publicidad

Bertone, visitó a Raúl Castro

Bertone, visitó a Raúl Castro

El secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, se convirtió en la primera visita extranjera de Raúl Castro.

Interés multilateral

LA HABANA - El secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, se convirtió en el primer representante de un Estado extranjero recibido por el nuevo presidente de Cuba, Raúl Castro.Ambos "examinaron la marcha de las relaciones del Estado cubano con la Santa Sede y la Iglesia Católica en Cuba", e intercambiaron impresiones "sobre asuntos de interés multilateral e internacional", informó la agencia oficial AIN.

Bertone, concluyó una visita a la isla, había dicho este lunes que esperaba tener un encuentro "de claridad, de sinceridad, de intercambio" con el nuevo mandatario, elegido por el Parlamento el pasado domingo.

En las conversaciones estuvieron presentes los vicepresidentes cubanos Carlos Lage y Esteban Lazo, el ministro de Exteriores, Felipe Pérez Roque, y la jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Caridad Diego Bello.

La reunión con Raúl Castro fue el colofón de la apretada agenda que durante seis días llevó al número dos del Vaticano por varias ciudades de Cuba, en conmemoración de la visita que hace diez años hizo a este país el papa polaco Juan Pablo II (1920-2005).

'Momento extraordinario'

La reunión con Raúl Castro, nombrado el pasado domingo en reemplazo de su hermano Fidel, que renunció por razones de salud tras casi medio siglo en el poder, se efectuó en el Palacio de la Revolución de La Habana, sede del Consejo de Estado.

publicidad

El lunes Bertone destacó que su llegada a la isla coincidió con "un momento especial, extraordinario", y dijo que "Raúl Castro continuará (...) con una visión, si todo es posible, de desarrollo", tanto en Cuba como en el ámbito de las relaciones exteriores.

Antes de la reunión con el nuevo jefe de Estado, el enviado del papa Benedicto XVI ofició una misa para religiosos salesianos y visitó la Escuela Latinoamericana de Medicina, en la que están matriculados 10.000 jóvenes de 30 países, muchos de ellos fieles católicos.

La estudiante mexicana Mariana Paredes dijo a Efe que "es un honor para los estudiantes" tener "la oportunidad de ver al enviado del Vaticano" y agradeció que Cuba le haya abierto las puertas para estudiar la carrera de Medicina.

Reunión con jóvenes

Bertone se reunió con unos 400 jóvenes de esa Escuela y les pidió que en su trato con los enfermos no sólo "descubran los dolores físicos", sino además "esos dolores espirituales que, con tacto y afecto, podrán también aliviar".

Es la tercera visita de Bertone a Cuba, pues ya estuvo en 2001, cuando era secretario de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe (Santo Oficio), y en 2005, como cardenal arzobispo de Génova.

Bloque económico

El cardenal señaló que ahora pudo "discutir rostro a rostro diversos problemas y compartir varias metas" con representantes del Gobierno y que jamás había podido "hablar tanto" con las autoridades cubanas como esta vez, lo que calificó de "importante".

publicidad

El lunes se reunió con el ministro Pérez Roque y en una rueda de prensa posterior dijo que espera que las relaciones Iglesia-Estado "sigan madurando más, como en estos diez años", y aseguró que "hay un camino que se percibe que va adelante".

Tras la entrevista con el canciller, Bertone aseguró que el bloqueo económico que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde hace más de 45 años es "injusto y éticamente inaceptable".

Medidas trascendentales

En un hecho poco habitual, el diario oficial Granma publicó hoy un comunicado difundido el lunes por los obispos cubanos, en el que llaman al nuevo presidente a adoptar "medidas trascendentales" para satisfacer las "ansias e inquietudes expresadas por los cubanos".

El enviado del Vaticano también estuvo en la Universidad de La Habana, donde dictó una conferencia ante intelectuales y profesores en la que se refirió a la necesidad de encontrar "caminos concretos" para que cultura y ética, iglesia y sociedad, puedan colaborar en la construcción de un mundo más humano.

Bertone ofició misas en la Plaza de la Catedral de La Habana, donde pidió un mayor espacio para que la Iglesia cubana pueda realizar su misión, y en la ciudad central de Santa Clara, donde inauguró el primer monumento público a Juan Pablo II en esta isla.

Recordó la vigencia de los mensajes del papa polaco y dijo que "la familia, la escuela y la Iglesia deben formar una comunidad educativa donde los hijos de Cuba puedan crecer en humanidad".

publicidad

El cardenal recibió una demostración de fervor de católicos en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, donde rezó de un rosario junto a varios miles de peregrinos.

En Guantánamo-Baracoa ofició otra misa a la que asistieron miles de fieles de comunidades y municipios que le acompañaron en la inauguración de ese obispado, el más joven de la isla.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad