publicidad

Betancourt se alejará de los m

Betancourt se alejará de los m

La ex rehén dijo que está "muy cansada" y que se va a retirar de la primera línea mediática en la que ha estado desde su rescate.

Tomará vacaciones

PARÍS - La ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, rescatada después de más de seis años en poder la guerrilla de las FARC, dijo que "está muy cansada" y que se va a retirar de la primera línea mediática en la que ha estado desde su liberación el pasado día 2.

"Necesito parar y hacer una especie de retirada", señaló Betancourt en una entrevista a la emisora de radio francesa Europe 1, que tuvo que retrasarse veinte minutos porque esta mañana le había sido "imposible físicamente" levantarse antes.

"Creo que será mi última entrevista", señaló después de haber pedido disculpas por su tardanza.

La que fuera rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante casi seis años y medio pasó un reconocimiento médico tras su llegada a Francia el viernes de la semana pasada que no revelaron problemas de salud particulares pese a las dolencias sufridas durante su cautiverio.

Sobre sus planes inmediatos, Betancourt contó que iría al santuario mariano de Lourdes, en el sur de Francia, y que luego se tomará vacaciones.

En cualquier caso, y tras admitir que "uno se habitúa rápidamente a las cosas buenas", puntualizó que "no querría perder la conciencia del privilegio que tengo" respecto a los otros secuestrados que siguen en la selva, y por eso reiteró su mensaje de que si "Francia se ha movilizado por mí, tiene que movilizarse por el resto".

publicidad

'Cosas atroces'

Con ese mismo objetivo, consideró "muy importante" la entrevista que tiene el domingo en París con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon: "la ONU tiene que actuar, nos tiene que ayudar".

Interrogada sobre las "cosas atroces" que vivió en su cautiverio, respondió: "sé que tendré que hablar", pero hasta ahora "no he dicho nada a mi familia (...) porque no consigo físicamente sacarlo de mi" ya que "fue muy duro psicológicamente" y "es muy duro hablar".

"Las FARC me habrían matado si no hubiera habido la presión de Francia", aseguró, antes de señalar que intentó escaparse en varias ocasiones y aunque la castigaban no la ejecutaron como sí lo hicieron con un soldado que lo intentó una sola vez.

Volverá a Colombia

Betancourt no quiso entrar en la polémica de si su liberación fue un éxito del presidente colombiano, Álvaro Uribe, frente al francés, Nicolas Sarkozy: "creo que es el éxito de todo el mundo".

Repitió que "si Francia no hubiera intervenido como lo hizo, no estaría aquí" ya que si las autoridades colombianas optaron por una operación que evitaba el uso de la fuerza se debió a que "Francia lo exigió públicamente".

Admitió que ahora no se puede repetir porque los guerrilleros están sobre aviso, pero puso el acento en que para ella "lo importante es la preservación de la vida de los rehenes".

publicidad

Justificó las continuas alusiones que ha hecho desde su liberación a su religiosidad porque "tenía una fe de rito y ahora tengo una fe de testimonio".

"No puedo más que dar testimonio de lo que he vivido. Para mí la Virgen no es sólo una imagen. Estuvo conmigo en cada instante y sigue estando", subrayó, antes de precisar que de las lecturas de la Biblia en cautiverio las que más le conmovieron eran los pasajes sobre la Virgen, y en particular los diálogos con Jesús en las bodas de Caná.

Preguntada sobre cómo se plantea su vuelta a Colombia y su vida allí con su familia, Betancourt contestó "tengo que rehacerme un espacio" y que aunque "seguramente" volverá a ese país, señaló que su familia le insiste en que "no hay que ser imprudente".

En concreto, le dicen que para ellos y para todos los que lucharon para que pudiera recuperar la libertad "no es justo que te pongas en situación de imprudencia y que tal vez las FARC quieran hacer algo".

"Volveré a Colombia, pero de forma que no cree inquietud a mi familia. Lo mínimo es ser prudente", comentó.

Dijo necesitar tiempo para decidir si continúa en la política y de qué forma: "mi ambición no es ser presidenta de Colombia (...) Hay otros espacios donde se puede ayudar a los demás".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad