publicidad

Bachelet arrasa en primarias opositoras de Chile

Bachelet arrasa en primarias opositoras de Chile

Con el 73.35 % de los votos, la ex mandataria Michelle Bachelet ganó la nominación opositora a las elecciones generales de noviembre en Chile.

Eligen a candidatos de las fuerzas políticas más poderosas

Con el 73.35 % de los votos, la ex mandataria socialista, Michelle Bachelet, ganó el domingo la nominación opositora a las elecciones generales de noviembre en Chile, con el 96.75 % de las mesas escrutadas.

¿Qué opinas del proceso electoral chileno? Participa en nuestros Foros.

Bachelet suma, hasta el momento, un millón 511 mli 115 votos, muy por delante de su exministro de Hacienda, Andrés Velasco, quien ocupa el segundo lugar con 12.79% de los sufragios. 

En el bloque oficialista la elección se mantiene muy estrecha, aunque el candidato de la Unión Demócrata Independiente (UDI) ha ido tomando ventaja sobre Andrés Alllamand, de Renovación Nacional (RN).

Longueira alcanzaba, según esas cifras, un 51.25 %, equivalente a 392 mil 862 votos, mientras Allamand llegaba al 48.74 % (373 mil 568)

Los resultados ratifican también que la participación en la votación del pacto opositor es muy superior a la del bloque oficialista.

El pacto Nueva Mayoría sumaba ya 2 millones 60 mil 111 votos, y el bloque oficialista 766 mli 430 sufragios, para un total de 2 millones 887 mil 969 votos escrutados.

Esta es la primera vez que en Chile se celebran elecciones primarias para escoger a los candidatos presidenciales de los dos principales bloques políticos que competirán en las presidenciales el próximo 17 de noviembre.

publicidad

Los contendientes de Michelle Bachelet se adelantaron a reconocer el triunfo de la exmandataria y llegaron hasta su comando para felicitarla y ponerse a su disposición para la campaña hacia las presidenciales del 17 de noviembre.

En el oficialismo y a pesar de la estrechez de las cifras, Andrés Allamand hizo otro tanto en el comando de Longueira. 

Para la inédita votación, que por primera vez se emplea en Chile para que las dos principales coaliciones eligieran sus candidatos a las presidenciales del 17 de noviembre próximo, estaban habilitadas 13 mil 541 mesas receptoras de votos, de las cuales funcionaron 13 mil 538, según Servicio Electoral (Servel).

La elección arrancó con la instalación de las mesas de voto, que a nivel nacional superan a las 13 mil en ml 371 centros que fueron habilitados y que se encuentran bajo el control de cerca de seis mil efectivos del Ejército, informó la Agencia France Press.

"Las mesas se comenzaron a constituir (instalar) a las 08:00 (12:00 GMT) y tienen que estar constituidas hasta las 10:00", informó Patricio Santa María, consejero del Servel, al canal 13.

Piñeira felicita a Bachelet y Logueira

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, felicitó a la exmandataria Michelle Bachelet y a su exministro de Economía, Pablo Longueira, como ganadores de las primarias presidenciales celebradas este domingo por primera vez en su país, señala la agencia de noticias Efe.

publicidad

En una alocución desde la Moneda, el jefe del Estado chileno felicitó además por la alta participación que tuvo la jornada, en la que votaron cerca de tres millones de personas, más del doble de lo que calculaban previamente los analistas y encuestadoras.

También felicitó a los candidatos perdedores, por su contribución a un proceso que calificó de ejemplar y beneficioso para la democracia chilena.

Bachelet partió como favorita

En estas primarias, la expresidenta Michelle Bachelet parte como favorita para convertirse en la candidata presidencial de la coalición de partidos de centro izquierda, mientras que en la centro derecha oficialista los candidatos Pablo Longueira y Andrés Allamand se disputan la postulación.

Los ganadores de las primarias serán los candidatos de sus respectivas coaliciones partidistas para las elecciones presidenciales del 17 de noviembre.

Para estas elecciones están habilitadas unas 13 millones de personas -de los 16.5 millones de habitantes del país- luego que se instaurara el voto voluntario en 2012.

La participación de votantes en estas primarias es una absoluta incertidumbre. Como precedente, en las elecciones municipales de octubre del año pasado, las primeras que se realizaron en base al voto voluntario, se registró una abstención del 60%, según datos oficiales.

Proceso arrancó con lentitud

En tanto, con un lento comienzo y temperaturas bajo cero en Santiago comenzaron el domingo las inéditas elecciones primarias presidenciales, apunta Efe.

publicidad

El inicio del proceso estaba previsto a las 08:00 hora local (12:00 GMT), pero a esa hora en el Estadio Nacional de Santiago, uno de los centros de votación más grandes de la capital, sólo había una mesa constituida de un total superior a 200.

En ese y otros centros de votación se veían que a muchos de ellos solo había llegado uno de cinco vocales designados, aunque legalmente bastan tres para que funcionen.

Los jefes de las juntas electorales están autorizados a designar de manera discrecional entre los votantes los vocales que hagan falta.

En la primaria de la alianza gobernante compiten Andrés Allamand, del partido Renovación Nacional (RN), y Pablo Longueira, de la Unión Demócrata Independiente (UDI).

En la opositora coalición "Nueva Mayoría" participan la expresidenta Michelle Bachelet, la gran favorita, por los partidos Socialista (PS), Por la Democracia (PPD), Comunista (PC) y otras formaciones menores; Claudio Orrego, por la Democracia Cristiana (DC), el independiente Andrés Velasco y José Antonio Gómez, del partido Radical Socildemócrata ((PRSD).

Este último fue el primero de los candidatos que votó, a las 08:30 hora local (12:30 GMT), en la ciudad de Antofagasta, a 1,360 kilómetros al norte de Santiago.

En todo Chile deben funcionar durante diez horas, hasta las 18:00 (22:00 GMT), un total de 13,541 mesas para atender a un padrón potencial de 13.3 millones de electores, pero todos los análisis apuntan a que ganará la abstención, y un 10 por ciento de participación, según los distintos partidos, dejaría conformes a todos.

publicidad

La primaria es la segunda elección que se rige en Chile con el sistema de inscripción automática y voto voluntario. Su debut, en las municipales de octubre de 2012, significó una abstención cercana al 60 por ciento.

Una cerrada disputa

Efe indica que la disputa entre los dos representantes del pacto derechista Alianza es, según las encuestas y los analistas, mucho más cerrada que la que dirimen los candidatos de Nueva Mayoría, el pacto electoral opositor, donde la exmandataria Michelle Bachelet se perfila como la clara favorita.

Aunque los sondeos preliminares otorgan al candidato de Renovación Nacional, Andrés Allamand, cierta ventaja sobre su rival de la Unión Demócrata Independiente, Pablo Longueira, el resultado final podría variar en función de la participación ciudadana en esta inédita consulta, según señalan los expertos.

Las primarias no auguran sorpresas en las filas de la oposición, donde la histórica Concertación, los comunistas y la izquierda cristiana, agrupados en el pacto Nueva Mayoría, tienen como clara favorita a Bachelet, frente a su exministro de Hacienda, el independiente Andrés, Velasco, el democristiano Claudio Orrego y el radical José Antonio Gómez.

Las primarias presidenciales dejarán a dos representantes (uno de cada una de las grandes coaliciones) en la línea de partida hacia los comicios del próximo 17 de noviembre, pero en la papeleta definitiva no serán los únicos ya dentro de cinco meses y medio los votantes tendrán hasta siete nombres más para elegir.

publicidad

Se trata de candidatos independientes o de pequeños partidos que optaron por competir directamente, haciendo caso omiso a quienes consideran que sus posibilidades de ganar en primera o segunda vuelta son prácticamente.

La iniciativa de someter al escrutinio ciudadano la elección de los aspirantes presidenciales de los dos grandes bloques surgió como una idea de los partidos y el Gobierno para que los chilenos se impliquen directamente a los ciudadanos en la vida política, ante las señales del hartazgo social y el agotamiento del modelo político que ha funcionado desde el fin de la dictadura, en 1990.

Sin embargo, el esfuerzo democratizador no alcanzó para que las fuerzas políticas también dejaran que los ciudadanos eligieran quienes serán los candidatos al Parlamento, una decisión que finalmente han tomado las cúpulas de los partidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad