publicidad

Una familia hispana fue hallada muerta en Texas

Una familia hispana fue hallada muerta en Texas

Tres adultos y una niña fueron hallados muertos, en un incidente que podría ser un homicidio-suicidio.

Las cuatro personas muertas en una residencia en la comunidad de Crowley eran hispanas, reveló hoy la policía de Crowley, Texas. El móvil podría haber sido un homicidio-suicidio.

Samuel Morales, de 36 años, se disparó en la cabeza. La policía sospecha que él mató a las otras tres personas y luego se suicidó.

Las víctimas son Xiomara León, de 34 años, quien murió de múltiples impactos de bala; Linda Gonzalez, de 18 años, murió de un disparo en la cabeza; mientras que Yasmine Zavala, de 13 años, murió estrangulada.

El jefe del Departamento de Policía de Crowley, Luis Soler, detalló que agentes de esa corporación encontraron la noche del domingo los cuerpos de dos mujeres, un hombre y una adolescente “con obvios signos de trauma”.

Soler dijo que los agentes acudieron a la vivienda luego que un niño de nueve años que se encontraba en la casa, contactó a un pariente que dio aviso a la policía.

León y Morales tenían una relación romántica desde hace cuatro años, aunque no se sabe si estaban casados. Yasmine y el niño sobreviviente eran hijos de Samuel.

Precisó que el menor, quien no presenta lesiones, no fue testigo de los hechos, sin embargo sí presenció las consecuencias.

"El valiente niño está haciendo lo mejor que puede ante estas circunstancias. Él va a estar bien, nosotros nos encargaremos de él", dijo Soler y añadió que el pequeño está bajo la custodia de los Servicios de Protección a Infantes y fue entrevistado por la policía como el único testigo de los hechos.

publicidad

Soler describió la situación como un probable "incidente aislado" y dijo que se sospecha que podría tratarse de un homicidio-suicidio.

Añadió que la policía acudió al lugar en respuesta a una llamada sobre un posible caso de suicidio.

La única información obtenida del registro del número de emergencia 911 era que un hombre adulto "se lesionó después de un presunto intento de suicidio", dijo Soler.

El jefe de policía aseguró que no había señales de entrada forzada en la casa cuando llegó la policía y agregó que seguirá con la investigación de estos hechos.

Los vecinos dijeron que no escucharon ni vieron nada inusual en la casa antes de que llegara el domingo la policía.

Según los vecinos, la familia parecía amable y nunca parecieron tener problemas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad