publicidad

Técnicas ilegales de indagar

Técnicas ilegales de indagar

Los abusos fueron cometidos por los militares encargados de interrogatorios en un centro de detención en Afganistán.

Abusos en Afganistán

WASHINGTON - Los militares estadounidenses usaron métodos ilegales para interrogar a detenidos en Afganistán en 2003, revelan documentos del Pentágono difundidos hoy por la Asociación Americana de las Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés).Los abusos fueron cometidos por los militares encargados de interrogatorios en el Centro de Detención de Gardez, en el sudeste de Afganistán, según la División de Investigaciones Criminales del Pentágono, señaló ACLU en un comunicado en Internet.

Los abusos consistían en obligar a los reclusos a arrodillarse con las ropas mojadas y se les pateaba y golpeaba en los riñones, la nariz y las rodillas si se movían.

"Estos documentos revelan que las Fuerzas Especiales golpeaban, quemaban y empapaban a los prisioneros con agua fría antes de enviarlos a un ambiente climático gélido", dijo ACLU.

"Dejan claro que los militares estaban utilizando técnicas ilegales de interrogatorio en Afganistán", señaló Amrit Singh, abogado de ACLU.

"En vez de poner fin a estos abusos sistemáticos los oficiales de mayor rango parecen haber hecho oídos sordos", agregó.

Técnicas "SERE"

ACLU señaló que agentes de operaciones especiales en Gardez admitieron haber utilizado técnicas llamadas "Supervivencia, Evasión, Resistencia y Fuga" (SERE, por sus siglas en inglés) aplicadas a los militares estadounidenses para el caso de ser capturados.

publicidad

"Se suponía que debían ser métodos defensivos, no ofensivos", manifestó Singh.

Uno de ocho prisioneros de Gardez que sufrieron esas técnicas, identificado como Jamal Naseer, murió cuando estaba bajo custodia estadounidense, señaló ACLU.

A finales de 2004 las autoridades militares estadounidenses iniciaron una investigación sobre las denuncias de tortura en Gardez.

Sin embargo, a pesar de testimonios que constataban las torturas, la investigación concluyó que la muerte de Naseer fue resultado de "un problema estomacal", dijo ACLU.

"Estos documentos plantean graves dudas sobre cuán adecuadas son las investigaciones militares sobre abusos a prisioneros", manifestó Singh.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad