publicidad

Sospechoso de planear el 11 de septiembre será juzgado en Nueva York

Sospechoso de planear el 11 de septiembre será juzgado en Nueva York

El secretario de Justicia, Eric Holder, dijo que el gobierno pedirá la pena de muerte para Khalid Sheikh Mohammed.

Cerca de Zona Cero

WASHINGTON – El autoproclamado cerebro de los ataques del 11-S, Khalid Sheikh Mohammed, y otros cuatro detenidos en Guantánamo serán juzgados en una corte federal civil en Nueva York y probablemente se pedirá la pena de muerte para ellos, dijo el viernes el secretario de Justicia, Eric Holder."Los responsables de los atentados harán finalmente frente a la justicia", dijo Holder, quien indicó que otros cinco sospechosos serán juzgados por tribunales militares.

Holder añadió en conferencia de prensa que otros cinco sospechosos comparecerán ante cortes militares, incluyendo a Abd al-Rahim al-Nashiri, un importante sospechoso del bombardeo del buque de guerra USS Cole.Los sospechosos serán juzgados ante el Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York.

El tribunal se encuentra cerca del lugar donde se levantaban las dos torres gemelas del World Trade Center destruidas por los terroristas en un atentado que costó la vida a más de 3,000 personas.

Los otros cuatro sospechosos incluidos en el procesamiento son Walid bin Atash, Ramzi Bin al Shibh, Ali Abdul Aziz Ali y Mustafa al Hawsawi.

Habló Obama

Interrogado en Tokio, el presidente Barack Obama dijo que el departamento de Justicia hará un anunció sobre el tema este viernes, agregando que se trata de "una decisión de la fiscalía tanto como una decisión de seguridad nacional".

publicidad

"Estoy absolutamente convencido que Khalid Sheikh Mohammed será sujeto a las más exigentes normas de la justicia", Obama dijo en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro japonés Yukio Hatoyama.

En tanto, la decisión de realizar el proceso a los cinco acusados de los atentados del 11 de septiembre ante un tribunal penal común de Nueva York será "un enorme error", declaró el viernes a la AFP una asociación que representa a familias de las víctimas.

Familiares en desacuerdo

"Creemos que se trata de un enorme error", dijo Ed Kowalski, uno de los responsables de una de las asociaciones de familiares, "9/11 Families for a Secure America Foundation".

"Permitir que un terrorista y criminal de guerra tenga la oportunidad de disfrutar los derechos constitucionales estadounidenses es un error y jamás había sido permitido antes", añadió.

La decisión no afectará a la mayoría de los 215 detenidos que siguen en la base militar estadounidense de Guantánamo, según fuentes vinculadas al tema.

La decisión sobre cómo se juzgarán ambos casos se produce pocos días antes de que concluya el plazo dado por un juez al Departamento de Justicia para que decidiera cómo procesará a numerosos detenidos en Guantánamo.

El traslado de sospechosos de crímenes atroces al territorio estadounidense para procesarlos es una medida clave en los planes del presidente Obama para cerrar el centro de detención de sospechosos de terrorismo en la bahía cubana de Guantánamo. En un principio Obama planeaba cerrar el centro de detención el 22 de enero, pero su gobierno ya no espera cumplir con esa fecha.

publicidad

Una prueba para Obama

Esta es también una prueba legal y política mayor para Obama sobre política general con respecto al terrorismo. Si el juicio pasa por reveses legales, el gobierno enfrentará la desconfianza de aquellos que nunca quisieron que se realizara en una corte civil. Por su parte los legisladores podrían molestarse de que el presidente lleve a este tipo de sospechosos a sus estados y podrían actuar en represalia contra otros intereses de Obama.

El caso de Nueva York también podría forzar al sistema penal a confrontar una serie de asuntos legales difíciles relacionados con los programas contra el terrorismo que comenzaron antes de los ataques del 2001, incluyendo las duras técnicas de interrogatorio que se usaron más de una vez bajo la custodia de la CIA.

El más severo de estos métodos de interrogatorio es el llamado submarino seco, o simulación de ahogamiento, y fue usado con Mohammed 183 veces en el 2003, antes de que esta práctica fuera finalmente prohibida por el gobierno estadounidense.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad