publicidad

baduel pidió a chávez retirar

baduel pidió a chávez retirar

El ex ministro de Defensa se declaró en contra de la reforma a la Constitución de Venezuela encabezada por el presidente.

Mano derecha

CARACAS - El ex ministro de defensa  de Venezuela, Raúl Baduel, pidió al presidente Hugo Chávez que retire su proyecto de reforma constitucional, pero al mismo tiempo llamó a los venezolanos a que voten contra los cambios en el referendo del 2 de diciembre.Baduel, quien comandó a la tropas que rescataron a Chávez de la isla de La Orchila durante el golpe de Estado de 2002, se distanció el pasado 5 de noviembre de las propuestas del mandatario y se sumó a los sectores que las rechazan.

"Pido al presidente que rectifique y restituya el poder al pueblo para que se convoque una Asamblea Nacional Constituyente que redacte una nueva Constitución", dijo Baduel a la prensa.

"Por el bien del país retire esta propuesta y garantice la paz y la estabilidad de nuestra patria", añadió Raúl Baduel, que hasta hace unos días era muy cercano a Chávez, puesto que el presidente es padrino de uno de sus hijos.

El próximo 2 de diciembre unos 16 millones de venezolanos están convocados a las urnas para aprobar o rechazar la reforma de 69 de los 350 artículos de la Constitución de 1999.

"Los venezolanos deben informarse en detalle del contenido de la reforma, porque se le quita el poder al pueblo y se crearán desequilibrios económicos que nos afectarían todos", opinó Baduel.

El militar en retiro, que tiene el grado de general en jefe, se mostró contrario a la abstención y a las manifestaciones de calle: "La abstención no es efectiva, porque el resultado del referendo no quedará ilegitimado por falta de electores", advirtió.

Respecto a las protestas en las calles en rechazo a los cambios a la Carta Magna, Baduel se pronunció a favor de recurrir a otros mecanismos para evitar que "terminen en enfrentamientos" como los ocurridos en días pasados.Para Chávez es traición
publicidad

El ex aliado de Chávez dijo estar convencido de que la reforma será derrotada en la consulta, si "todos los que la rechazan van a las urnas el 2 de diciembre y votan 'No'".

Contrariamente a lo expresado por otros sectores de la oposición, Baduel alabó la bondad de más "misiones sociales" en favor de las clases más bajas y reconoció que hasta la llegada del actual gobierno "los pobres fueron salvajemente excluidos por el sistema".

El ex titular de Defensa recordó, además, que hay varios recursos en el Tribunal Supremo de Justicia que podrían anular el referendo y que hay que esperar sus fallos.

Chávez considera que la postura de Baduel es una "traición" y que forma parte de "una conspiración internacional" que busca un "golpe de Estado" o una "invasión imperialista" a Venezuela.

Los opositores a la iniciativa de Chávez sostienen que la Constitución dejará de ser democrática, si en lugar de estar abierta a diferentes opciones ideológicas solo da cabida a la socialista.

Otro de sus argumentos es que lo planteado no es una mera "reforma", sino un "cambio radical" de la Constitución, lo cual no puede abordarse mediante un referendo, sino por medio de una Asamblea Constituyente que redacte un nuevo texto.

Quienes apoyan la reforman sostienen que se trata de "profundizar la democracia y dar más poder al pueblo" así como de acelerar la revolución socialista y bolivariana que impulsa Chávez.

Entre los artículos más polémicos del proyecto están la reelección indefinida presidencial y la posibilidad de que el Estado restrinja la información y suspenda el derecho al debido proceso durante los estados de excepción.
publicidad

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad