publicidad
La tragedia en el penal de Comayagua dejó 361 reos muertos.

Avanza entrega de cadáveres en Comayagua, Honduras

Avanza entrega de cadáveres en Comayagua, Honduras

Un total de 211 cadáveres de las 361 personas que murieron en un incendio en penal de Comayagua, Honduras, el 14 de febrero pasado.

La tragedia en el penal de Comayagua dejó 361 reos muertos.
La tragedia en el penal de Comayagua dejó 361 reos muertos.

Van 211 cuerpos entregados

TEGUCIGALPA - Un total de 211 cadáveres de las 361 personas que murieron en un incendio en la Granja Penal de Comayagua, Honduras, el 14 de febrero pasado, ya fueron entregados a sus familiares, informó  una fuente oficial.

El portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte, dijo a Efe que los médicos forenses han identificado 270 cadáveres de las 361 personas que fallecieron en el incendio.

"Se han identificado 270 cuerpos y se han entregado 211 para que sus familiares los velen y les den cristiana sepultura", indicó Duarte.

Por medidas sanitarias y mayor comodidad para los familiares de las víctimas, el proceso de identificación y entrega de los cuerpos se hace, desde el 24 de febrero, en la Academia Nacional de Policía, al suroeste de Tegucigalpa.

publicidad

Incendio fue accidental 

Expertos de Estados Unidos determinaron que el incendio "fue accidental".

A casi un mes de haberse registrado el incendio en el penal de Comayagua, el dolor e impotencia se acrecientan entre los familiares de las 91 víctimas que aún esperan que su pariente sea identificado y les sea entregado.

Los familiares exigen "justicia" y que se agilice la identificación de los cadáveres, a pesar de que las autoridades hondureñas habían advertido que el proceso sería lento por el estado de calcinación en el que quedaron algunos cuerpos.

De los diez reos quemados que sobrevivieron y fueron ingresados en el Hospital Escuela, siete murieron en ese centro asistencial y uno que se recuperó fue trasladado a la Penitenciaría Nacional, cercana a Tegucigalpa.

Mientras que los otros dos siguen en condición "estable pero crítica", según fuentes médicas.

El 26 de febrero pasado, el Ministerio Público reportó el hallazgo de otro cadáver, entre los escombros del incendio en el penal de Comayagua, con el que la cifra de muertos se elevó a 361.

Médicos forenses de Honduras, Chile, El Salvador, Guatemala, México y Perú trabajaron en el proceso de la autopsia de las 361 personas que fallecieron en el incendio y ahora el trabajo se centra en la identificación de los cadáveres.

Un equipo de expertos españoles en materia forense llegaron a Tegucigalpa hace unos 15 días para colaborar en la identificación de las personas que murieron en el incendio.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad