publicidad

Una mujer con cáncer terminal aplaza su decisión de tener una "muerte digna"

Una mujer con cáncer terminal aplaza su decisión de tener una "muerte digna"

Brittany Maynard, enferma de cáncer cerebral, difundió un video en el que deja abierta la posibilidad de no terminar con su vida el 1 de noviembre.

La última entrevista Brittany Maynard antes de fallecer /Univision

Para Brittany Maynard no ha llegado el final: esta mujer de 29 años, enferma de cáncer cerebral terminal, había planeado acabar con su vida el primero de noviembre. Lo haría escuchando música y acompañada de su familia. Hoy, aunque su decisión no ha cambiado, confiesa que su fecha se ha postergado.

"Aún me siento lo suficientemente bien como para seguir disfrutando y riendo con mi familia y amigos, no parece ser el momento para hacerlo", dice en un emotivo video, recientemente difundido.

Brittany padece de un agresivo cáncer cerebral que se encuentra en fase terminal. Ante el dolor físico, su sufrimiento y el de su propia familia, tomó la decisión de quitarse la vida mediante el programa de muerte asistida. Aunque ahora está pasando por un momento en el que la enfermedad le permite tomarlo paso a paso, sabe y acepta que en algún día tendrá que llevar a cabo su plan.

"El día llegará, me siento cada vez más enferma. Si llega el 2 de noviembre y ya no estoy, espero que mi familia esté orgullosa de las decisiones que he tomado", dice, envuelta en lágrimas, en este nuevo video, que dura alrededor de seis minutos.

Las imágenes han sido difundidas por la organización sin fines de lucro: Compassion & Choices, que aboga por la llamada "Muerte digna".

Para Brittany las cosas no han sido fácil las últimas semanas: en abril los médicos le dieron seis meses de vida.

publicidad

Su historia se extendió rápidamente en las redes sociales después de que hiciera públicos sus planes: está dispuesta a tomar un medicamento para terminar con su sufrimiento. Ella se había puesto la fecha del primero de noviembre pero este nuevo video parece retrasar su último suspiro.

"Si el 2 de noviembre aún continúo con vida, sé que seguiremos hacia adelante como una familia y que la decisión vendrá más adelante", aclara.

Brittany y su familia se mudaron hace algunos meses a Oregon desde California. La razón es que el estado es uno de los cinco que permite la llamada "Muerte digna". Esta medida apuesta a que los pacientes con enfermedades terminales tengan el derecho de elegir el día de su muerte mediante la ingestión de pastillas recetadas por su médico.

Esta manera de pensar y sobre todo de decidir sobre su camino, le ha generado a Brittany no sólo mensajes de aliento sino también algunas críticas de los opositores a la muerte asistida.

"Cuando las personas me critican por no esperar más, o, ya sabes, lo que sea que deciden que es mejor para mí, duele. Porque realmente me arriesgo cada día, cada día que despierto", dice con seguridad.

Los días de Brittany van empeorando junto con su salud. Reconoce que ha tenido momentos "terroríficos": una vez tuvo dos combulsiones y en otra ocasión no pudo ni decir el nombre de su marido.

publicidad

"Creo que a veces la gente me mira y piensa 'no te ves tan enferma como dices que estás', lo cual duele escuchar, porque cuando estoy teniendo un ataque de convulsiones y después no puedo hablar, definitivamente me siento muy enferma", explica.

Y aunque Brittany vive haciéndose a la idea de que sus días están contados, confiesa que su mayor miedo es esperar demasiado para tomar la decisión.

"Lo peor que podría ocurrirme es esperar demasiado porque intento aprovechar cada día. De alguna forma la enfermedad me quitó mi autonomía debido a la naturaleza de mi cáncer", dice conmovida.

Después, con emoción, se refiera a su familia, a todos aquéllos que no la han dejado ni un minuto sola en esta constante pelea.

"Espero que mi madre supere esto y que mi esposo, que es un gran hombre, pueda rehacer su vida y tener a su familia y convertirse en padre", confiesa entre lágrimas.

Compassion & Choices dice que el video más reciente, que fue grabado el 13 y 14 de octubre, es parte de una campaña “para expandir el acceso a la muerte con dignidad en California y en otros estados en la nación”.

"Mi objetivo, por supuesto, es influir en esta política para un cambio positivo. Y me gustaría ver que todos los estadounidenses tienen acceso a los mismos derechos de salud”, explica Brittany.

Y aunque no pierde la fuerza, acepta que le hubiera gustado cambiar su final:

publicidad

"Si todos  mis sueños se volvieran realidad, de alguna manera sobreviviría a esto pero lo más probable es que no lo sea así".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad