'Las ciudades de Río de Janeiro y Sao Paulo llegaron a un impasse trágico. Las bandas de criminales...se apresuraron a llenar el vacío dejado por el estado, promoviendo una especie de `balcanización' en estas ciudades, que están siendo repartidas en diversos feudos violentos'', dijo Amnistía en un informe que será divulgado oficialmente hoy y que fue anticipado a los medios.

publicidad

Amnistía recordó que la situación de violencia logró paralizar a la mayor ciudad de América del Sur, Sao Paulo, en mayo del 2006, cuando bandas como el Primer Comando de la Capital (PCC) lanzó una serie de ataques sobre la policía, estaciones policiales, quemó buses y mató a guardias carcelarios. La reacción policial dejó también decenas de muertos.

Más tarde bandas de traficantes también lanzaron una serie de atentados en Río de Janeiro provocando la muerte de 19 personas en diciembre pasado. Los ataques fueron atribuidos a una respuesta de los criminales a la creciente actividad en las barriadas de milicias, compuestas por policías y ex agentes, militares y bomberos fuera de servicio.

''Los acontecimientos del 2006 amplificaron de forma dramática el debate sobre la seguridad pública. Después de muchos años en que eso fue considerado (un tema) de baja prioridad, ningún político puede ignorar más la gravedad de la situación en las ciudades brasileñas'', agregó Amnistía.

La última andanada de ataques en Sao Paulo y Río ''dejó claro el precio que se esta pagando por la falta de voluntad de los gobiernos sucesivos en asumir la responsabilidad de Estado por la seguridad de todos los ciudadanos brasileños, sean ricos o pobres'', añadió.

''La clase de operaciones que siguen produciéndose actualmente no han ofrecido realmente la clase de seguridad que la comunidad necesita'', dijo ayer en conversación telefónica desde Londres Tim Cahill, del departamento deBrasil en Amnistía Internacional.

publicidad

Cahill dijo que la policía de Río de Janeiro mató a unas 1 mil personas en ese tipo de operaciones en el 2006 y que la mitad de esas muertes fueron justificadas como acciones en defensa propia de los agentes.

Brasil tiene la cuarta mayor tasa de homicidios en el mundo con un promedio de 27 muertes por cada 100 mil habitantes cada año, es decir 30 a 40 veces más que la tasa de homicidios en países como Inglaterra, Alemania y Japón, indicó el reporte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad