publicidad

AI pedirá al nuevo presidente de EEUU que cierre Guantánamo antes de 100 días

AI pedirá al nuevo presidente de EEUU que cierre Guantánamo antes de 100 días

Amnistía Internacional dará a quien resulte nuevo mandatario estadounidense un plazo de 100 días para cerrar la prisión.

Expondrán propuestas

SANTIAGO DE CHILE - Amnistía Internacional (AI) pedirá al próximo presidente de Estados Unidos, que será elegido hoy, que en los primeros cien días de su gobierno tome medidas concretas para cerrar la prisión estadounidense de Guantánamo (Cuba).

Además, la entidad pedirá al nuevo gobernante que se investiguen los casos de violaciones a los derechos humanos durante el Gobierno de George W. Bush.

"Amnistía Internacional le escribirá al presidente electo con nuestras propuestas claramente expuestas, aunque la responsabilidad es del Gobierno estadounidense", declaró a Efe la secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan.

La activista de los derechos humanos recordó que los dos candidatos, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, han expresado la voluntad de clausurar la base naval de Guantánamo, aunque tras las elecciones de este martes el nuevo presidente deberá aclarar "de un modo muy concreto cómo lo hará".

Khan inició este lunes una visita de seis días a Chile en la que se reunirá con representantes del Gobierno y con sobrevivientes y familiares de las víctimas del régimen del fallecido dictador Augusto Pinochet (1973-1990).

AI exigirá al nuevo Gobierno estadounidense la creación de una comisión de investigación para dilucidar las violaciones de los derechos humanos ocurridas so pretexto de la lucha contra el terrorismo, como las torturas, las cárceles secretas y las detenciones arbitrarias.

publicidad

Piden la verdad

"Es muy importante que se sepa la verdad sobre lo que pasó, por lo que la responsabilidad del nuevo presidente será asegurar que se cree una comisión de investigación para aclarar lo sucedido", subrayó la líder bangladeshí.

Aseguró que AI contactó tiempo atrás con miembros de la administración Bush para proponerle el cierre de Guantánamo mediante pasos concretos, pero éstos hicieron caso omiso a sus planteamientos.

Amnistía Internacional demandaba la liberación de los presos sin proceso judicial alguno y que los detenidos con cargos en su contra fueran juzgados dentro del sistema judicial estadounidense, no en los tribunales militares.

La herencia de Bush

En declaraciones a Efe, Irene Khan denunció el retroceso en el respeto a los derechos humanos por parte de Estados Unidos en los últimos años y se mostró esperanzada en que el nuevo presidente corrija el legado del actual mandatario.

"La herencia de la administración Bush será recordada por el terrible retroceso en los derechos humanos y en el estado de derecho", sentenció la responsable de AI.

A su juicio, escándalos como las cárceles secretas de la CIA o las torturas en la prisión iraquí de Abu Ghraib empañaron esfuerzos loables, como el intento de pacificación en Darfur (Sudán).

Kahn destacó que la nueva administración estadounidense debe ejercer un liderazgo mundial en la lucha por los derechos humanos y para ello deberá demostrar que "se comportará de un modo distinto", que haga posible restaurar la "autoridad moral de Estados Unidos en el mundo".

publicidad

"Por eso sería muy importante corregir los errores cometidos, porque el mundo realmente necesita uno Estados Unidos comprometido con los derechos humanos", concluyó la activista bangladeshí.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad