publicidad

Suspenden a tres agentes secretos de Obama por salir de copas en Ámsterdam

Suspenden a tres agentes secretos de Obama por salir de copas en Ámsterdam

Tres agentes del Servicio Secreto del presidente de EEUU fueron suspendidos por salir de copas en Ámsterdam.

En 2012 ocurrió un incidente similar en Colombia

Tres agentes del Servicio Secreto del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fueron enviados de vuelta a su país y suspendidos temporalmente el domingo por salir de copas en Ámsterdam, donde debían protegerle cuando llegara el lunes en el marco de su gira europea, informaron el martes diversas fuentes.

Las fuentes cercanas al suceso lo explicaron así al diario The Washington Post, al que un portavoz del Servicio Secreto, Ed Donovan, confirmó que han "enviado a casa y dado de baja administrativa" mientras se investiga el caso a tres de sus empleados por "razones disciplinarias".

¿Qué opinas sobre la suspensión de estos agentes?

El incidente viola las nuevas reglas que el Servicio Secreto, encargado de la seguridad presidencial, adoptó tras el escándalo de prostitución ocurrido en abril de 2012 durante la Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias (Colombia).

En aquel incidente estuvieron implicados al menos 12 agentes que llevaron prostitutas a sus habitaciones de hotel en Cartagena antes de la visita de Obama con motivo de la Cumbre.

Leer:  Cesan a guardaespaldas de Obama por nuevo escándalo sexual

Ese suceso despertó fuertes críticas a la cultura interna del Servicio Secreto, dominado por hombres, que desde el año pasado y tras el incidente dirige por primera vez una mujer, Julia Pierson.

publicidad

Personal del Hotel en los Países Bajos alertó a la Embajada de EEUU

En esta ocasión, uno de los agentes que debía proteger al presidente en Amsterdam (Holanda) fue encontrado ebrio y sin conocimiento el domingo por la mañana en uno de los pasillos del hotel donde se alojaba, según relatan las fuentes del Post.

El personal del hotel alertó a la Embajada de Estados Unidos en los Países Bajos, que a su vez avisó de lo ocurrido a la dirección del Servicio Secreto, incluida Pierson.

Las reglas del Servicio Secreto estipulan que cualquiera de sus miembros que esté en un viaje oficial tiene prohibido beber alcohol en las diez horas previas al desplazamiento.

Los agentes en cuestión, de no haber ocurrido el incidente, habrían sido convocados a una reunión previa ese mismo domingo para preparar el dispositivo de la llegada de Obama al día siguiente.

Los tres agentes a los que se ha suspendido temporalmente formaban parte del amplio despliegue de personal de diferentes departamentos que garantiza la seguridad y acompaña al presidente estadounidense en su gira europea de esta semana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad