publicidad

Sobre hispanos, las ganas de perder peso y otras resoluciones no cumplidas

Sobre hispanos, las ganas de perder peso y otras resoluciones no cumplidas

Los hispanos tienen mucho terreno que recorrer para lograr sus metas, desde perder peso hasta una sociedad más justa.

Sobre hispanos, las ganas de perder peso y otras resoluciones no cumplid...

Cuesta arriba

Apenas comenzó el 2010, la resolución de año nuevo más común en Estados Unidos fue bajar de peso. Millones se pusieron a dieta el primero de enero y otros tantos, quizás los mismos, también hicieron todo lo posible por no fumarse un cigarrillo.

Sí, bajar de peso y dejar de fumar fueron las resoluciones de año nuevo más populares en el inicio de la nueva década. Pero según el Instituto de Opinión Pública del Marist College, el año pasado tuvimos exactamente las mismas resoluciones. ¿Qué quiere decir esto? Que no las cumplimos.Pero mas allá de bajar de peso y no volver a tocar un cigarro, la comunidad hispana también tuvo sus resoluciones de año nuevo. La mayoría votó por Barack Obama porque, según las encuestas, los hispanos querían ver avances en la educación, la salud, la economía, el crimen y el tema migratorio.

publicidad

Desafortunadamente, al igual que nuestras metas personales, un año después, los datos indican que no nos va muy bien en éstas áreas.

Según el Pew Hispanic Center, comenzamos esta nueva década con que el 17% de nuestros jóvenes abandonó los estudios durante el año escolar 2008-2009 y casi el 50% de los latinos entre las edades de 16-23 no está ni en la universidad ni en la preparatoria.

Por su parte, el Departamento de Salud dice que aproximadamente uno de cada tres hispanos no tiene seguro médico y que los latinos somos más propensos a la obesidad y a ser diagnosticados con diabetes y asma.

El tema económico no brinda buenas noticias tampoco.  El Departamento de Trabajo indicó que si bien el nivel de desempleo en Estados Unidos parece haberse frenado en el 10%, entre los latinos subió al 12.9%.

Y las industrias que siguen siendo las más afectadas, como la construcción y la manufactura, son las que más latinos emplean.

En cuanto a los delitos, si bien el nivel de delitos violentos bajó un 4.4% en Estados Unidos en 2009, de acuerdo al FBI los delitos de odio en contra de los latinos están en aumento.

Y en una encuesta, el Pew Hispanic Center descubrió que más de la mitad de los hispanos ha tenido contacto directo con el sistema de justicia penal en el último año.  

Respecto a inmigración, aunque Barack Obama prometió que impulsaría o apoyaría una reforma migratoria comprensiva en su primer año como presidente, no lo logró.

publicidad

Mientras tanto, según una investigación del gobierno, más de 442,000 inmigrantes, con y sin papeles, fueron detenidos por ICE el año pasado.

Y así empezamos esta nueva década con nuestra comunidad en una báscula que no miente y que indica que hemos descuidado nuestras prioridades. Está claro que más allá de adelgazar, nos queda mucho por lograr.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad