publicidad

Acuerdo en la OEA para regreso de Cuba, Castro rechaza la reincorporación

Acuerdo en la OEA para regreso de Cuba, Castro rechaza la reincorporación

Los países de la OEA llegaron a un acuerdo para revocar la resolución de 1962 que suspendió a Cuba de la organización.

Esperan anuncio formal

SAN PEDRO SULA, Honduras - Los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) llegaron el miércoles a un acuerdo para revocar la resolución de 1962 que suspendió a Cuba de la organización, con lo cual el gobierno de la Isla podrá regresar si lo estima conveniente.El acuerdo fue logrado en una sesión de la llamada Comisión General de la reunión que se celebra aquí entre los cancilleres de los países que integran el organismo multilateral, dijeron fuentes diplomáticas.

Los informantes, que hablaron bajo condición de anonimato a la espera de un anuncio formal de los cancilleres, dijeron que la resolución anula el decreto que suspendió a Cuba hace 47 años.

Igualmente, establece mecanismos que se activarían en caso de que Cuba exprese su deseo de retornar a la OEA. Cuba ha expresado reiteradamente que no desea volver al grupo.

Sin condiciones

El acuerdo al parecer se logró luego de vencer la resistencia de varios países que no deseaban condicionar el retorno de Cuba a la organización como proponía Estados Unidos.

El texto es aparentemente el mismo sobre el cual los cancilleres de 10 países no pudieron quedar de acuerdo el martes en más de 10 horas de negociaciones debido a la oposición de países como Venezuela y Nicaragua.

La canciller mexicana Patricia Espinosa había dicho el martes por la noche que esa resolución no se basaba en ninguna de las cuatro propuestas que estuvieron en debate, incluyendo una de Washington, sino que fue elaborada por los ministros que conformaron el grupo de trabajo. Al momento de difundirse la versión de un acuerdo, la Asamblea General estaba en receso.

publicidad

El grupo quedó en reunirse el miércoles a primera hora, pero el caso pasó directamente a la Comisión General, que es un órgano que sólo funciona cuando la Asamblea General está en sesiones y se encarga de pulir la agenda para facilitar el trabajo del plenario.

El debate sobre Cuba había virtualmente abarcado toda la atención de la 39na Asamblea General de cancilleres, un acontecimiento anual de la OEA.

Los países cuyos gobiernos simpatizan con el presidente venezolano Hugo Chávez habían frustrado el acuerdo el martes al no aceptar que la resolución contenga palabras como democracia, no intervención y libertad, dijo el subsecretario de Estado estadounidense Thomas A. Shannon.

Las críticas de Fidel

El ex mandatario Fidel Castro, que ha seguido de cerca el tema de la OEA, ha criticado fuertemente la posición de varios países y ha dicho que su país no regresará a la organización.

Junto con su hermano Raúl Castro han reiterado en los últimos meses que Cuba no desea regresar a la OEA, sino que esta "desaparezca".

En efecto, Fidel afirmó en un artículo de "Reflexiones", que es "ingenuo" creer que las "buenas intenciones" del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, justifiquen que siga existiendo la OEA, a la que llama "cómplice" y "Caballo de Troya" del "imperio" norteamericano.

publicidad

"Al resistir las agresiones del imperio más poderoso que haya existido jamás, nuestro pueblo luchó por los demás pueblos hermanos de este continente. La OEA fue cómplice de todos los crímenes cometidos contra Cuba", expresó Castro en su artículo con relación a las presiones impuestas por Washington para que la isla cambie de sistema.

Los representantes de los países del continente se pasaron la mayor parte de su primera sesión el martes discutiendo sobre qué hacer con Cuba, suspendida del organismo en 1962 y que ahora varios miembros quieren reincorporar pese a la negativa estadounidense.

Mucha "rebeldía"

"La batalla es sin duda dura. Muchos países dependen del dedo índice de una mano del Gobierno de Estados Unidos apuntando al Fondo Monetario, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo o cualquier otra dirección para castigar rebeldías. Haberla librado es ya de por sí una proeza", señaló Castro.

"Cuba no es enemiga de la paz, ni reacia al intercambio o la cooperación entre países de diferentes sistemas políticos, pero ha sido y será intransigente en la defensa de sus principios", agregó.

En reiteradas ocasiones el gobierno cubano, en general, y Fidel Castro, en particular, han insistido en que no aceptarán volver a la OEA, acusada de ser un "ministerio de colonias" de Washington.

publicidad

Sin embargo algunos aliados de Cuba, como los presidente Rafael Correa, de Ecuador; Daniel Ortega, de Nicaragua, y el anfitrión hondureño Manuel Zelaya, insistieron en sus discursos ante la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en la necesidad de reparar el "error" y eliminar la exclusión.

Castro de 82 años se alejó del poder en 2006, pero sigue de cerca temas nacionales e internacionales y expresa sus opiniones en sus periódicas "Reflexiones" en la prensa cubana

Disidencia reacciona

Previo a la resolución varios grupos de la disidencia interna cubana criticaron la decisión del Gobierno que preside el general Raúl Castro de no volver a la OEA, aunque se levantara la suspensión de este país adoptada en 1962.

En una "declaración" entregada a la prensa en La Habana, los opositores manifestaron que Cuba "debe volver a integrarse en la comunidad interamericana", que apartó al Gobierno de La Habana "cuando comenzó a derivar ostensiblemente hacia la órbita soviética".

"Si hay algo que el gobierno cubano teme es a que el derecho internacional coloque cada vez más como sujeto de su derecho a la persona en detrimento del poder totalitario del Estado (...). Es la razón por la que la oveja descarriada no quiere volver" a la OEA, según una nota firmada por dirigentes de 14 pequeñas agrupaciones opositoras, entre ellos el moderado Manuel Cuesta Morúa.

publicidad

Temor a 'derecho internacional'

Según el documento, el régimen cubano teme "que el derecho internacional coloque cada vez más como sujeto de su derecho a la persona en detrimento del poder totalitario del Estado. Esa, y no otra, es la razón por la que la oveja descarriada no quiere volver" a la OEA.

Firmaron la declaración, entre otros, Manuel Cuesta Morua, del partido Arco Progresista, y Pedro Fontanar Miranda, del Movimiento Liberal Cubano.

Otros opositores, como Elizardo Sánchez y Oscar Espinosa, consideraron que "no es el momento" del retorno de Cuba a la OEA, porque persiste el "irrespeto" a los derechos humanos, lo cual es también compartido por el exilio anticastrista.

Los opositores han dicho que los Castro se escudan en argumentos propios de la guerra fría para rechazar el retorno a la OEA, que desde ayer celebra su Asamblea General en Honduras con Cuba como tema central.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad