publicidad
El Servicio Secreto se encarga de la seguridad del presidente y su familia.

Un informe recomienda cambios profundos en el Servicio Secreto de EEUU

Un informe recomienda cambios profundos en el Servicio Secreto de EEUU

Un informe señala que la experiencia del Servicio Secreto se ha visto sobrepasada por las necesidades actuales.

El Servicio Secreto se encarga de la seguridad del presidente y su familia.
El Servicio Secreto se encarga de la seguridad del presidente y su familia.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, encargó el pasado mes de octubre a un grupo de expertos formado por dos funcionarios del gobierno de Obama y otros dos de la era de George W. Bush, que analizara las necesidades del Servicio de Secreto después de una serie de incidentes.

publicidad

Dicho grupo emitió un informe divulgado este jueves, en el que señaló que el Servicio Secreto de Estados Unidos, encargado de la seguridad del presidente está "hambriento de liderazgo" y recomendó aumentar la seguridad en la Casa Blanca.

Los expertos recomendaron aumentar la altura de las rejas que rodean la Casa Blanca, con elementos que prevengan escalarla, sin embargo advirtieron que "los problemas expuestos con los últimos acontecimientos van más allá de una nueva valla".

Reveladores datos sobre el Servicio Secreto de Estados Unidos /Univision

El panel también recomendó el nombramiento de un nuevo director no perteneciente a la institución, mejorar el entrenamiento de sus miembros y la contratación de 85 agentes adicionales y 200 oficiales uniformados.

"Creemos que en este momento de su historia la experiencia del Servicio Secreto se ha visto sobrepasada por las necesidades actuales: un liderazgo dinámico que pueda llevar a la agencia a una nueva era de cambios", dijeron.

"Se necesita una cultura del cambio en el Servicio Secreto", afirmaron los expertos, reconociendo que esto será difícil debido a que "algunos de sus miembros se resistirán y, por tanto, tendrán que ser sustituidos".

Johnson calificó de "exhaustivo, astuto y justo" el informe, y prometió que Seguridad Nacional, departamento del que depende el Servicio Secreto, "garantizará que está agencia tiene y utiliza todo lo necesario para que el trabajo quede hecho".

El Servicio Secreto admitió ante el Congreso que falló al no proteger la Casa Blanca /Univision

Algunos incidentes han puesto en duda la eficiencia de la institución, como el de septiembre pasado, cuando el veterano de guerra hispano Omar González brincó la cerca y pudo llegar hasta el salón de eventos de la Casa Blanca, tras encontrar el pórtico frontal sin vigilancia ni seguro.

A ello se sumó la revelación de que en noviembre de 2011 otro hispano disparó un rifle semiautomático a la fachada sur de la residencia mientras Sasha, la hija menor del presidente, se encontraba en el interior.

Asimismo, se dio a conocer que en septiembre pasado un hombre armado estuvo en el mismo elevador que el presidente Barack Obama durante la visita que éste realizó a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta, Georgia.

publicidad

La serie de escándalos condujeron a la renuncia de la directora del Servicio Secreto, Julia Pierson, el 1 de octubre pasado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad