publicidad
.

Aumenta a 360 los reos muertos por incendio en Comayagua

Aumenta a 360 los reos muertos por incendio en Comayagua

La muerte de otro reo eleva a 360 el número de víctimas que dejó el incendio en la cárcel de Comayagua, Honduras.

.
.

Estaba internado

TEGUCIGALPA - La muerte de un reo que estaba hospitalizado en Tegucigalpa elevó a 360 la cifra de víctimas del voraz incendio que hace ocho días arrasó parte de la Granja Penal de Comayagua, en el centro de Honduras.

El recluso Juan Ángel Irías, de 66 años, murió este martes "debido a la severidad de las lesiones que sufrió al momento del incendio", declaró a periodistas el médico Manuel Boquín.

Irías era uno de los 10 presos ingresados el miércoles pasado en el Hospital Escuela a causa de quemaduras, de los cuales seis murieron entre ese día y el domingo pasado mientras que los otros tres están en situación "estable pero crítica", según explicó el galeno.

publicidad

El siniestro en la cárcel hondureña se registró entre la noche del 14 de febrero y la madrugada del día 15, y una de las 360 víctimas era una mujer que visitaba a su marido, de acuerdo a la información oficial.

Incendio accidental 

Las autoridades manejan que la causa del incendio fue accidental, según afirmó este martes el fiscal general del Estado, Luis Rubí, quien reveló datos de un informe preliminar realizado por investigadores del Ministerio Público y expertos de Estados Unidos.

Forenses hondureños, chilenos, salvadoreños, guatemaltecos, mexicanos y peruanos han identificado hasta este martes 70 de los fallecidos, en un proceso que ha sido criticado como muy lento por los familiares, a quienes solo les han entregado 33 cuerpos.

En total, los forenses han realizado 277 autopsias hasta este martes, añadió hoy el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte, en declaraciones a los periodistas.

Centenares de familiares esperan angustiados a pocos metros de la morgue del Ministerio Público la entrega de sus deudos, en un drama que cada día es más desgarrador porque nadie sabe cuándo terminará el proceso. 

El lunes un grupo de familiares trató de rescatar de la morgue los cadáveres de los reos que murieron en el incendio de Comayagua. 

Lento proceso de identificación

El trabajo de identificación de las víctimases lento por lo "complejo" del proceso, lo que ha acrecentado hoy el dolor y la impotencia entre los familiares que exigen que les entreguen pronto a sus deudos.

publicidad

De las 360 personas fallecidas en la prisión, al menos 70 han sido identificadas, y de ellas,33 ya fueron entregadas a sus familiares, informó por su parte a Efe el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte.

En los predios de Medicina Forense el cuadro sigue siendo desgarrador, precisamente una veintena de mujeres al trascender extraoficialmente que los cuerpos serían enterrados en una fosa común burlaron la cerca de alambre levantada en el área y corrieron hasta donde estaban varios de los cuerpos en bolsas blancas.

Miembros de la Policía y el Ejército intervinieron para evitar mayores incidentes, mientras que otra fuente del Ministerio Público dijo a Efe que "un periodista de un canal de televisión indujo a que familiares de las víctimas reaccionaran por algo que no es cierto".

"El Ministerio Público garantiza a todos los familiares que la identificación de los cuerpos se hará hasta el final y que no se está enterrando en fosas comunes a ninguna de las víctimas del incendio de la cárcel de Comayagua", agregó.

En las labores de identificación participan unos 25 forenses, entre nacionales y de otros cinco países: Chile, El Salvador, Guatemala, México y Perú.

"El trabajo de la autopsia y la identificación sigue siendo lento por lo complejo, pero 60 cuerpos habían sido identificados hasta las diez de la mañana de hoy (16.00 GMT)", agregó la fuente del ministerio.

publicidad

Asimismo confirmó que por los canales correspondientes se solicitará, si hiciera falta, la permanencia en el país de los expertos internacionales que están ayudando a los forenses hondureños con las autopsias y la identificación de los cadáveres.

Al respecto, el embajador de Perú en Honduras, Elí Peláez, dijo a Efe que el equipo de cuatro profesionales de su país que llegó el viernes pasado a Tegucigalpa, "se quedará por los días que lo necesite Honduras".

Agregó que en principio se prevé que en diez días hayan concluido su misión, pero que si hiciera falta más tiempo, no habría problema en que se queden y que la gestión ya se está haciendo con las autoridades de Lima, porque se trata de "un apoyo humanitario y de solidaridad de Perú con Honduras".

Los equipos forenses también están tomando muestras de sangre y huellas a familiares de las víctimas del incendio, en el marco de la difícil tarea de identificación de muchos de los fallecidos.

Duarte declaró a periodistas que hasta el domingo se habían tomado 281 muestras de sangre, que servirán para poder identificar a muchos de los cuerpos que presentan alto grado de calcinación.

El Ministerio Público también indicó este lunes, a través de un comunicado, que se han tomado huellas a 214 familiares de las víctimas de la tragedia, registrada entre la noche del martes 14 y la madrugada del miércoles 15 de febrero en la Granja Penal de Comayagua, a unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

publicidad

Seis de esas muertes se produjeron entre el miércoles y el domingo pasados en el Hospital Escuela en Tegucigalpa, donde ingresó una decena de reclusos heridos.

Las causas del incendio aún se desconocen, mientras que un grupo de expertos de Estados Unidos colabora en la investigación a pedido del presidente hondureño, Porfirio Lobo. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad