publicidad
.

Un musulmán en el Congreso de EU logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9...

Un musulmán en el Congreso de EU

Un musulmán en el Congreso de EU

Keith Ellison, un abogado de la raza negra de 43 años, es el primer musulmán que ocupará un escaño en la Cámara Baja.

El triunfo de Ellison ocurre en un momento de recelo de muchos ciudadanos norteamericanos hacia el mundo islámico, por lo que adquiere un doble y extraordinario significado, reportó el jueves el Diario El País.

Poco después de conocer su victoria, Ellison dijo: "Esta noche hemos entrado en la historia".

Pero el mérito es mayor por tratarse de un político de raza negra en un estado mayoritariamente blanco, y por una circunscripción en la que esa raza es todavía más mayoritaria.

Aunque Ellison apenas ha querido mencionar a lo largo de la campaña su fe religiosa, ni se ha expresado nunca como una persona particularmente devota, sus rivales sí utilizaron desde el primer día la religión musulmana del candidato demócrata como un blanco preferido para sus ataques.

Sin embargo, los electores opinaron diferente y decidieron elegirlo para que los representara en el Congreso.

"No me siento como musulmán"

Ellison saltó a la fama por ser el primer musulmán en el Congreso. Este abogado, de Minneapolis, se declara, por encima de todo, defensor de la vapuleada clase media de Estados Unidos.

"No me presento como musulmán, me presento como estadounidense, como una persona que está tratando de que nuestro país sea mejor", dijo en una entrevista reciente.

Su rival, el republicano Alan Fine, organizó una campaña que lo ligaba con Nation of Islam, el grupo extremista de Louis Farrakan.

publicidad

Ellison, quien dijo que su relación con este grupo sólo duró unos meses, ha ganado estas elecciones con el apoyo del Consejo Nacional Democrático Judío o de un prominente diario judío de Minneapolis que lo favoreció a él por encima de su rival.

Prueba de su amplitud de ideas y metas es que Ellison favorece los derechos de los homosexuales y el derecho al aborto.

Por encima de todo, Ellison busca la unidad, y con su campaña consiguió aglutinar a miembros de sindicatos, pacifistas y minorías.

"Fuimos capaces de aglutinar a musulmanes, cristianos, judíos, budistas. Trajimos a todo el mundo", dijo el congresista electo.

Entre sus prioridades se encuentra la retirada de tropas de Irak, ya que la política que ha seguido la administración de George W. Bush es, en su opinión, "peligrosa para el país".

También tiene dentro de su agenda conseguir un sistema de salud pública universal, o que se incrementen los salarios mínimos.

Irak, salud y sueldo mínimo son tres de los temas que resuenan con fuerza en el distrito liberal y urbano que representa Ellison.

Triunfo cómodo

El demócrata ganó con 56 por ciento de los votos y gran parte de su apoyo se originó en la comunidad de inmigrantes somalís de Minneapolis, en su mayoría musulmanes detractores de la guerra en Irak.

Se calcula que los musulmanes constituyen sólo el 3 por ciento de la población de Estados Unidos y la elección de Ellison puede ayudar a atajar la discriminación contra los musulmanes, creciente desde los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

publicidad

Los ataques, además, suponen el pisoteo de los derechos civiles por el simple hecho de tener un apellido árabe.

Miembro de una familia católica de Detroit (Michigan), Ellison se convirtió al islamismo cuando tenía 19 años y como tal reza cinco veces al día y sigue el preceptivo ayuno en el Ramadán.

Sentimientos encontrados

Ellison señaló que tenía sentimientos encontrados por tratarse del primer representante musulmán. "No quise hacer ningún tipo de declaración política sobre mi identidad cuando me presenté a las elecciones", dijo.

Su objetivo principal en este sentido, señala, es ayudar a que otros entiendan que los musulmanes pueden hacer grandes contribuciones en Estados Unidos.

Pero esto no tiene mucha importancia comparado con otros factores.

"Todavía tenemos 43 millones de estadounidenses que no tienen seguro médico. Este es un problema para todos en Estados Unidos", dijo hace pocos días.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
publicidad