publicidad
.

Bachelet renueva su gabinete para la frenar crisis política logo-noticia...

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Bachelet renueva su gabinete para la frenar crisis política

Bachelet renueva su gabinete para la frenar crisis política

La presidenta chilena Michelle Bachelet busca recomponer su gobierno, sacudido por una serie de escándalos de corrupción política y financiera.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet.
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

La inédita decisión anunciada el miércoles por la noche por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, de pedir la renuncia de todos sus ministros para llevar a cabo una amplia remodelación del gabinete, busca frenar la crisis política que sacude al Gobierno 14 meses después del regreso de la mandataria al palacio presidencial de La Moneda.

publicidad

En un hecho sin precedentes en la historia reciente de la democracia chilena, la presidenta de la República dio la noticia durante una entrevista con Mario Kreutzberger, Don Francisco, transmitida por el Canal 13, utilizando con estas palabras: “Le pedí la renuncia a todos los ministros. Me voy a dar 72 horas para tomar la decisión de quiénes se quedan y quiénes se van”.

Desde entonces, el único ministro que ha sido ratificado en su cargo es el canciller, Heraldo Muñoz, quien se encuentra en estos momentos en la ciudad holandesa de La Haya, liderando la delegación chilena que solicitó a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que se inhiba en la demanda presentada por Bolivia para tener un acceso soberano al océano Pacífico.

Las expectativas se centran en que la mandataria hará cambios sustanciales en las posiciones que guardan un perfil más político -como el Ministerio de Interior, la Secretaría de la Presidencia o el despacho del portavoz de Gobierno-, y también en las carteras con un rol más técnico cuyo desempeño ha sido mal calificado por la opinión pública "Desarrollo Social, Vivienda, Educación.

Durante la misma entrevista, Bachelet admitió que ésta no será una decisión fácil, “porque toda esta gente es muy leal, trabajadora y entregada al máximo”.

Bachelet: Cometí errores importantes /Univision

La remodelación del gabinete ocurre en medio de una drástica caída de la popularidad de la presidenta Bachelet hasta el 29% en abril, de acuerdo una encuesta publicada este jueves por el Centro de Estudios Públicos (CEP). Se trata del porcentaje más bajo obtenido por Bachelet en toda su trayectoria política, apenas un después de haber sido electa por segunda vez con el 62,1% de los votos.

La aprobación de la Presidenta se ha visto directamente afectada por una serie de escándalos políticos y financieros que están siendo investigados por la Justicia, y que han salpicado a su propio entorno familiar.

Entre ellos, el más sonado es el caso Penta: un proceso por delitos tributarios y soborno en el que están involucrados empresarios y políticos, y que desembocó en una investigación por financiación irregular de campañas políticas.

publicidad

Lea también: La popularidad de Bachelet cae en picada

Las imputaciones en este proceso terminaron por contaminar el círculo más cercano de Bachelet, incluido el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, quien no ha logrado aclarar satisfactoriamente la recepción de honorarios procedentes de empresas vinculadas a los casos investigados en plena campaña electoral en 2013.

Pero el golpe más duro para Bachelet ha sido el que su propio hijo, Sebastián Dávalos, y su nuera, Natalia Compagnon, resultaron involucrados en un negocio inmobiliario que les reportó millonarias ganancias y ambos están siendo investigados por eventual tráfico de influencias y uso indebido de información privilegiada.

Para hacer frente al deterioro de las instituciones y a esta vertiginosa pérdida de apoyos, Bachelet había anunciado la semana pasada un duro plan anticorrupción, así como el inicio -en septiembre próximo- de un proceso de consulta popular para la redacción de una nueva Constitución que reemplace a la vigente, aprobada en 1980, en plena dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La decisión de remodelar su Gobierno cuando apenas han transcurrido 14 meses desde su retorno a La Moneda (sede de Gobierno) ha recibido el apoyo de todos los partidos, tanto del oficialismo como de la oposición, si bien algunos han criticado que lo anunciara en un programa televisivo de entrevistas.

publicidad

A juicio del presidente de la oficialista Democracia Cristiana, Jorge Pizarro, “el anuncio fue muy oportuno” y “puede ayudar a generar condiciones para que avancemos seriamente sobre recuperar la confianza y la credibilidad”.

Mientras tanto, la opinión del analista político Claudio Fuentes es que el anuncio es coherente con la coyuntura: “Decir que se va a revisar todo el gabinete es coherente con la percepción de una crisis política significativa que tenemos en el país”.

Desde la oposición, el senador José Manuel Ossandón, del Partido Renovación Nacional, sostuvo que “lo importante es que ella (Bachelet) tenga la capacidad de hacer un cambio de gabinete que nos muestre un importante cambio de ruta”.

Por su parte, el presidente de la multigremial empresarial, la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), señaló que “lo único que uno puede pedir es un gabinete cohesionado, que crea en el crecimiento y que pudiésemos construir juntos una relación de confianza, mejorar el clima de negocios para así mejorar la inversión”.

El desplome en la valoración de Bachelet ha arrastrado consigo el apoyo a las reformas promovidas por su gobierno. El mismo sondeo realizado por el Centro de Estudios Públicos indica que el 65% de los chilenos las califica de “improvisadas”.  Para la mayoría de los encuestados, la delincuencia, la salud y la educación son los problemas sobre los que el Ejecutivo debe poner más atención. 

publicidad

Bachelet, sin embargo, no ha dado muestras de pretender hacer cambios significativos en su programa de Gobierno, en el que comprometió reformas estructurales en los tributos, la educación, las leyes laborales y la propia Constitución. De momento, el llamado de la mandataria es a recomponer la confianza y credibilidad en el modelo democrático.

“Nuestros compatriotas esperan que los dirigentes y empresarios estemos a la altura de los nuevos tiempos y que aportemos a la obra común de construir el país unido, que dialoga, pero por sobre todo que se rige por los más altos estándares éticos y legales”, dijo Bachelet el jueves ante un foro empresarial.

“Estamos convencidos de que la legitimidad y la confianza ciudadana que obtendremos con ello será el mejor ambiente para la democracia y el crecimiento económico al que todos aspiramos”, concluyó la presidenta chilena.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad