publicidad

Una poderosa tormenta invernal deja cinco muertos en California

Una poderosa tormenta invernal deja cinco muertos en California

Una tormenta invernal “enfrió” los festejos por Año Nuevo y el tradicional Desfile de las Rosas en el estado.

Intenso frío deja al menos 5 muertos /Univision

El occidente de California recibió el Año Nuevo azotado por una poderosa tormenta invernal que dejó al menos cinco muertos y obligó a los residentes de algunas ciudades, generalmente bañadas por el sol, a sacar los abrigos. Pese a las bajas temperaturas, miles de personas salieron a las calles de Pasadena para celebrar el tradicional Desfile de las Rosas.

El saldo mortal inició el martes con los primeros embates de un frente frío llegado desde Canadá. Fuertes ráfagas derribaron árboles en el norte de California matando a dos personas en la ciudad de Paradise. El miércoles en la madrugada, otra persona falleció al caerle un árbol en Redding.

publicidad

Las otras dos víctimas de la tormenta perecieron el martes en la isla de Santa Catalina frente a la costa sur de California cuando los fuertes vientos, de hasta 40 millas por hora, rompieron las amarras del barco en el que se hallaban, dejando, además, una persona desaparecida.

El Jefe de Bomberos del Condado de Los Ángeles, Daryl Osby, afirmó que uno de los muertos en la isla de Santa Catalina es un oficial de la patrulla del puerto y el otro es un ciudadano aún no identificado.  

Intenso frio se apodera del sur de California /Univision

Más de 180 automovilistas fueron rescatados después de quedar atrapados por la nieve en las carreteras de las nevadas montañas al noreste de Los Ángeles.

El Desfile de las Rosas

Personas que planeaban celebrar en Las Vegas o ver el Desfile de las Rosas en Pasadena, se prepararon para enfrentar temperaturas cercanas al punto de congelación.

En Pasadena, cuatro personas resultaron heridas en el sector de Rose Bowl debido a ráfagas que arrastraron varias tiendas de campaña instaladas allí por quienes se preparaban a esperar el Año Nuevo y el tradicional Desfile de las Rosas.

El diario Los Angeles Times reportó que este jueves, pese a las bajas temperaturas, miles de personas salieron a primera hora de la mañana a las calles de Pasadena para presenciar el Desfile de las Rosas que este año cumple 126 años.

publicidad

Acurrucado con mantas y bebiendo chocolate caliente, los asistentes enfrentaban en las calles de Pasadena el que según los meteorólogos podría ser el desfile más frío en 50 años.

Dan Smith, de 52 años, y Alla Lazareva, de 43, esperaban el desfile a las 6:00 de la mañana de este jueves compartiendo un capuchino y dos rebanadas de pan tostado caliente. La pareja de Sarasota, Florida, viajó a California para ver a su hijo marchar con la bandera de la Universidad Estatal de Florida.

Lazareva bromeó diciendo que Pasadena era tan frío como su natal San Petersburgo, no en Florida, en Rusia, dijo la mujer.

Varios muertos y severos daños en California por severos vientos y nieves /Univision

Jennifer Lamarche es otra de las asistentes al desfile que llegó desde la 1:00 de la madrugada tras conducir a Pasadena desde Oakland con tres amigos. Lamarche, quien vestía dos pantalones, dos calcetines y se cubría con una manta, confesó que generalmente observa el desfile por televisión pero este año quiso verlo en vivo.

Advierten sobre los peligros en las carreteras

La súbita tormenta invernal en California volvió peligroso el tránsito en las carreteras y cubrió de nieve no solo el sur de ese usualmente soleado estado, sino también porciones de Arizona y Nuevo México.

El sistema de mal tiempo que se desencadenó en el sur del país también generó riesgos para el tránsito en sectores de Texas y Oklahoma.

publicidad

Aaron Adams, administrador municipal de la localidad de Temecula, California, dijo que nunca había visto tanta nieve en las dos décadas que lleva viviendo en la ciudad, mientras sus hijas, de 12 y 14 años, se deslizaban sobre la blanca superficie frente a su casa en bodyboards.

"Nuestro viejo pueblo se ve como un centro de esquí", describió. El frío panorama con el que California recibió el 2015 contrasta de manera dramática con el escenario vivido hace apenas tres meses, cuando varios incendios forestales de gran magnitud obligaron a la evacuación de numerosos residentes de zonas cercanas a Sacramento y Lake Bass, en medio de una intensa sequía.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad