publicidad

Votantes le bajaron el pulgar a las bodas entre homosexuales en Maine

Votantes le bajaron el pulgar a las bodas entre homosexuales en Maine

Los electores rechazaron una ley que habilitaba el matrimonio homosexual, pese a que dicho estado es considerado 'progresista'.

El 'no' prevalece

WASHINGTON, DC - Los electores del estado de Maine rechazaron un proyecto de ley que habilitaba el matrimonio homosexual, confirmando una tendencia en Estados Unidos: los legisladores están más dispuestos que la opinión popular a aceptar la unión de personas del mismo sexo.Maine, considerado progresista en temas sociales, era uno de los pocos estados que ofrecía a los gays y lesbianas la posibilidad de unirse civilmente.

Pero según el conteo del 87% de los distritos, el 53% de los electores rechazó -contra 47% a favor- la ley que preveía el establecimiento de esta unión, aprobada en mayo.

Con este voto, se alarga la lista de los estados en los que el voto popular deshace lo que los jueces o los legisladores intentan establecer.

El "no" de los electores al matrimonio homosexual prevaleció recientemente en 31 estados, incluido Maine.

Hace un año, los californianos anularon una decisión de la Corte Suprema del estado a favor de la unión homosexual, cambiándola por el reconocimiento exclusivo del matrimonio entre personas de sexos diferentes.

Hasta ahora, ningún referéndum organizado sobre este tema en Estados Unidos obtuvo un "sí", y sólo cinco estados han reconocido el matrimonio homosexual, en la mayoría de los casos por decisión judicial.

Estos estados son Connecticut, Massachusetts, Vermont y New Hampshire (todos en el noreste) y Iowa, en el centro del país.

publicidad

Numerosos estados entre los que se cuenta NewYork, New Jersey y la capital federal, Washington, preparan actualmente legislaciones similares.

"¡El instituto del matrimonio ha sido salvaguardado!" se congratuló Frank Schubert, el director de campaña de la organización movilizada contra el casamiento gay, Stand For Marriage, al conocer los resultados de Maine.

"¡Victoria!", exclamó en su sitio internet la National Organization for Marriage, que participó en campañas financieras contra la legalización del casamiento gay.

'Decepción'

Los partidarios de la unión homosexual, por su parte, asumieron su fracaso con "una profunda decepción", como The National Gay and Lesbian Task Force. A su vez, Joe Solmonese, de Human Rights Campaign confesó a la AFP que había sufrido "una decepción grande y amarga".

"Es una lucha de largo aliento", advirtió por su parte Jesse Connolly, uno de los dirigentes de la campaña en Maine por el casamiento homosexual.

"Este año ha probado que era demasiado temprano para someter el casamiento gay al veredicto de las urnas, al menos en muchos lugres del país.

Maine se convierte en el 31° estado norteamericano consecutivo que pierde una votación en ese sentido. ¿Eso querrá decir que los espíritus aún no están listos?", indagó.

publicidad

En el otro extremo del país, los electores del estado de Washington, en el noroeste, aprobaron por una ajustada mayoría (51%) el otorgamiento de ciertos derechos a las parejas homosexuales, permitiendo, por ejemplo, que uno de los dos se tome libre en el trabajo los días en que el otro está enfermo.

La iniciativa había sido prudentemente bautizada "Todo excepto el casamiento" y fue saludada como una victoria por los partidarios de los derechos de los homosexuales.

"Para los gays, las lesbianas y sus familias, esta importante etapa nos acerca a un tratamiento equitativo ante la ley", afirmó Anne Levinson, presidente de la asociación Washington Families Standing Together, citada pro el diario Seattle Times.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad