publicidad

Siguen las protestas por el plan de reforma del sistema de salud de Obama

Siguen las protestas por el plan de reforma del sistema de salud de Obama

Legisladores demócratas y republicanos continuaron el debate sobre la propuesta de reforma al sistema de salud.

Malestar

PANORA, Iowa - Legisladores demócratas y republicanos continuaron el miércoles el debate sobre la propuesta de reforma al sistema de salud en reuniones con la población civil, que siguió con sus duros reclamos a los congresistas.El senador Charles Grassley, republicano y uno de los negociadores cruciales en la reforma planteada por el presidente Barack Obama, se presentó ante varias multitudes que dejaron en claro su disgusto sobre las propuestas presentadas.

Las preguntas fueron duras pero respetuosas, y hubo pocos de los gritos que han dominado reuniones similares en otras partes del país.

"Parece que la gente se está expresando no sólo sobre el sistema de salud, sino que están muy asustados con la dirección que ha tomado el país", dijo Grassley, que subrayó que aún no ha firmado nada.

Grassley es el republicano de mayor rango en la Comisión Financiera del Senado y ha estado muy involucrado en las negociaciones para un acuerdo sobre el plan del sistema de salud, que podría obtener algunos votos republicanos. Dejó en claro que hay porciones en la medida actual que no tolera.

Grassley se ha opuesto al llamado de Obama para la creación de una opción de seguro médico público que el presidente dice aumentaría la competencia y obligaría a las aseguradoras privadas a reducir los costos de sus primas.

Grassley dice también que sólo las personas que están legalmente en el país deberían obtener la cobertura de un programa de salud financiado por el gobierno y se opuso a cualquier plan que "determine cuándo le van a quitar la ayuda a la abuelita", refiriéndose a las medidas de la reforma sobre la atención vitalicia de los pacientes.

publicidad

Ninguna de las iniciativas presentadas al gobierno contemplan la cobertura para los inmigrantes ilegales, pero a pesar de esto las personas siguen expresando su preocupación al respecto en las juntas con los congresistas.

En Pennsylvania, el senador demócrata Arlen Specter, antes republicano, escuchó un nuevo coro de críticas de algunos opositores a la reforma del sistema de salud, y dijo que ellos "no necesariamente representan a los estadounidenses" pero deben ser escuchados.

"Hay más malestar entre la gente del que hubiese visto antes", dijo el demócrata. "Creo que el enojo se debe a que tanta gente ha perdido su trabajo y teme perder su seguro médico".

En Dakota del Norte, una multitud poco amigable llenó un salón en el departamento de bomberos de Casselton para hablar con el senador demócrata Byron Dorgan. En la reunión una mujer fue abucheada cuando dijo que era necesaria una reforma.

Mientras tanto, los republicanos han comenzado a aprovechar la reforma al sistema de salud para atacar a los demócratas vulnerables. La Comisión Nacional de Campaña Republicana planea presentar anuncios de radio y televisión durante el resto del mes en los que critica a varios demócratas en el Congreso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad