publicidad
Los votantes latinos en Carolina del Norte son pocos pero decisivos al momento de contar los sufragios.

Votantes latinos decidirían escaño de Carolina del Norte en el Senado federal

Votantes latinos decidirían escaño de Carolina del Norte en el Senado federal

Los hispanos tienen un papel decisivo en la ajustada contienda electoral y sus votos serán la clave.

Los votantes latinos en Carolina del Norte son pocos pero decisivos al m...
Los votantes latinos en Carolina del Norte son pocos pero decisivos al momento de contar los sufragios.

Los latinos de Carolina del Norte tienen un papel decisivo en la ajustada contienda electoral que mantienen en Carolina del Norte el republicano Thom Tillis y la senadora Kay Hagan, que aspira a mantener su escaño en el Senado federal, el cual resulta necesario para los demócratas si quieren mantener su mayoría en esta Cámara.

Armando Bellmas, portavoz de la Coalición Latinoamericana (LAC), la organización hispana más importante del estado, dijo a Efe que los latinos votantes tienen otra vez una "oportunidad única" en estas elecciones de demostrar su creciente poder político.

"No podemos negar que existe una apatía entre los votantes de la comunidad en estas elecciones, las campañas de inscripción de nuevos electores no han dejado los resultados que esperábamos, y sabemos que tenemos los números, lo que falta es demostrarlo", acotó Bellmas.

publicidad

Un análisis publicado por el periódico The Charlotte Observer resalta que aunque los votantes latinos solo representan el 2 por ciento de los 7 millones de electores del estado, en contiendas tan cerradas como la de Hagan y Tillis, "inclusive un número pequeño de votos podría marcar la diferencia de quien se va a Washington".

Varias encuestas revelan que Hagan le lleva una ventaja de 2 por ciento de intención de voto, ya que aglutina el 50 por ciento contra un 48 por ciento a favor Tillis, con un margen de error del 2 por ciento.

Según cifras de la Junta de Elecciones de Carolina del Norte, un total de 125,186 latinos se han registrado hasta el momento para participar en los venideros comicios electorales, pero se desconoce el porcentaje final que saldrá el próximo 4 de noviembre para decidir al próximo senador del estado.

En la elección en 2008, el presidente Barack Obama ganó los 15 votos electorales de Carolina del Norte con apenas una diferencia a favor de 14,770 votos, una hazaña que ninguno otro candidato presidencial demócrata había logrado desde Jimmy Carter en 1976.

Ese año, al menos 26,000 hispanos de Carolina del Norte sufragaron, en una gran mayoría a favor de los demócratas, y según un análisis posterior del Centro de Política de Inmigración (IPC), el voto latino fue "imprescindible" para que Obama se resulte ganador en este estado.

No obstante, en los comicios de este año los latinos en Carolina del Norte no saben por quién decidirse, ya que la senadora Hagan se ha mostrado a favor de incrementar la seguridad fronteriza, votó en contra de la aprobación en el Senado federal del Acta de los Sueños (Dream Act) en 2010, y no apoya la decisión de presidente de ofrecer un alivio migratorio temporal a los indocumentados.

Por su parte, el actual presidente de la Cámara de Representantes de Carolina del Norte, Tillis, se opone a la legalización de los indocumentados y aboga por otorgar mayor seguridad en la frontera.

Carolina del Norte es uno de cinco estados donde el número de votantes latinos supera la diferencia entre los dos principales candidatos al Senado en encuestas recientes, de acuerdo con un análisis de Latino Decisions.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad