publicidad

Autoridades de Honduras confirmaron la muerte de un hombre por disturbios

Autoridades de Honduras confirmaron la muerte de un hombre por disturbios

Las aglomeraciones, los conflictos y el caos imperan en las calles de Honduras, tras la llegada de Manuel Zelaya.

La primera víctima

TEGUCIGALPA - La Policía de Honduras informó este miércoles que un hombre que resultó herido la noche del martes en los disturbios que se registraron en Tegucigalpa murió en un hospital de la capital hondureña.

Recibe noticias de Honduras en tu móvil

El portavoz de la Policía, Orlin Cerrato, dijo a los periodistas que se confirmó la muerte de un hombre, que no identificó, pero indicó que las causas están bajo investigación.

Oficialmente se trata de la primera víctima mortal registrada en Honduras después de la llegada sorpresiva a Tegucigalpa, el pasado lunes, del derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, quien el martes por la noche decía tener información, no confirmada, de la existencia de seis muertos.

La misma Policía informó que esa versión de Zelaya era falsa, pero dio cuenta de que anoche hubo disturbios en varias zonas de la capital en los que se había producido un herido de bala.

Asimismo, anunció que en las últimas horas habían sido detenidas unas 113 personas por participar en hechos violentos o por no acatar el toque de queda que imperaba hasta las 10:00 horas locales y que será restablecido a las 17:00 horas.

El martes, al Hospital Escuela de Tegucigalpa acudieron unos 20 lesionados en diferentes hechos violentos, mientras que el miércoles ya superaban la decena, según indicó una fuente de ese centro asistencial.

publicidad

Compras y saqueos

En tanto, miles de hondureños se agolpan ante los supermercados, gasolineras y bancos para abastecerse de alimentos, agua, combustibles y dinero, al comenzar una suspensión de siete horas del toque de queda dictado por el Gobierno de facto de Roberto Micheletti.

En Tegucigalpa, a los principales supermercados y otros comercios similares la gente comenzó a llegar antes de las 10:00 horas locales, cuando se suspendió el toque de queda, que volverá a estar en vigor a las 17:00.

"Voy a comprar combustible para poder ir a comprar comida, si no hay combustible no hay comida", dijo a Efe Mario, un comerciante de 50 años, mientras guardaba su turno en una kilométrica cola ante una estación de servicio en Tegucigalpa.

"Hay mucha terquedad en el Gobierno de Micheletti", agregó, al resumir sus sensaciones, tras alrededor de 42 horas de toque de queda y parálisis en el país.

El Heraldo de Honduras, por su parte, refiere que simpatizantes del presidente depuesto han realizado saqueos en supermercados, bancos e incluso tiendas de electrodomésticos.

¿'Autoabastecimiento'?

Los sucesos, que habrían tenido lugar entre la noche del martes y la madrugada del miércoles, fueron constatados por los hondureños que pudieron salir a abastecerse tras la pausa en el toque de queda de este miércoles.

La “Resistencia del Golpe de Estado”, según el medio, justificó los saqueos, aludiendo que se realizaron para “autoabastecer” a la población ante “la carestía de alimentos”.

publicidad

Sin embargo, de las tiendas tomaron mucho más que alimentos: refrigeradores, televisores plasma, computadoras, lavadoras e incluso dinero de los bancos fue lo que tomaron los saqueadores.

Para Luis Fernando López, arquitecto, "todo está feo" y "la situación está mal" en el país, motivos por los que dijo que trata de hacer acopio de combustible en previsión de más días de toque de queda.

Aseguró que no ha dejado de trabajar desde casa, pero que durante el paréntesis en el toque de queda se reunirá con otros compañeros para actualizarse sobre las labores de los últimos días que, sin embargo, le han servido para algo bueno.

Hondureños encerrados

"Como la chica (la empleada doméstica) no ha venido a la casa estoy aprendiendo a cocinar", dijo.

Otros, como Roberto, de 40 años y terapeuta, no se lo toman con tanto humor y dice que hoy pudo llegar pronto a una gasolinera con poca cola y que aún tiene víveres en casa.

"No sé cuánto durará esto, ni cuánto durarán las reservas", dijo.

En un supermercado de un barrio popular, los consumidores dejaron literalmente vacíos los estantes, en los que solamente se ven productos no indispensables, según constató Efe.

Medios locales de prensa también informan que la situación es similar en las demás ciudades del país, que lleva tres días bajo un riguroso toque de queda tras la llegada por sorpresa del derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, quien desde el lunes permanece en la embajada de Brasil en Tegucigalpa.

publicidad

La movilización de los consumidores en Tegucigalpa se da en un ambiente tenso tras los disturbios registrados la noche del martes en varios sectores de la ciudad, en los que los seguidores de Zelaya destruyeron y saquearon varios supermercados y otros negocios.

Además, el movimiento de resistencia popular a favor de la restitución de Zelaya en la Presidencia convocó este miércoles en Tegucigalpa a sus seguidores a una "marcha pacífica" para exigir "el diálogo" entre el depuesto gobernante y el actual Gobierno, que preside Micheletti.

Supuesto plan de asesinato

Un helicóptero de la Fuerza Aérea Hondureña ha estado sobrevolando la capital, principalmente en el área donde están la embajada de Brasil y la Universidad Pedagógica "Francisco Morazán", de donde tienen previsto salir los manifestantes de la resistencia popular.

Por su parte, el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, denunció que el Gobierno hondureño de facto planeó el martes asaltar la embajada de Brasil, donde se encuentra refugiado, y declarar que se había suicidado, pero, dijo, el plan no se ejecutó por la intermediación de la comunidad internacional.

"Iban a asaltar la embajada (de Brasil) y declarar un suicidio por mi parte, pero José Manuel Zelaya no se está suicidando", afirmó el mandatario de Honduras en una entrevista telefónica con la cadena de televisión argentina TN.

publicidad

'Bombardeos' en embajada

El plan del Gobierno de facto, explicó Zelaya, se paró porque "la comunidad internacional intervino inmediatamente, incluido Estados Unidos y la OEA (Organización de Estados Americanos)".

"Hoy todavía se corre el riesgo de que sea asaltada la embajada y que se planifique que iba a ser anunciado un suicidio de parte mía como para simular que nosotros habíamos decidido morir antes de que entraran aquí", insistió.

Según Zelaya, con él se encuentran en la embajada de Brasil alrededor de cien personas que están soportando "bombardeos con productos químicos y ondas de ultrasonido que provocan malestar a la salud y ponen muy nerviosas a las personas".

'Estado de sitio'

"Han allanado casas vecinas a la embajada", rige "un estado de sitio total" con "miles de prisioneros y personas heridas en los hospitales" en un contexto de "terrible situación de inseguridad", afirmó.

Zelaya dijo que está en contacto "permanente" con el gobernante brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, "y otros presidentes" que asisten a la Asamblea General de la ONU, y expresó su confianza en que prospere la convocatoria al Consejo de Seguridad de la ONU de modo de contribuir a que Honduras "recupere la paz y el diálogo".

"El país está en estado de sitio total, con los aeropuertos cerrados, las carreteras, las empresas y las fábricas cerradas y la gente no puede circular por las calles", agregó.

publicidad

"Los policías están en las calles reprimiendo, no dejan que la gente llegue a la embajada", denunció Zelaya, que advirtió que "el país no volverá a la calma mientras el presidente esté encerrado".

Actos vandálicos

En tanto, la convulsión aumentó en Tegucigalpa con una serie de actos vandálicos, además de los saqueos.

Un puesto policial fue incendiado entre la noche del martes y la madrugada del miércoles, periodo en el que también se registraron saqueos en tres supermercados, cuatro restaurantes, dos bancos y actos de vandalismo en al menos 50 puntos de Tegucigalpa.

Un total de 113 personas fueron detenidas por su vinculación con los hechos. Debido al número de incidentes suscitados simultáneamente, la policía y el ejército tuvieron dificultades para poner orden a pesar de estar vigente el toque de queda. La policía también reportó un hombre herido de bala en una pierna.

Transporte paralizado

El líder de la Resistencia contra el Golpe de Estado, Juan Barahona, declaró a la AP que los incidentes y actos vandálicos y "todo lo que ocurre en nuestro país lo ha causado la represión desatada por (el presidente de facto Roberto) Micheletti en contra de la democracia".

Como consecuencia de los intermitentes toques de queda, el transporte de mercancías hacia Honduras está paralizado por el cierre de sus fronteras.

publicidad

"Solo pasan personas a pie", declaró a los periodistas el director de Migración y Extranjería de El Salvador, Francisco Rubén Alvarado, quien aclaró que las fronteras del país "están abiertas" y "funcionando normalmente".

El funcionario agregó que "ha sido afectado indudablemente el comercio entre ambos países y el comercio en la región, así como también el flujo de personas a través de Centroamérica".

Fuentes de la división de fronteras de la Policía Nacional Civil (PNC) dijeron a Efe que el tránsito de vehículos por los puntos fronterizos del Poy (norte) y el Amatillo (este) está restringido.

"Se nos informaba que únicamente están pasando en algunos casos excepcionales algún tipo de camión con alimento perecedero", detalló Alvarado, sin precisar cuántos vehículos permanecen en las fronteras.

Priva la incertidumbre

Recomendó, además, a "los salvadoreños o las personas que quieran viajar con destino a Honduras que por este momento se abstengan".

Varias empresas de transporte de pasajeros suspendieron este martes los despachos de autobuses desde San Salvador hacia Honduras, ante la situación en ese país, según constató Efe.

El presidente brasileño Lula da Silva al referirse a la situación hondureña en la asamblea de las Naciones Unidas en Nueva York dijo que "a menos que haya voluntad política, veremos más golpes como el que depuso al presidente constitucional de Honduras José Manuel Zelaya... la comunidad internacional demanda que el señor Zelaya retorne inmediatamente a la presidencia de su país".

publicidad

Zelaya fue detenido y expulsado del país por militares el pasado 28 de junio, y horas más tarde el Congreso nombró en su reemplazo a Roberto Micheletti, hasta entonces presidente del Legislativo.

El pasado lunes, el destituido mandatario regresó clandestinamente a Tegucigalpa y está refugiado en la embajada de Brasil.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad