publicidad
.

A cuatro meses del sismo en Haití, algunas cosas mejoran en medio del ca...

A cuatro meses del sismo en Haití, algunas cosas mejoran en medio del caos que se vive

A cuatro meses del sismo en Haití, algunas cosas mejoran en medio del caos que se vive

En medio del caos que sigue reinando en Haití, algunas cosas son mejores ahora que hace cuatro meses, antes del sismo.

A cuatro meses del sismo en Haití, algunas cosas mejoran en medio del ca...

La mejor atención

PUERTO PRINCIPE - El bebé de seis meses, cuya vida corría peligro, fue trasladado a toda prisa al hospital de campo en una ambulancia donada. Su cuerpo temblaba y el menor parecía a punto de entrar en estado de choque.

Antes del terremoto de Haití, el bebé no habría tenido posibilidades de sobrevivir. Su madre de 18 años, sin techo, no habría podido pagar siquiera la cuota de admisión de 60 centavos de dólar en el hospital general de Puerto Príncipe, infestado de ratas.

Sin embargo, cuatro meses después del terremoto que arrasó con Puerto Príncipe, la capital, los voluntarios extranjeros, los medicamentos donados y los hospitales gratuitos están dando a la empobrecida población de Haití la mejor atención médica que hayan tenido disponible en toda su vida.

publicidad

El desafío consiste ahora en hacer que estas mejoras sean permanentes, antes de que el mundo deje de prestar atención al país caribeño y de que se agoten los dólares.

En hospitales ruinosos y campamentos convertidos en clínicas, los grupos asistenciales trabajan afanosamente para atender a los pacientes, pese a las fallas en los generadores de electricidad y a la falta de materiales, mientras buscan construir las instituciones, que quedaron en ruinas.

"Esto podría despeñarse en 18 meses si el dinero no llega a los lugares correctos", advirtió Louise Ivers, de la organización Socios en Salud, con sede en Boston.

Mientras los trabajadores asistenciales extranjeros y sus aliados haitianos se esfuerzan, se han topado con la resistencia de los médicos privados, quienes se han quedado sin clientela ante la disponibilidad de atención médica gratuita.

Otro obstáculo está en los funcionarios corruptos que buscarían apoderarse de parte de los miles de millones de dólares llegados en ayuda del extranjero.

Asistencia internacional

El tratamiento del pequeño Dorveus Bejean, realizado la semana pasada, se conoció en un recorrido del sistema de salud posterior al sismo en Haití.

Bejean lloraba de dolor y sangraba. Su madre lo llevó con el grupo asistencial Médicos sin Fronteras. Los doctores no pudieron diagnosticar el problema y recomendaron que la mujer volviera a su carpa y estuviera atenta a los síntomas del niño.

publicidad

Instinto de madre

Sin embargo, Rebecca Bejean sintió que algo andaba muy mal y requería atención de emergencia. Así que llevó a su hijo a toda prisa al hospital general de la capital, donde Socios en Salud y el organismo International Medical Corps, con sede en Santa Mónica, California, han instalado carpas para pediatría y la primera unidad de terapia intensiva de la clínica.

Hace cuatro meses, Bejean no hubiera podido obtener las píldoras, jeringas y guantes de látex que se necesitaban. Mucho menos hubiera podido pagar los costos de una cirugía o los honorarios de un doctor. Hoy, todo eso es gratis.

Los médicos extranjeros se percataron de que Dorveus necesitaba una cirugía que no podían practicar de inmediato. Así, lo enviaron en una ambulancia al aeropuerto, donde el proyecto Medishare de la Universidad de Miami opera en un conjunto de carpas que abarcan una superficie de 460 metros cuadrados (5.000 pies cuadrados).

El jefe de atención médica se dio cuenta de que no había tiempo que perder, pues una infección viral causaba un problema en el sistema digestivo del niño.

"Sus intestinos estaban volteados de revés", dijo el doctor Vince Boyd. El menor fue llevado al quirófano, en grave riesgo de muerte.

Inconformes con la ayuda

Sin embargo, no todos están contentos con la ayuda extranjera.

El radiólogo Reynold Savain tenía un moderno hospital privado en Puerto Príncipe, con 21 camas, máquinas digitalizadas de rayos X y uno de los únicos dos "escáneres" de tomografía computarizada que había en Haití.

publicidad

Cuando sobrevino el movimiento telúrico, Savain abrió su hospital para que los médicos atendieran ahí a 12,600 pacientes. Se realizaron miles de cirugías en las instalaciones.

Sin embargo, el gobierno de Haití, carente de liquidez, nunca reembolsó a la clínica. Los pacientes dejaron de llegar y ahora Savain no puede reparar los daños causados por el terremoto. Ha decidido vender el hospital.

"Todas estas personas están dando atención gratuita. Ellos tienen ayuda de sus países", dijo Savain. "Un día van a marcharse de este país y vamos a tener graves problemas".

Fondo para la Reconstrucción

Los trabajadores asistenciales saben que sin inversiones en el sistema local de salud, sus esfuerzos serán en vano. Varias agencias trabajan en proyectos para mejorar el hospital general de la capital, que tiene casi tres millones de habitantes. Tres cuartas partes de los edificios de la clínica quedaron dañadas o destruidas, incluida la escuela de enfermería, donde murieron cientos de personas.

Persisten las tribulaciones financieras. Los médicos residentes, que estaban en huelga tras no recibir sueldo desde octubre, no volvieron al trabajo sino hasta la semana anterior.

 El gobierno de Brasil se convirtió el martes en el primer donante del Fondo para la Reconstrucción de Haití, con un aporte de $55 millones.

"El terremoto generó una ola de solidaridad mundial. El desafío ahora es transformar esa ayuda internacional en proyectos de reconstrucción efectivos y oportunos alineados con las prioridades establecidas por los propios haitianos", dijo el secretario general de la cancillería brasileña Antonio de Aguiar Patriota durante la ceremonia celebrada en la sede del Banco Mundial.

publicidad

Presencia activa

Patriota precisó que este aporte está conformado por $15 millones destinados directamente al presupuesto del gobierno haitiano, y los $40 millones restantes representan la participación total brasileña de los $100 millones que Unasur prometió para Haití en febrero, durante su cumbre en Playa del Carmen, México.

Brasil ha tenido una presencia activa en Haití, con un aporte de soldados a los 10,500 efectivos que conforman la misión de Naciones Unidas.

El presidente del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, no quiso precisar durante una conferencia de prensa cuál es la meta de recaudación del fondo ni para cuándo.

Sin embargo, Zoellick dijo "no tener dudas de recaudar cientos de millones de dólares" de países que han manifestado interés en donar.

Durante la conferencia de donantes celebrada en marzo en Nueva York, varios países como Canadá, Estonia, Noruega, Suecia y Estados Unidos expresaron tal deseo.

El gobierno haitiano y varios donantes crearon el fondo, destinado a recibir y administrar los recursos necesarios tras el terremoto que sacudió la isla caribeña el 12 de enero, que según el gobierno haitiano causó entre 230,000 y 300,000 muertes.

El fondo se gobierna a través de un Comité Directivo que incluye a donantes y a entidades asociadas como el Banco Interamericano de Desarrollo, Naciones Unidas y el Banco Mundial.

publicidad

Huérfanos van a EU

El gobierno estadounidense autorizó la entrada de 1,089 huérfanos haitianos desde el sismo del 12 de enero y aceptó casi 44,000 peticiones de refugio temporal, informó este martes el director del Servicio de inmigración y ciudadanía (USCIS por sus siglas en inglés), Alejandro Mayorkas.

La agencia "ha entregado autorizaciones de viaje a 1,089 huérfanos" que podían acogerse al asilo provisional y urgente, declaró en una audiencia ante el Senado Mayorkas.

Otros 350 casos siguen pendientes de decisión, añadió el director de la USCIS.

La decisión de conceder ese asilo por razones excepcionales, que en principio acelera el proceso de adopción de los niños, fue tomada el 18 de enero.

El TPS

Adicionalmente, Estados Unidos anunció que otorgaría el denominado Estatuto de Protección Temporal (TPS) para los haitianos que estaban presentes en ese país hasta la fecha del sismo.

La agencia ha recibido unas 49,200 demandas de TPS, de las cuales aprobó unas 43,600, detalló Mayorkas.

En el último año Estados Unidos ha admitido casi 75,000 refugiados, el mayor número desde hace una década, añadió el responsable.

Hace cuatro meses, un sismo azotó el país más pobre de América Latina, dejando a entre 250,000 y 300,000 personas muertas, miles de damnificados y a un Haití mucho más pobre de lo que ya era.

publicidad

Alrededor del mundo, las muestras de solidaridad no han parado, pero la ayuda no será suficiente hasta que se logre por completo la reconstrucción del país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad