publicidad
.

Texas ejecutó al segundo reo hispano en lo que va de 2012 logo-noticias....

Texas ejecutó al segundo reo hispano en lo que va de 2012

Texas ejecutó al segundo reo hispano en lo que va de 2012

George Rivas, líder del grupo ‘Texas 7’ recibió la inyección letal, convirtiéndose en el segundo reo hispano ejecutado en Texas en lo que va de 2012.

George Rivas recibió la inyección letal

EL PASO.- George Rivas, líder de la agrupación ‘Texas 7’ conocida por haber logrado la fuga de reos más grande en la prisión de Connally, Texas, fue ejecutado ayer mediante la inyección letal.

Rivas, de 41 años, fue declarado muerto a las 20:22 hora local, por las autoridades en el penal de Huntsville, donde se encuentra el pabellón de la muerte, no sin antes pedir perdón por sus actos.

El criminal cargaba con una condena de 17 cadenas perpetuas por la fuga y el asesinato de un agente de la policía en Texas en el año 2000.

De las seis ejecuciones que el Departamento de Justicia Penal de Texas tiene prevista para el primer trimestre de 2012, tres pertenecen a reos de origen hispano.

El primero fue Rodrigo Hernández, de 38 años, originario de Zavala, Texas; su sentencia se cumplió el 26 de enero.

Hernández recibió su condena por el asesinato en 1994 de una mujer de 38 años a la que, según el expediente, secuestró en el estacionamiento de una tienda y la estranguló mientras la violaba.

El siguiente en la lista fue Rivas, quien fue declarado muerto por las autoridades del penal de Huntsville tras recibir la inyección letal.

La tercera ejecución se tiene programada para el 28 de marzo y el reo sentenciado es Jesse Joe Hernández, de 47 años y nacido en Dallas.

Hernández fue condenado a la pena capital por el asesinato en 2001 de un menor de 11 meses y su hermana, a quienes golpeó repetidamente en la cabeza con una linterna.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad