publicidad

Senadores de EU presionan por Guardia Nacional en frontera sur

Senadores de EU presionan por Guardia Nacional en frontera sur

El estancamiento sobre el envío la Guardia Nacional de Estados Unidos a la frontera con México ha durado casi un año.

Senadores de EU presionan por Guardia Nacional en frontera sur 83e4e3f6e...

En el Congreso

WASHINGTON, DC - El estancamiento sobre el envío la Guardia Nacional de Estados Unidos a la frontera con México ha durado casi un año y los frustrados legisladores norteamericanos exigen acciones para reducir la violencia y el tráfico de drogas, que se ha disparado en sus estados fronterizos.Las autoridades de Seguridad Nacional y el Pentágono no logran ponerse de acuerdo en un plan para el envío de los efectivos, a pesar de que el presidente Barack Obama ha prometido impulsar la seguridad en esa zona.

La falta de acción ha creado dudas sobre si la Casa Blanca realmente está convencida de la necesidad de un desplazamiento de tropas con fondos federales o si los estados fronterizos se verán obligados a asumir los cosos de desplazarlas.

publicidad

Durante su discurso en la Casa Blanca el miércoles en la visita del presidente mexicano Felipe Calderón, Obama dijo que Estados Unidos está comprometido a apoyar a México contra los carteles de las drogas.

"Como su socio, les daremos el apoyo que necesitan para preponderar", dijo Obama, quien afirmó que mediante más control de la seguridad en su propio lado de la frontera, Estados Unidos "ha puesto bajo una presión sin precedente a aquellos que trafican con drogas, armas o personas".

Otro de los elementos que aumentó la discordia sobre el envío de la Guardia Nacional a la frontera es la respuesta federal al derrame de petróleo en el Golfo de México, que incluyó la autorización del gobierno para desplazar a 17.000 guardias nacionales.

Sin embargo, esos costos serán posiblemente a sumidos por la petrolera BP PLC, que arrendó la plataforma de perforación en alta mar Deepwater Horizon, que explotó frente a la costa de Luisiana el 20 de abril matando a 11 trabajadores y desatando la mancha de petróleo que continúa derramándose.

A pesar de esto los legisladores de los estados fronterizos insisten en que ellos también necesitan ayuda.

"Discúlpenme, pero creemos que tenemos otra crisis en la frontera", dijo el senador John McCain a la secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano en una audiencia de esta semana. "Quiero saber si enviarán a la Guardia a la frontera o no".

publicidad

Napolitano trató de hablar sobre otros progresos en la seguridad nacional en la frontera, pero el senador la detuvo.

"Ocurren ultrajes en las casas de la población y las familias no pueden llevar a sus hijos a la parada del autobús escolar", dijo McCain bastante molesto. "Además usted conoce el asunto bastante bien, porque usted misma pidió que la guardia fuera a la frontera en 2006."

Napolitano, que fue gobernadora de Arizona, respondió que la solicitud compete a la Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Seguridad Nacional y que aún está en el proceso de revisión entre estas dependencias.

Aunque dijo que le gustaría que la decisión se tomara tan pronto como sea posible, agregó que no podría decir cuándo tendría una respuesta.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad