publicidad
Agentes de la Patrulla Fronteriza en Texas

Texas exige más agentes en la frontera

Texas exige más agentes en la frontera

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que su pedido es para afrontar el influjo de inmigrantes indocumentados.

Agentes de la Patrulla Fronteriza en Texas
Agentes de la Patrulla Fronteriza en Texas

Por Antonieta Cádiz @AntonietaCadiz desde Houston

Con una propuesta que inflaría aún más el debate nacional sobre seguridad en la frontera, el gobernador de Texas, Greg Abbott,  exigió este miércoles al Gobierno más agentes para la Patrulla Fronteriza y equipo de vigilancia aérea, entre otras condiciones,  para afrontar el aumento en el influjo de inmigrantes indocumentados.

Los cruces ilegales usualmente sirven como camuflaje para que las organizaciones criminales transnacionales traigan drogas, realicen tráfico humano, secuestros y otros delitos”, escribió Abbott en la carta enviada al Departamento de Seguridad Nacional.

De acuerdo a la Patrulla Fronteriza, cerca de 10,000 familias inmigrantes y menores no acompañados fueron detenidos en agosto de 2015, un incremento de 50% en comparación con el año anterior.

publicidad

El gobernador pidió específicamente 250 agentes más para la Patrulla Fronteriza y cinco aerostatos adicionales para mejorar la vigilancia aérea.

En la primavera, Texas aprobó un nuevo plan de seguridad con un costo de 800 millones de dólares que el estado solventará en los próximos dos años.

La legislación incluye: un avión de vigilancia por 7.5 millones de dólares, un centro de entrenamiento para agentes de seguridad, la instalación de 4,000 cámaras y 250 efectivos en terreno que complementen a la policía fronteriza de Texas. La “Operación Texas Seguro” se inició este mes. Esto se suma a los 23,000 agentes de la Patrulla Fronteriza que ya están desplegados a lo largo de la frontera.

“Texas está haciendo su parte, pero la responsabilidad principal de asegurar la frontera recae en el gobierno federal. Es claro que la distribución actual de recursos para este fin no es suficiente”, detalló Abbott. “Les solicito una respuesta urgente a esta petición”, agregó.

Fernando García, director ejecutivo de Border Network for Human Rights, comentó que la posición del gobernador  y de algunos republicanos de Texas “ es política y no refleja la realidad de lo que se vive en la frontera”.

“Es claro que este discurso persigue un objetivo electoral, la intención de alentar a la base más conservadora del partido”, agregó.

publicidad

Abbott además pidió en la carta que el Departamento de Seguridad Nacional detalle una lista de condiciones bajo las cuáles los individuos pueden ser liberados y entregados a familiares u organizaciones privadas.

Este mes, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas anunció que proveerá programas alternativos a la detención. En julio pasado, la Corte Central de Distrito en California dictaminó que Estados Unidos violó el acuerdo “Flores versus Meese” de 1997, donde se prohibió enviar a menores a centros de detención.

El gobierno utilizará a un contratista privado (Geo Care LLC) para implementar los nuevos programas, la misma empresa que opera el centro de detención en Karnes Texas, lo que generó rechazo en las organizaciones de derechos civiles. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad