publicidad
El exagente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden.

Snowden advierte sobre la existencia de un programa que desataría una ofensiva cibernética

Snowden advierte sobre la existencia de un programa que desataría una ofensiva cibernética

Snowden advirtió que la NSA tiene un programa que desataría una ofensiva cibernética sin intervención humana.

El exagente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden.
El exagente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden.

El exconsultor de la NSA Edward Snowden se confesó en una entrevista para la revista Wired, en la que contó las razones por las que decidió filtrar a la prensa los documentos sobre seguridad nacional y advirtió que la NSA tiene un programa que desataría una ofensiva cibernética de manera autónoma y sin intervención humana en respuesta a ataques de hackers.

publicidad

El programa llamado Monstermind causaría un conflicto internacional debido a que podría detectar de manera errónea el país donde se originó el ataque y responder a un blanco equivocado.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.

“Estos ataques pueden ser fingidos. Puedes tener a alguien sentado en China, por ejemplo, aparentando que uno de estos ataques es originado en Rusia. Y entonces terminamos atacando a un hospital ruso. ¿Qué pasaría después?”, cuestionó el ex contratista. 

Snowden también puso en duda la competencia de la NSA sobre las consecuencias de sus revelaciones, que fue supervisado por el nuevo subdirector de la NSA, Rick Ledgett.

Recuento del caso Snowden en imágenes

Snowden que dejó huellas digitales detectables de la extracción de decenas de documentos, lo que permite a la NSA a saber con precisión la cantidad de documentos que obtuvo.

Ledgett dijo a CBS en diciembre que "no disputaría" que Snowden llevó con él 1.7 millones de documentos de la NSA, aunque aclaraciones posteriores de la NSA y sus aliados en el Congreso indican que la base de esa cifra es el número de documentos a los que Snowden fue capaz de acceder, no los que en realidad obtuvo.

En la revista, que muestra varias fotos de Snowden incluyendo una en la que sostiene una bandera estadounidense, el excontratista señala que tomó su decisión después de haber leído en marzo de 2013 que James Clapper, el jefe de inteligencia de la NSA, dijo a una comisión del Senado que la institución colectaba, de manera "no deliberada", información de millones de estadounidenses.

publicidad

"Creo que lo leí en la prensa al día siguiente y comenté a mis colegas: ¿Pueden creer esto?”.

"Dijimos que estas cosas eran inapropiadas en los años 1960. "¿Por qué lo estamos haciendo ahora?", agregó. 

Snowden dijo al periodista James Bamford que quedó perturbado con otros hallazgos, como el espionaje por parte de la NSA de algunos políticos que veían material pornográfico.

Snowden también juzgó negativamente los esfuerzos de la NSA por acelerar la recolección de datos en instalaciones secretas en Bluffdale, Utah, en las que se analizaban miles de millones de llamadas telefónicas, faxes, correos electrónicos, transferencias de datos entre computadoras y mensajes de texto en todo el mundo.

El exagente descartó filtrar la información antes de la elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, esperando que su gobierno significara un cambio en estas prácticas, pero quedó decepcionado con el mandatario y en 2013 estaba listo para filtrar todos los secretos de los que tenía conocimiento.

Snowden también dijo estar dispuesto a ir a prisión en su país.

"Le dije al gobierno que me ofrezco voluntario a ir a la cárcel, siempre y cuando sirva para hacer lo correcto," dijo.

"Me importa más el país que lo que me pase a mí. Pero no podemos permitir que la ley se convierta en un arma política o asuste a la gente lejos de defender sus derechos, no importa qué tan bueno sea el trato. Yo no voy a formar parte de eso", reiteró.

publicidad

En la entrevista, Snowden asegura a Wired que los ciudadanos estadounidenses no deben confiar aún en la labor que ejecuta la NSA, y aseguró que en este sentido la Administración del presidente Barack Obama "todavía no ha solucionado sus problemas".

"Todavía tienen negligencias auditadas, todavía tienen asuntos que se les escapan de las manos, y no tienen idea de dónde viene y ni hacia a dónde quiere ir. Y si ese es el caso, ¿cómo podemos nosotros como ciudadanos tener confianza en la NSA con toda nuestra información, todos nuestros registros privados, el registro permanente de nuestras vidas?", explicó el exanalista.

Grandes soplones que delataron al poder /Univision

El informático, perseguido por la justicia su país y actualmente asilado en Rusia, dijo que al principio estaba nervioso con la idea de posar junto al símbolo patrio.

"Dijo que estaba nervioso por el hecho de que posar con la bandera enfadase a la gente, pero significaba mucho para él", afirmó Dadich, el editor de Wired.

"Dijo que amaba a su país. Meció la bandera y la sostuvo cerca de su corazón. Nadie dijo una palabra, y se nos pusieron los pelos de punta. Nos sentamos todos allí durante un largo rato, mirándolo", agregó.

El Gobierno estadounidense lo acusa de filtrar documentos clasificados como de alto secreto, que revelaron la existencia de los programas de vigilancia masiva y registro de llamadas telefónicas a cargo del gobierno federal.

publicidad

En la actualidad, Snowden se encuentra en un lugar no revelado de Rusia, donde, aseguran, pasa desapercibido.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad