publicidad

Un latino para asuntos latinoamericanos

Un latino para asuntos latinoamericanos

Obama nombró a Arturo Valenzuela como nuevo responsable para América Latina en el Departamento de Estado.

Valenzuela, de origen chileno-estadounidense, reemplazará a Thomas Shannon en el cargo, una vez su nombramiento sea confirmado por el Senado.Shannon permaneció en el cargo desde 2005, cuando fue nombrado por George W. Bush.Profesor de Ciencias Políticas y actual director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, Valenzuela fue consejero especial para la región latinoamericana del presidente Clinton durante su segundo mandato (1997-2001).Según el currículo otorgado por la Casa Blanca, es un experto en política latinoamericana y en consolidación de la democracia, que perteneció a la junta directiva de La Raza, la principal organización de defensa de los hispanos en Estados Unidos.La elección de Valenzuela, un hombre que "tiene grandes contactos y mucho conocimiento de la región", era "esperada", dijo a la AFP Michael Shifter, el vicepresidente del centro de estudios Inter American Dialogue.Según el analista, Valenzuela es experto en México, "una de las prioridades de Obama".En cuanto a Cuba, Valenzuela, quien desde mediados de 1990 "quería una apertura (hacia la isla), que no era posible en ese tiempo", estará en línea con Obama, quien flexibilizó sanciones y ha buscado un diálogo con el régimen castrista, estimó Shifter.Analistas habían criticado el retraso en la renovación del responsable para América Latina del Departamento de Estado, al señalarlo como un obstáculo para continuar con la política de apertura que adelanta el gobierno de Obama hacia la región.En paralelo, Obama designó este martes a María Otero, de origen boliviano, como encargada para Asuntos Globales del Departamento de Estado, que se dedicará a temas como democracia, derechos humanos, migración y tráfico de personas, entre otros.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Es de costumbre el tono ligero y jocoso de los presentadores de los premios de la Academia. Este año, la víctima preferida de Jimmy Kimmel fue el presidente de los Estados Unidos, a quien incluso tuiteó en vivo dado el conocimiento popular del gusto de Trump por Twitter y por la televisión.
Asghar Farhadi decidió no asistir a la ceremonia de los premios en Los Ángeles después de que el presidente de Estados Unidos impusiera la prohibición de entrada a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana. A pesar de que el veto se encuentra suspendido tras una decisión judicial, el director mantuvo su negativa a viajar "por respeto al pueblo de su país y de las otras seis naciones".
El actor presentó el premio como mejor corto animado junto a la actriz Hailee Steinfeld. Antes de nombrar a los nominado, aprovechó para enviar un mensaje en contra de la propuesta del presidente Donald Trump de construir un muro en la frontera con su país.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
publicidad