publicidad

Su tercera esposa murió y 4ta.

Su tercera esposa murió y 4ta.

Stacy Peterson, de 23 años, era la joven esposa de Drew Peterson, que desapareció sin dejar rastro en octubre.

"Sospechoso"

WASHINGTON - La desaparición de una joven, la cuarta esposa de un policía de Chicago a quien ya se le había muerto la tercera mujer en extrañas circunstancias, concentra la atención de los medios en EU sobre un suceso que ha obligado incluso a revolver tumbas.

Stacy Peterson, de 23 años, era la joven esposa de Drew Peterson, que desapareció sin dejar rastro a finales de octubre.

La familia denunció su falta y el marido dice que le abandonó, pero la policía revolvió en su pasado y, de momento, el martes decidió exhumar el cadáver de su anterior esposa.

Drew Peterson, que tiene 53 años y cuatro matrimonios a la espalda, parece que oculta cosas. Kathleen Savio, la que fue su tercera esposa, murió en circunstancias extrañas hace tres años, cuando ya estaba separada de Peterson.

Apareció muerta en una bañera vacía, con un fuerte golpe en la zona izquierda del cuero cabelludo, el pelo empapado en sangre y con multitud de abrasiones y cardenales en siete partes de su cuerpo.

Ahora desaparece Stacy, su esposa desde 2003 y la cuarta en la lista. Los investigadores, si bien no han detenido al policía, lo consideran "sospechoso".

Exhuman cadáver de tercera esposa

La sombra de la duda planea ahora sobre la muerte de Savio y nuevas incógnitas se ciernen sobre la verdadera causa de su defunción que, en aquel momento, fue considerada "accidental" por el forense.

publicidad

La exhumación del cadáver tiene por objeto revisar las conclusiones de la autopsia original, realizar un nuevo informe toxicológico y usar los rayos X para determinar si el cadáver presentaba algún hueso roto, algo que pasó por alto la primera investigación.

Todo esto se debe a que las autoridades creen que la desaparición de la actual esposa de Drew Peterson es una nueva prueba que apunta a que alguien mató a la tercera esposa e intentó que pareciera un accidente.

Savio había conseguido una orden de protección en 2002, tras alegar abusos físicos y amenazas por parte del policía, según documentos judiciales.

¿Muerte accidental?

A pesar del aspecto magullado del cadáver de Savio, Bryan Mitchell, el encargado de realizar la autopsia original, escribió que, en su opinión, la mujer murió ahogada accidentalmente en la bañera y que ésta se había vaciado cuando el cuerpo fue encontrado.

Los restos de Savio, que descansaban hasta ayer en el cementerio "Queen of Heaven", al oeste de Chicago, fueron desenterrados ante la atenta mirada de un cura católico que estuvo allí por expreso deseo de la familia.

Las autoridades mantienen la esperanza de obtener nuevos datos sobre los motivos del fallecimiento de Kathleen Savio y pistas sobre qué es lo que ocurrió con Stacy.Pero los familiares más directos de la actual desaparecida descartan ya encontrarla con vida.

publicidad

Sus más allegados, que no han cesado de buscar a la joven por los bosques y las localidades más cercanas de Bolingbrook (donde residía) durante estas semanas, no creen que Stacy haya desaparecido porque decidió abandonar a su marido, tal y como él alega.

En opinión de su familia, la joven nunca abandonaría por propio deseo a sus dos hijos, de 2 y 4 años. Más bien creen que la joven, que se casó con el policía cuando tenía 17 años, estaba atemorizada por su marido, de quien, aseguran, pretendía divorciarse.

Sin rastro de Stacy

Mientras, Drew Peterson se mantiene al margen. Afirma que el 28 de octubre recibió una llamada de Stacy en la que le decía que le había abandonado por otro hombre.

"Lo siento, esto me afecta", dijo el policía al diario Chicago Tribune. "Creo que ella está con alguien, pero creo que está a salvo", agregó, desentendiéndose de cualquier posible implicación en la desaparición de su esposa.

En una puesta en escena impecable, Peterson habló ilusionado sobre el cuarto aniversario de bodas de la pareja, que tuvo lugar el pasado 18 de octubre, y comentó que le había regalado un anillo de diamantes que, según él, su esposa deseaba.

Las autoridades han decidido suspender de empleo y sueldo al policía hasta que concluya la investigación de asuntos internos en curso, un caso que por momentos adquiere tintes de asesinato, quien sabe si doble.

publicidad

Mientras, Stacy sigue en paradero desconocido y los medios de comunicación de EU, cada vez más interesados en saber de ella.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad