publicidad
El modelo se llama iP1 es calibre .22 y para su funcionamiento requiere de un reloj de pulsera. (Imagen tomada del sitio web de Armatrix).

¿Un arma que sólo puede ser disparada por su dueño?

¿Un arma que sólo puede ser disparada por su dueño?

La empresa estadounidense ‘Armatix’ diseña un arma que reconoce las huellas digitales y sólo puede usar su dueño.

El modelo se llama iP1 es calibre .22 y para su funcionamiento requiere...
El modelo se llama iP1 es calibre .22 y para su funcionamiento requiere de un reloj de pulsera. (Imagen tomada del sitio web de Armatrix).

La empresa estadounidense ‘Armatix’ ha diseñado una pistola que reconoce las huellas dactilares y sólo puede ser usada por su propietario.

El modelo se llama iP1 es calibre .22 y para su funcionamiento requiere de un reloj de pulsera (iW1), el cual envía una señal inalámbrica que activa en el arma una luz verde que indica que se puede disparar.

Opina sobre esta nota en nuestros foros

De acuerdo con el sitio web de la empresa, una luz roja indica que el arma está desactivada o bloqueada y se vuelve obsoleta si es robada.

Esta pistola podría ser una solución tecnológica para reducir el número de muertes y lesiones debido al uso indebido de armas de fuego en Estados Unidos, señaló la agencia Europa Press.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Como muchos niños en este país, Arlette Espaillat lucha para mejorar su nivel de comprensión de lectura. Esto es particularmente difícil para Arlette, ya que se mudó a Estados Unidos de la República Dominicana hace dos años, y todavía no puede leer al nivel que los expertos recomiendan para su grado. Esta es su historia.
publicidad