publicidad

Universidad fronteriza quiere

Universidad fronteriza quiere

La Universidad de Texas en El Paso, cuyos estudiantes son el 75% hispanos, tiene serias ambiciones académicas.

"Dos países al mismo tiempo"

EL PASO, Texas - La Universidad de Texas en El Paso (UTEP), cuyos estudiantes son el 75 por ciento hispanos, pretende lograr que cada una de las carreras que ofrece sean impartida tanto en inglés como en español.La institución busca además, a través de intercambio con centros educativos mexicanos, tener un impacto positivo en las comunidades urbanas y rurales de ese país, de donde procede el 10 por ciento de su estudiantado.

"Tenemos la capacidad de estar en dos países al mismo tiempo", dijo en entrevista con Efe la presidenta de UTEP, Diana Natalicio, refiriéndose a la ubicación de sus instalaciones y la importancia de impulsar la educación en los dos idiomas que se hablan en la frontera EU-México.

"Ser capaz de desarrollarse profesionalmente en los dos idiomas, ofrecerá a los graduados de nuestra universidad una gran ventaja sobre aquellos que únicamente puedan trabajar en uno solo", explicó Natalicio, quien mencionó que la facultad de lenguas y lingüística trabaja actualmente en esa dirección.

Según la presidenta, UTEP es una de las pocas instituciones en el país que hace énfasis la educación bilingüe de sus 20,000 alumnos, y actualmente ofrece carreras en inglés y español como Periodismo y Creación Literaria.

"Pero queremos extender la especialización en dos idiomas a enfermería, ingeniería y otras carreras que requieran de esa habilidad para desarrollarse en el campo de trabajo fronterizo", expuso.

publicidad

La ubicación del centro de estudios, en plena frontera y desde cuyos edificios se avistan los barrios más necesitados de Ciudad Juárez, en México, ha determinado la filosofía con que se elaboran los esquemas de estudio y el desarrollo de programas destinados a ayudar al país vecino.

"Somos una sola comunidad, separada únicamente por divisiones políticas", manifestó Natalicio, para quien participar en la educación del sector mexicano, beneficia a EU.

En 1985, la aprobación de una ley estatal promovida por UTEP, ofreció a los jóvenes mexicanos la posibilidad de cruzar diariamente la frontera para estudiar en la institución pagando las mismas cuotas que los residentes de Texas.

Estudiantes mexicanos

La universidad cuenta con aproximadamente 2,000 estudiantes mexicanos, en su mayoría provenientes de ciudades chihuahuenses como Parral, Casas Grandes y Juárez y en menor número de Guanajuato, Guadalajara, y Distrito Federal, entre otras.

UTEP tiene además convenios con las Universidades Autónomas de Chihuahua y Ciudad Juárez, que envían a sus alumnos de magisterio a cursar maestrías y doctorados en educación a El Paso y que se comprometen a su regreso compartir sus conocimientos con otros maestros de áreas urbanas y rurales del estado mexicano.

"Estos profesionales de la educación regresan a México con una visión más amplia de la vida y con la capacidad de abordar una situación desde diferentes ángulos", destacó Natalicio, quien es doctora en letras, además de tener estudios en Brasil y un doctorado en la Universidad de Texas en Austin.

publicidad

Adicionalmente, UTEP cuenta con un programa destinado a hijos de trabajadores migrantes del campo -mayormente mexicanos- a través del cual se proporcionan espacios de estudio y estadía para que los jóvenes puedan permanecer en la ciudad, mientras sus padres viajan a las cosechas en otros estados.

Natalicio dice que la dinámica de sus profesores y alumnos que visitan México para ofrecer charlas o realizar trabajos de campo es una ventaja sobre otras universidades del interior del país.

Sin embargo, la violencia que se vive en Juárez, ha revertido en gran medida esa dinámica, y la Universidad ha exhortado a sus estudiantes dar aviso a los directores de las facultades antes de salir en viajes de estudio hacia la localidad mexicana y a estar atentos a las advertencias del Departamento de Estado. "Hemos disminuido el intercambio y eso nos tiene desilusionados y entristecidos", aseveró la presidenta, quien espera que se trate de algo temporal, y que en cualquier momento "reiniciemos esa dinámica binacional que hemos impulsado siempre".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad