publicidad
.

Un bar bajo cero logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

Un bar bajo cero

Un bar bajo cero

Los miles de visitantes que buscan sol y playas en Florida, denominado el Estado del Sol, tienen un nuevo atractivo.

"Ice bar"

ORLANDO, Florida - Los miles de visitantes que buscan sol y playas en Florida, denominado el Estado del Sol, tienen a partir de ahora un nuevo atractivo: el primer bar hecho de hielo que estará abierto de forma permanente en Estados Unidos.Con una temperatura constante de unos dos grados Celsius bajo cero y con paredes y asientos hechos de puro hielo, el "Ice bar" abrió sus puertas en Orlando en medio de una enorme curiosidad entre los turistas y residentes locales.

La idea del bar de hielo es un concepto ya conocido en varias ciudades europeas, pero totalmente novedoso en Estados Unidos.

Más que un bar, el lugar es un museo en el que hermosas esculturas de hielo deleitan los ojos de los visitantes, ataviados con ropa de abrigo que se proporciona a la entrada.

Subyugados por la belleza del hielo y los poderes del dios mitológico Baco, los turistas fácilmente olvidan del gélido ambiente y disfrutan de un espacio diferente en Orlando, siempre cálida y vibrante al calor casi tropical de la Florida central.

Puede haber despistados que piensen que se equivocaron de lugar y en vez de llegar a la Ciudad Bella alcanzaron la Antártida, pero el "Ice Bar" también ofrece un amplio espacio a temperatura ambiente en el que calentarse.

Los propietarios del local, Ron y Patz Turner, afirman que la nueva atracción turística de Orlando es el único bar de hielo permanente del país.

publicidad

Los Turner explicaron que la inspiración la tomaron de lugares similares que conocieron durante sus viajes por Europa y destacaron que el local ofrecerá cada seis meses un tema o exposición diferente de esculturas en hielo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad