publicidad

Alcalde opositor de Caracas considera 'década perdida' el gobierno de Chávez

Alcalde opositor de Caracas considera 'década perdida' el gobierno de Chávez

Antonio Ledezma, alcalde de Caracas y líder opositor de Venezuela, criticó los diez años de mandato de Hugo Chávez.

Sin oficinas

CARACAS - Los diez años de gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, han sido "una década pérdida" al convertir "un tiempo de oro en un lodazal", afirmó Antonio Ledezma, alcalde de Caracas y líder opositor.

"Chávez ha tenido una alquimia perversa porque ha convertido las esperanzas en frustraciones", dijo Ledezma, de 53 años, en una entrevista con Efe, unos días antes de que se cumplan los diez años de la primera investidura de Chávez como presidente de Venezuela, el 2 de febrero de 1999.

La entrevista tuvo lugar en la sede provisional de la Alcaldía Mayor de capital, porque el edificio oficial está en manos de "una treintena de hombres armados", según el alcalde, quien denunció hace dias un "ataque" contra la sede.

La situación ha sido calificada de "problema laboral" por el ministro del Interior venezolano, Tarek El Aissami, en alusión a una supuesta protesta de funcionarios por presuntos despedidos.

"Yo voy a seguir trabajando como alcalde, aquí (sede provisional en el centro de Caracas), bajo una mata de mango, o en una plaza pública, lo importante son los votos que me respaldan", dijo Ledezma que ya fue alcalde de la capital venezolana en el periodo 1996-2000, y ha sido nuevamente elegido en los comicios del pasado noviembre.

'Un tiempo extraordinario'

Para Ledezma, la década de Chávez ha coincidido con "un tiempo extraordinario en materia de recursos, con el barril de petróleo a $150, un maná que parecía inagotable, pero que se ha ido por el albañal de la corrupción".

publicidad

Ledezma fue diputado en la década de los 90 por el partido Acción Democrática (AD), uno de los tradicionales partidos venezolanos, y posteriormente fundó el conservador Alianza Bravo Pueblo (ABP).

Según el alcalde de la capital, Chávez tiene el "don de la impostura" ya que "se ha valido de las virtudes de la democracia para imponer sus caprichos, y su proyecto personalista".

"La democracia participativa de la que Chávez se sentía creador devino en un autoritarismo que tiene su máxima expresión en esta obsesión de modificar por su antojo nuestra Carta Magna para establecer la reelección sin límite", agregó Ledezma.

Estímulos al odio

El alcalde reconoció los errores de la oposición durante esta década, como la llamada a la abstención en las legislativas de 2005, que otorgaron el control absoluto de la unicameral Asamblea Nacional (AN) al oficialismo, pero valoró "el coraje" frente al gobierno, que ha sido, según él, "una mezcla de resistencia y constancia".

Asimismo, arremetió contra el "uso indebido de los momentos electorales" por parte del presidente venezolano, "por eso se apresura al referendo del 15 de febrero, es como el que sabe que la barca se le está hundiendo y por eso apresura el viaje".

Ledezma reconoció que la llegada de Hugo Chávez a la Presidencia, hace diez años, fue "un gran estallido de fe, de esperanza".

publicidad

No obstante, añadió: "Aquí hay venezolanos que se odian entre sí (...) ahora lo que se estimula es el odio, el rencor y el primero que le echa leña al fuego es el propio jefe de Estado".

"Si Chávez pierde el referendo, lo que debe pasar es lo que ocurriría en un país normal, seguir gobernando. Chávez se va y más nada, no puede convertirse en un tapón", dijo al referirse al referendo del próximo 15 de febrero sobre la enmienda constitucional.

Vanguardia estudiantil

Esta enmienda, de aprobarse, permitiría a los cargos elegidos por voto popular, entre ellos el presidente, ser candidatos a la reelección las veces que quisieran, sin límite de dos mandatos como contempla ahora la Carta Magna.

Por otro lado, Ledezma celebró el movimiento estudiantil que se ha lanzado a las calles al que calificó de "reconfortante" y que en los últimos tiempos "han sido la vanguardia de la defensa de la democracia".

En sus declaraciones, el alcalde caraqueño relató que conoció a Hugo Chávez cuando era oficial en el Palacio Blanco, sede de la guardia presidencial del país, y que su primer enfrentamiento fue en 1999 cuando el ya presidente electo le recriminó unas obras por concluir en la capital venezolana.

"Me quiso reclamar en un tono subido un proyecto que ya habíamos realizado; fueron sus propios colaboradores quienes le habían engañado", señaló Ledezma.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad