publicidad
El republicano Dan Patrick y la demócrata Leticia Van de Putte, candidatos a la vicegobernación de Texas.

Sin ganador el único debate de candidatos a vicegobernador de Texas

Sin ganador el único debate de candidatos a vicegobernador de Texas

El republicano Patrick y la demócrata Van de Putte se atacaron mutuamente pero sin causarse grandes daños.

El republicano Dan Patrick y la demócrata Leticia Van de Putte, candidat...
El republicano Dan Patrick y la demócrata Leticia Van de Putte, candidatos a la vicegobernación de Texas.

Los candidatos a la vice-gobernación de Texas, el republicano Dan Patrick y la demócrata Leticia Van de Putte, participaron el lunes en el único debate previsto de la campaña, del que ninguno de los dos salió como claro ganador.

El debate estuvo marcado por las acusaciones mutuas, ya que tanto Patrick como Van de Putte trataron en sus intervenciones de situar a su rival como un radical de izquierda y de derecha respectivamente, mientras los dos giraban dialécticamente hacia el centro.

Para Van de Putte era una oportunidad casi única: Patrick, que mide sus apariciones en campaña consciente de la ventaja que tiene en Texas por el mero hecho de ser republicano, solo accedió a un debate de los cinco que propuso la demócrata.

Patrick por su parte, tenía como único objetivo salir del debate sin decir nada indebido, y lo logró.

publicidad

El republicano, muy próximo a los postulados del Tea Party, insistió en que Van de Putte "está alejada" de la mayoría de los texanos y criticó las propuestas de su oponente en materia de impuestos, educación, aborto, seguridad fronteriza o inmigrantes indocumentados.

"Hay mucha gente en este estado, conservadores, que han votado al Partido Demócrata pero ahora no van a votar a una demócrata que quiere acabar con vidas inocentes", dijo Patrick, de 64 años, preguntado por el aborto, al que se opone incluso en casos de violación o incesto.

Van de Putte, de 59 años, apeló entonces a su condición de católica y matriarca: "Como madre y abuela no quiero abortos, pero eso no lo consigues prohibiéndolo, lo consigues haciéndolo innecesario, con planificación familiar", dijo.

La demócrata, por su parte, trató de poner a su oponente contra las cuerdas en aspectos como los "dreamers" (soñadores), como se conoce a los jóvenes estudiantes o miembros de las Fuerzas Armadas que llegaron a la nación indocumentados junto con sus padres cuando eran niños.

"Hay otros republicanos que no están de acuerdo con Patrick, ellos saben que los estudiantes que se esfuerzan deben tener su oportunidad", dijo Van de Putte.

Patrick mantiene una posición muy dura respecto a la inmigración: durante las primarias de su partido se definió como "el único candidato que se opone a dar ayudas estatales a los inmigrantes ilegales".

publicidad

También abogó por una ley en Texas que obligue a los agentes de seguridad a preguntar a quienes paran por su estatus migratorio y, en su página web, pedía a los usuarios fondos para su campaña con el reclamo "Dona para detener la invasión ilegal".

Patrick se impuso en esas primarias con el apoyo del Tea Party al actual vicegobernador, David Dewhurst.

Desde su proclamación como candidato, este senador estatal ha moderado el discurso, pero Van de Putte no pierde ocasión para recordar su proximidad con las tesis ultraconservadoras para ganar por primera vez desde 1994 una oficina estatal para los demócratas en Texas.

El martes será el turno de los candidatos a la Gobernación, el republicano Greg Abbott y la demócrata Wendy Davis, que protagonizarán su segundo y último debate antes de los comicios del 4 de noviembre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad