publicidad

Supuesto "suero secreto" contra el ébola mejora salud de estadounidense

Supuesto "suero secreto" contra el ébola mejora salud de estadounidense

Aunque nadie ha aclarado en qué consiste exactamente el suero, el tratamiento logró la mejoría de infectado.

Suero secreto que puede salvar a los pacientes con Ébola Univision

Al menos uno de dos estadounidenses que contrajeron el ébola en Liberia recibió un "suero secreto" enviado para salvarles la vida, según informaron hoy medios de prensa de este país.

El médico Kent Brantly y la trabajadora de salud Nancy Writebol desarrollaron los síntomas de ébola -fiebre, vómitos y diarrea- y los análisis de sangre confirmaron que tenían la enfermedad a finales de julio.

Brantley, de 33 años, fue trasladado el sábado pasado desde Liberia, a bordo de un avión privado en el que se adecuó un compartimento aislado, hasta la base Dobbins de la Reserva de la Fuerza Aérea en Atlanta, Georgia, y quedó internado en el Hospital de la Universidad Emory.

Según la cadena de televisión NBC, Writebol llegará el martes a Atlanta y será internada en el mismo hospital.

La organización de beneficencia Samaritan's Pure, con sede en Carolina del Norte, indicó que se había enviado a Liberia "un suero experimental, en una dosis suficiente para una persona", para el tratamiento de la enfermedad viral.

Según esa organización, Brantly, quien había notado los síntomas del mal una semana antes y se había impuesto una cuarentena, ofreció la dosis a la misionera Writebol.

"Grantly recibió una transfusión de sangre de un muchacho de 14 años que había sobrevivido al ébola", añadió Samaritan's Purse.

publicidad

La cadena de televisión CNN y otros medios dan una versión diferente: tras llegar a Liberia las ampollas con el suero congelado, Brantly sugirió que se administrara la primera dosis a Writebol indicando que él, siendo más joven, tenía mejores probabilidades de resistir la enfermedad.

Cuando se deterioró la condición de Brantly -cuya dosis seguía congelada- los médicos optaron por darle tratamiento primero a él, y pronto empezó la mejoría. Writebol recibió una dosis y su reacción no fue tan prometedora como la de Brantly, por lo cual el domingo los médicos le dieron una dosis adicional.

El brote de ébola es el mayor registrado hasta ahora, con más de 1.300 casos confirmados y al menos 730 muertes en Sierra Leona, Guinea y Liberia.

Aunque nadie ha aclarado en qué consiste exactamente el suero usado, William Schaffner, un profesor de medicina preventiva y enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad Vanderbilt, en Tennessee, dijo que los métodos para combatir el ébola que se investigan contienen anticuerpos del virus.

"Hay una larga tradición de uso del suero de inmunidad como tratamiento", señaló Schaffner en declaraciones para el portal Live Science. "Se le administran anticuerpos al paciente y uno espera que esos anticuerpos se enlacen con los virus e interfieran en su multiplicación".

publicidad

El hospital, en un comunicado, indicó que está bien equipado para mantener el aislamiento de los pacientes con ébola y "la unidad se ha establecido en colaboración con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para el tratamiento de pacientes expuestos a ciertas enfermedades infecciosas graves".

Según los informes de los medios estadounidenses los Institutos Nacionales de Salud se pusieron en contacto con el grupo Samaritan's Purse y ofrecieron el tratamiento experimental conocido como ZMapp.

El compuesto lo desarrolló la firma de biotecnología Mapp Biopharmaceutical, y a los pacientes se les informó que el tratamiento no se había probado antes con humanos y que había demostrado ser promisorio en las pruebas hechas con monos.

La información de Mapp señala que cuatro monos infectados con ébola sobrevivieron tras recibir el tratamiento antes de que pasaran veinticuatro horas desde la infección.

Dos de otros cuatro monos que empezaron a recibir el tratamiento en las cuarenta y ocho horas después de la infección también sobrevivieron. Un mono que no recibió el tratamiento murió cinco días después desde que quedó expuesto al virus.

Mapp indica que el compuesto es un anticuerpo monoclonal obtenido de ratones expuestos a fragmentos del virus de ébola. Los anticuerpos generados en la sangre de los ratones fueron recolectados para crear el medicamento que, supuestamente, funciona impidiendo que el virus entre e infecte nuevas células.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad