publicidad

Washington abandona su proyecto actual de escudo antimisiles en Europa

Washington abandona su proyecto actual de escudo antimisiles en Europa

Estados Unidos decidió abandonar su proyecto actual de escudo antimisiles en Europa tras reevaluar la amenaza de Irán.

Tema espinoso

WASHINGTON, DC - Estados Unidos decidió abandonar su proyecto actual de escudo antimisiles en Europa tras haber revisado a la baja la amenaza iraní, indicaron este jueves fuentes coincidentes.La Casa Blanca anunció este jueves "un importante ajuste y una mejoría del sistema de defensa antimisiles europeo" que preveía el desplieque para 2013 de un radar en República Checa y de interceptores de misiles balísticos de largo alcance en Polonia, dijo a la AFP el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell.

"El proyecto anterior se basaba en la estimación según la cual Irán estaba decidido a desarrollar un programa de misiles de largo alcance", pero "según la última información de inteligencia, están mucho más concentrados en el desarrollo de capacidades de corto y mediano alcance", agregó.

Según un alto funcionario de defensa de Estados Unidos, el sistema norteamericano "ahora se aleja del concepto de un gran escudo antimisiles, de un gran radar" y va a ser "más versátil".

Esta fuente precisó que las modificaciones previstas "no significan que estos países (República Checa y Polonia) no van a participar" en el nuevo proyecto.

El primer ministro checo Jan Fischer declaró el jueves a la prensa que el presidente  Barack Obama lo había llamado para anunciarle que Washington renunciaba a su proyecto de escudo antimisiles.

publicidad

"La República Checa tomó nota de esta decisión", agregó Fischer.

Responsables estadounidenses prevén informar este jueves a los países de la OTAN sobre la decisión tomada por Washington, dijo a la AFP un diplomático de la alianza.

Una delegación de Estados Unidos ya se entrevistó con responsables polacos sobre este asunto.

El Pentágono se defendió de ceder a las exigencias de Moscú, que se mostró siempre opuesta al proyecto de defensa antimisiles en Europa. Los nuevos planes de la Casa Blanca "no tienen nada que ver con Rusia", dijo Morrell.

Rusia negó el jueves cualquier tipo de acuerdo secreto con Estados Unidos a cambio de que Washington modifique su posición sobre el escudo antimisiles en Europa Central, dijo un portavoz de la cancillería rusa.

"Algunos medios aseguran que hay un supuesto acuerdo sobre el escudo antimisiles", afirmó Andrei Nesterenko a la prensa.

Algunos medios informaron en el curso de este año que Obama había afirmado a las autoridades rusas que el sistema defensivo de misiles sería innecesario si Moscú convencía a Irán a no dotarse de misiles de largo alcance y armas nucleares.

En 2008, Varsovia y Washington firmaron un acuerdo para el despliegue en Polonia hasta 2013 de diez interceptores de misiles balísticos de largo alcance, a lo que se agregaba un potente radar en la República Checa.

publicidad

Tras llegar a la presidencia, Obama ordenó que se volviera a evaluar el proyecto de su predecesor, George W. Bush, destinado según Washington a contrarrestar las amenazas procedentes de países como Irán, mientras que Rusia lo consideraba como atentatorio a su propia seguridad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad