publicidad

Brasil avisó a Zelaya que debe dejar embajada en enero

Brasil avisó a Zelaya que debe dejar embajada en enero

El gobierno carioca avisó al presidente depuesto de Honduras que debe abandonar la embajada a más tardar el 27 de enero.

Intención de salir

BRASILIA - Brasil dio aviso al presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, que debe abandonar la sede diplomática del país suramericano, donde está alojado, cuando concluya su mandato el 27 de enero, reveló el viernes un diplomático brasileño.

Francisco Catunda, encargado de negocios de la embajada de Brasil en la capital hondureña, dijo telefónicamente a la red televisiva Globo que Zelaya sabe que debe salir hasta esa fecha de la sede diplomática, donde se instaló en septiembre después de entrar subrepticiamente al país centroamericano.

"Él (Zelaya) tiene conciencia de que tiene que salir el 27 de enero, al terminar su mandato, tiene que buscar otro destino", expresó Catunda.

La televisora citó también al gobernante derrocado, quien confirmó la intención de salir de la embajada antes del plazo establecido.

"La posición mía es salir lo más pronto posible, lógicamente con el respaldo del gobierno de Brasil", declaró Zelaya telefónicamente a la televisora.

La Associated Press consultó con la presidencia y el ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil sobre el tema, pero no respondieron inmediatamente.

Un intento fallido

El jueves, Zelaya manifestó que desistió de abandonar su encierro en la embajada de Brasil para viajar a México porque el régimen de facto hondureño quería obligarlo a que "renunciara" al poder.

publicidad

Brasil, que criticó la negativa del régimen de facto de Roberto Micheletti a concederle un salvoconducto a Zelaya, ha encabezado el grupo de países latinoamericanos que rechazan las elecciones del 29 de noviembre en Honduras y siguen reconociendo a Zelaya como presidente.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva y el ministro de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, se encontraban el viernes en Lima para un encuentro con el gobernante peruano Alan García.

Sólo por asilo

Sobre el intento de sacar a Zelaya del país, Roberto Micheletti sostuvo en un discurso ante las fuerzas armadas que "se nos trató de engañar, con mentiras quisieron sorprender una vez más a Honduras".

Se refirió así al fallido intento de trasladar a Zelaya desde su confinamiento en la embajada de Brasil en Tegucigalpa hacia México, una situación en medio de la cual Micheletti dijo que "hubo un conflicto".

El ministro de Información René Zepeda declaró a la AP que "si esos países desean sacar a Zelaya de Honduras, lo harán como corresponde a la ley: asilándolo en su territorio, pero sin ningún título rimbombante. Y así, nuestro gobierno aceptará que se lo lleven de inmediato sin problemas de ninguna naturaleza".

Zelaya fue derrocado el 28 de junio y, desde entonces, Brasil exigió su restitución al cargo y dijo desconocer el resultado de las elecciones del 29 de noviembre, en las que resultó electo el conservador Porfirio Lobo, por considerar que el proceso se realizó bajo un gobierno ilegítimo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad