publicidad
Cada vez es más común que las comunidades indígenas tomen justicia por su propia mano.

Bolivianos aplicaron el ojo por ojo

Bolivianos aplicaron el ojo por ojo

Una comunidad indígena boliviana aplicó de nuevo la llamada "justicia originaria" y torturó y linchó a supuesto asesino.

Cada vez es más común que las comunidades indígenas tomen justicia por s...
Cada vez es más común que las comunidades indígenas tomen justicia por su propia mano.

El nuevo crimen se cometió en la comunidad de Juruma,

municipio de Betanzos, al sur de La Paz, donde los

indígenas lincharon a Santiago Flores, de 51 años, tras acusarlo de

dos asesinatos, dos violaciones y robos, según el diario La Prensa.

El crimen se produjo a unos 300 kilómetros de la aldea de Uncía,

también en Potosí, donde los cuatro policías fueron torturados y

asesinados.

El jefe de la Policía de ese departamento, coronel Orlando Ávila,

dijo que los indígenas sacaron a Flores de su domicilio, lo azotaron

y apalearon frente a una escuela y después lo enterraron en el

cementerio de Juruma.

Según la fiscalía potosina, Flores fue acusado por los indígenas

de matar a dos personas y violar a dos mujeres en 2009 y 2010.

publicidad

Los policías no pudieron recuperar el cadáver porque se lo

impidieron unas 400 personas que se encontraban en el lugar.

En el caso de Uncía, los familiares de los policías fueron

presionados a firmar documentos ante los asesinos con el compromiso

de no presentar demandas penales, a cambio de recuperar los

cadáveres.Demandas contra indígenas

No obstante, esta semana las familias decidieron iniciar las

demandas contra los "ayllus" (clanes indígenas) y estudian enjuiciar

también al ministro de Gobierno, el ex defensor de derechos humanos

Sacha Llorenti, y a varios jefes policiales, por incumplimiento de

deberes y omisión de socorro.

Los tres primeros linchamientos ocurrieron entre 23 y el 25 de

mayo y el cuarto el 1 o el 2 de junio, cuando el Gobierno ya daba

por muertos a todos y negociaba con los asesinos la entrega de los

cuerpos.

publicidad

Los indígenas de Uncía justificaron los linchamientos en

denuncias contra los policías por robos y asesinatos, y anunciaron

una marcha hasta La Paz el viernes para presentar sus acusaciones.

Entre tanto, mandos policiales filtraron versiones de que en el

caso está involucrado el narcotráfico.

La Cámara de Diputados, dominada por el partido del presidente

boliviano, Evo Morales, aprobó el martes una Ley del "rgano Judicial

que consagra la llamada "justicia indígena", "originaria" o

"comunitaria".

Los parlamentarios oficialistas insisten en que los linchamientos

no son "justicia indígena", pero las etnias que la aplican con

frecuencia en Bolivia dicen que sí son parte de sus usos y

costumbres para castigar a los delincuentes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad