publicidad

Usan de mulas a indocumentados

Usan de mulas a indocumentados

Carolina del Sur se ha convertido en uno de los mayores centros de distribución de drogas traídas desde México.

Centro de distribución

CHARLOTTE - El estado de Carolina del Sur se ha convertido en uno de los mayores centros de distribución de drogas traídas al país por inmigrantes indocumentados de México, según la Administración Federal para el Control de Drogas (DEA, siglas en inglés).

La información está recogida en el sitio de internet de la DEA relacionado con Carolina del Sur y se ha completado con una extensa investigación durante un año el principal diario del estado, The State.

La serie de artículos describe el transporte de los narcóticos desde la frontera con México hasta Carolina del Sur, y los casos principales en los que se ha decomisado drogas y arrestado a extranjeros de nacionalidad mexicana.

"El estado de Carolina del Sur ya no es de consumo sino de transporte de estupefacientes ilegales, con conexiones estrechas a canales mayores de distribución de Nueva York, Florida, California y la frontera de Texas con México", afirma la DEA.

Los carteles de la droga mexicana transportan cocaína por las autopistas de Carolina del Sur, cultivan marihuana en zonas rurales y reciben los cargamentos de la planta en algunas tiendas hispanas, señala la investigación.

Inclusive suplen de los componentes principales para preparar la metanfetamina, la "nueva droga", a los laboratorios clandestinos que operan en el estado.

Consumo en aumento

publicidad

Henry McMaster, fiscal general del estado, reconoció que la mayoría de los ingredientes para preparar la "meta", como comúnmente se le conoce, son traídos de México en vez de obtenerse localmente.

"La metanfetamina se ha convertido en el mayor problema que hemos enfrentado los últimos años. Su consumo va en aumento y en grandes proporciones", destacó el fiscal en un comunicado oficial.

"Si investigamos de donde proviene la cocaína, marihuana, heroína o metanfetamina que llega al estado, encontraremos que viene de México", afirmo por su parte al diario John Ozaluk, director de la DEA en Columbia, la capital del estado.

Atractivo para traficantes

El aumento de la población de indocumentados en Carolina del Sur se ha convertido en un gran atractivo para los traficantes.

Los "señores de la droga" obligan a los inmigrantes a transportar, a manera de "mulas", las sustancias prohibidas a cambio de la oportunidad de llegar a los Estados Unidos.

El aumento del número de arrestos de indocumentados por casos de narcóticos inclusive ha impactado al sistema judicial.

Desde el 2000, 684 acusados por drogas han requerido los servicios de intérpretes, en comparación con 47 casos presentados entre 1985 y 2000.

684 acusados en 7 años

Uno de estos casos pendientes en la corte federal involucra a 24 hispanos, acusados de traficar heroína de México a Carolina del Sur, el mayor de ese tipo que se ha presentado en el estado.

publicidad

En 2006, siete hispanos fueron acusados de operar una red de cocaína en los condados Jasper y Beaufort, otros cinco por transporte de cocaína de Atlanta a Greenville, y tres por vender metanfetamina y marihuana.

Actualmente 61 traficantes de drogas mexicanos están cumpliendo sus condenas en las cárceles federales, comparado con 21 de otros países latinoamericanos como Guatemala, Panamá, Colombia, Cuba y Honduras.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad