publicidad

Un juez decidirá si la confesión de Pedro Hernández es usada en caso de Etan Patz

Un juez decidirá si la confesión de Pedro Hernández es usada en caso de Etan Patz

El presunto asesino confesó en 2012 haber asfixiado al niño de 6 años que desapareció hace más de 30 años.

Pedro Hernández, el hombre que dijo haber asesinado al niño neoyorquino Etan Patz hace más de 33 años, compareció ante un tribunal de Manhattan, donde su abogado afirmó que la confesión que el acusado realizó era falsa, debido a una supuesta enfermedad mental, y que no es culpable de este crimen.

Una mañana de mayo de 2012 una pista llevó a los detectives a la puerta del hogar de Hernández, en Nueva Jersey. Siete horas más tarde, las cámaras de video de los investigadores comenzaron a grabar mientras él admitía haber matado a un niño de seis años, cuya desaparición en 1979 ayudó a iniciar un movimiento nacional para buscar a los menores perdidos.

publicidad

Las circunstancias que rodearon esa confesión serán sometidas a escrutinio en una audiencia a partir de hoy, para determinar si las declaraciones de Hernández son válidas para un juicio.

La respuesta depende de si estaba correctamente informado sobre su derecho a permanecer en silencio y consultar a un abogado, y si era mentalmente capaz de renunciar a ellos.

"Mi cliente se declara no culpable. La confesión que hizo en mayo es la única prueba que hay contra él y la desmentimos", afirmó el abogado de la defensa, Harvey Fishbein, en conferencia de prensa tras una audiencia que solo duró noventa segundos.

Revelan confesión sobre muerte de Etan Patz Univision

Una confesión pública

"Empecé a ahogarlo", dijo Pedro Hernandez en los primeros momentos de la presunta confesión.

Hernández trabajaba en una tienda cercana en una esquina de Manhattan cuando Etan Patz desapareció mientras caminaba hacia su parada de autobús escolar el 25 de mayo de 1979. El sospechoso dijo a los policías que atrajo a Etan con la promesa de un refresco.

Luego se llevó al niño de seis años al sótano de su tienda. En la grabación de 2012 dijo que lo quería dejar ir, pero simplemente no pudo. Y agregó que "tomó una bolsa de plástico" y metió a Etan en su interior. Luego explicó que lo puso dentro de una caja de cartón y cerró la caja.

publicidad

Luego tomó la caja sobre sus hombros y salió de su sótano para dirigirse a un lugar no claro, que quedaba a dos cuadras de su tienda. "Puse la caja ahí y me fui", dijo Hernández.

Cuando se le pregunta porqué la dejó allí dijo que era el único lugar en el que se le ocurrió.

El chico nunca fue hallado, a pesar de una búsqueda que se extendió a través de océanos y décadas. Etan fue uno de los primeros niños perdidos que apareció en los cartones de leche y el aniversario de su desaparición se convirtió en el Día Nacional de los Niños Desaparecidos.

Robert Gottlieb, el abogado de la familia de Hernández, habló en representación de su esposa e hija, quienes también asistieron a la audiencia, asegurando que no "creen en la confesión" del acusado, ya que "son conscientes de su historial de enfermedad mental y de delirios, de los que su comportamiento es un claro indicio", y que con él "se usó la coerción".

El juez fijó la fecha para una nueva audiencia, que se celebrará el 12 de diciembre, en la que se espera que la defensa presente pruebas de la invalidez mental de Hernández.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad