publicidad
Jean Claude Duvalier dijo que regresó al país con el fin de participar en la reconstrucción de su patria, pero otros ven más bien fines de lucro en su vuelta.

'Baby Doc' dice que el terremoto lo hizo volver a Haití, pero señalan afán de lucro

'Baby Doc' dice que el terremoto lo hizo volver a Haití, pero señalan afán de lucro

El ex dictador Jean Claude Duvalier dijo que regresó al país con el fin de participar en la reconstrucción de su patria, pero hay quienes lo dudan.

Jean Claude Duvalier dijo que regresó al país con el fin de participar e...
Jean Claude Duvalier dijo que regresó al país con el fin de participar en la reconstrucción de su patria, pero otros ven más bien fines de lucro en su vuelta.

¿En busca de su dinero?

PUERTO PRINCIPE - El ex dictador Jean Claude Duvalier dijo el viernes a sus compatriotas que regresó al país, tras 25 años en el exilio, con el fin de participar en la reconstrucción de su patria, y que estaba dispuesto a enfrentar la "persecución" por presuntos crímenes durante su régimen.

Sin embargo, asociaciones de defensa de los derechos humanos y expertos estiman que su regreso es parte de una maniobra que le permitiría recuperar sus activos congelados en Suiza.

"Esa parece ser la explicación más plausible cuando se unen todas las piezas del rompecabezas", dice Reed Brody, asesor de la organización humanitaria Human Rights Watch y ex fiscal en Haití.

Esta hipótesis se funda en una ley suiza que entrará en vigor el 1 de febrero y que debería permitir la restitución al país de unos $5.7 millones depositados por la familia Duvalier en cuentas suizas.

publicidad

Las primeras declaraciones

En sus primeras declaraciones públicas desde el domingo, cuando regresó sorpresivamente a Haití, el derrocado líder apodado "Baby Doc" habló con una voz algo frágil y no aceptó preguntas, delegando la misión de responderlas a tres consultores estadounidenses, incluido el ex legislador y ex candidato presidencial Bob Barr, así como a uno de sus abogados haitianos.

Duvalier aseguró haber buscado que su retorno coincidiera con el primer aniversario del terremoto del 12 de enero del 2010.

"Cuando tomé la decisión de volver a Haití para conmemorar este triste aniversario con ustedes, en nuestro país, yo estaba dispuesto a enfrentar cualquier tipo de persecución", dijo. "Pero creo que el deseo de participar al lado de ustedes, en esta colaboración por la reconstrucción nacional, compensa por mucho cualquier hostigamiento que yo pudiera enfrentar".

Después de que varios restaurantes y hoteles se negaron a que Duvalier hablara en sus instalaciones, el ex dictador habló sentado ante una larga mesa de madera, en una vivienda de huéspedes alquilada en las colinas cercanas a Puerto Príncipe. Hasta ahí, llegó un gran grupo de camarógrafos y reporteros, en su mayoría haitianos.

El ex líder de 59 años, quien gobernó Haití de 1971 a 1986, heredando el poder de su padre, otro dictador temido, regresó el domingo por la noche a esta nación devastada. Casi de inmediato, una corte le abrió una pesquisa por corrupción, malversación, tortura, encarcelamientos arbitrarios, crímenes de lesa humanidad y otros ilícitos.

publicidad

Sus motivos para volver han sido objeto de especulaciones, debate y confusión. Algunos creen que tiene el deseo de desbloquear las cuentas suizas donde está depositado el botín de su régimen. Otros especulan que está gravemente enfermo o que es un mero peón de alguien más _el actual presidente haitiano, Estados Unidos o Francia_, con la misión de distraer la atención en medio de la actual crisis electoral de Haití.

Los temas incómodos

Duvalier no habló de ninguno de esos temas, salvo para decir que él mismo decidió regresar. Su salud no parecía buena. Por momentos arrastraba las palabras o apenas susurraba; al parecer no podía mover bien el cuello, y caminaba con un ligero renqueo.

Buena parte del discurso fue una reminiscencia de su régimen. Habló en francés, la lengua usada por los presidentes hasta después de su derrocamiento. Sólo en algunas ocasiones pronunció palabras en creole haitiano.

Se refirió a su llegada del sábado al "Aeropuerto Internacional Francois Duvalier", que llevó el nombre de su padre hasta el derrocamiento de "Baby Doc". Ahora, ese inmueble se llama Aeropuerto Internacional Touissant Loverture, en honor del líder de la Revolución del siglo XVIII.

Sobre el pasado de Haití, Duvalier expresó simpatía principalmente a sus aliados "muertos, quemados, torturados mediante 'pe lebrun'" (un término que describe un método de ejecución, en que se coloca un neumático alrededor del cuello de una persona y se le pierde fuego). Recordó también a quienes perdieron sus propiedades, como venganza contra su régimen luego del derrocamiento.

publicidad

"Y todo eso fue captado por las cámaras y visto en todo el mundo", añadió.

En cuanto a los torturados, encarcelados, asesinados y exiliados durante su propio régimen, Duvalier ofreció un mensaje velado de solidaridad.

"Mi profunda tristeza hacia mis compatriotas que se consideren, correctamente, víctimas de mi gobierno", dijo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad