publicidad
.

Temen más tormentas en Joplin, arrasada por el tornado asesino que mató...

La gente seguía buscando entre los escombros tras el devastador tornado del domingo.

Temen más tormentas en Joplin, arrasada por el tornado asesino que mató a 122 personas

Temen más tormentas en Joplin, arrasada por el tornado asesino que mató a 122 personas

Temen más tormentas en Joplin, arrasada por el tornado asesino que mató a 122 personas

La gente seguía buscando entre los escombros tras el devastador tornado...
La gente seguía buscando entre los escombros tras el devastador tornado del domingo.

Devastación

Las autoridades de Joplin, en el estado de Missouri elevaron a 122 el número de personas muertas y a 750 las heridas tras el devastador tornado que destruyó buena parte de la ciudad el domingo pasado.

El gerente municipal de Joplin, Mark Rohr, anunció el martes esta nueva cifra de fallecidos, mientras explicó en rueda de prensa que se prosiguen las labores de rescate y búsqueda en la zona.

Asimismo, la firma evaluadora de riesgos Eqecat indicó que las pérdidas ocasionadas por la catástrofe podrían ascender a $3,000 millones.

El tornado golpeó con precisión viviendas y edificios del centro de la ciudad, de 50,000 habitantes, entre ellos un hospital que quedó prácticamente en ruinas.

Las autoridades federales informaron que resultaron dañadas más de 8,000 estructuras tras el paso del fatal tornado, que dejó un rastro de cerca de diez kilómetros de longitud y casi un kilómetro de ancho en la ciudad.

publicidad

El Servicio Nacional de Meteorología clasificó el tornado en la categoría EF-5, la más alta de su escala, con vientos de más de 320 kilómetros por hora.

Según el Laboratorio de Tormentas Severas de la Administración Atmosférica y Oceánica Nacional (NOAA, por su sigla en inglés) se trata del tornado más mortal en Estados Unidos desde 1953.

Obama visitará zona devastada

Socorristas continuaban este martes buscando sobrevivientes en la ciudad de Joplin, aún impactada por la magnitud del desastre y en medio de advertencias de más tormentas.

El presidente Barack Obama, de gira por Europa, se declaró el martes "destrozado" por la devastación provocada el fin de semana y anunció que visitará el domingo la zona siniestrada.

"Nuestros pensamientos y nuestras oraciones están con las familias que están sufriendo en este momento", dijo Obama a los periodistas en Londres, tras prometer ayuda federal para las tareas de reconstrucción.

"Todo lo que podemos hacer es hacerles saber que todo Estados Unidos está profundamente preocupado por ellos y vamos a hacer absolutamente todo para asegurarnos de que pueden recuperarse", agregó.

En tanto, los residentes de Joplin, situada a pocos kilómetros de Kansas y de Oklahoma, cavaban entre los escombros de sus casas, destruidas por el tornado más violento en el país en casi 60 años.

publicidad

"Esto es todo lo que queda", dijo Roger Dedick el lunes, mientras señalaba los restos de su casa de 17 años, de la que logró salir con ayuda de una barra de metal.

En esa misma calle, Carolyn Hall trataba de contener las lágrimas mientras revisaba su derruido hogar junto con sus hijos adolescentes con la esperanza de encontrar algo de ropa y al gato de la familia, que finalmente salió de su escondite debajo de una cama.

A la vuelta de la esquina, una pareja encontró decenas de fotos enmarcadas y álbumes, recuerdos que sobrevivieron cuando el enorme tornado de vientos de hasta 320 kilómetros por hora golpeó la región la noche del domingo.

"Nunca voy a volver a ignorar las alertas", dijo la mujer.

Mirando tristemente a su alredeor su esposo aseguró que reconstruirán su casa de 32 años.

Más de 2,000 edificios -un tercio de esta ciudad de 50,000 habitantes- fueron dañados o destruidos cuando el tornado de más de varios kilómetros de ancho llegó rugiendo tras una advertencia emitida apenas 24 minutos antes.

El tornado de Joplin podría ser el más mortífero en Estados Unidos desde el comienzo de los registros modernos en 1950. Un tornado en Flint, Michigan, en 1953 dejó 116 muertos.

Los residentes de Joplin fueron advertidos de la posibilidad de que se produzcan tormentas más potentes después del tornado del domingo, que azotó un área de 6,. kilómetros de largo y más de un kilómetro de ancho.

publicidad

Las llamas y el humo de las tuberías de gas rotas nublaban las pilas de casas y comercios reducidos a escombros y de automóviles convertidos en chatarra.

Los cientos de heridos debieron ser evacuados porque el tornado destrozó el hospital principal, el Centro Médico Regional Saint John's. Un helicóptero médico yacía entre los restos de vehículos aplastados, vidrios rotos y registros médicos esparcidos por doquier.

Las previsiones meteorológicas alertan de mal tiempo en Oklahoma, Kansas, el extremo norte de Texas y el suroeste de Missouri.

"Es posible, si no probable, que pasemos a nuestro estado de alerta más alto en algún momento en las próximas 12 a 24 horas mientras reunimos más información", dijo Russel Schneider, director del Centro de Predicción de Tormentas en Norman, Oklahoma, citado por el servicio de prensa McClatchy.

Al norte de las zonas más afectadas, el campus de la universidad estatal Missouri Southern State fue convertido en refugio para más de 100 personas sin techo ni comida.

El tornado en Joplin fue el más mortífero de los 73 que azotaron nueve estados del centro del país el fin de semana, informó el Servicio Meteorológico Nacional, y llega después de que una ola de fenómenos similares dejara 361 muertos en abril en varios estados norteamericanos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente Donald Trump firmó para iniciar el retiro del propuesto Acuerdo Transpacífico, cumpliendo así con otra de sus promesas de campaña y 18 muertos es el saldo de un sistema de tormentas que han afectado al sur de Georgia y Mississippi.
El portavoz del gobierno de Trump intenta suavizar su relación con los medios tras unas declaraciones polémicas sobre la comparación de multitudes que asistieron a la toma de posesión de Donald Trump el pasado 20 de enero y la de Barack Obama en enero de 2009.
El incidente ocurrió en un avión de Alaska Airlines que cubría la ruta de Baltimore a Seattle. El video fue publicado por Scott Koteskey, un partidario del presidente Donald Trump que venía de celebrar la investidura del magnate inmobiliario.
Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca comentó que se están haciendo todos los esfuerzos para tener todas las áreas de la página web en funcionamiento lo más pronto posible. Todo esto surge luego que desde el nombramiento del presidente Trump el sitio oficial de la Casa Blanca no cuenta con su versión en español.
publicidad