publicidad

Senador Max Baucus presentó proyecto de ley sobre salud sin aval republicano

Senador Max Baucus presentó proyecto de ley sobre salud sin aval republicano

El senador demócrata Max Baucus presentó el proyecto de ley que dejó afuera la alternativa del seguro público.

¿Y los indocumentados?

WASHINGTON, DC - El senador demócrata Max Baucus develó el miércoles su muy esperado proyecto de ley de reforma del sistema de salud de salud en Estados Unidos, una iniciativa de $856,000 millones durante los próximos 10 años que inicia un recorrido tortuoso en el Congreso sin ningún republicano a la vista que lo respalde.

La iniciativa de ley no cumple el objetivo del presidente Barack Obama de crear un nuevo plan de seguro manejado por gobierno -llamado opción pública- que compita con los planes privados.

Propone en cambio un sistema de cooperativas no lucrativas que sean propiedad de los miembros, algo semejante a las cooperativas que existen en muchos lugares de Estados Unidos para el suministro de servicios públicos, como la electricidad. Esa fue una de muchas concesiones con las que el equipo de Obama busca ganar el apoyo de los republicanos.La propuesta de Baucus, presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, busca aplicar cambios radicales al sistema de salud pública de la nación, de $2.5 billones, incluyendo una obligación a todos los ciudadanos para que paguen por la cobertura médica so pena de multa, y una enunciación que prohibe ciertas prácticas de las compañías de seguros, como la de cobrarle más a aquellas personas con problemas más graves de salud.

"Este es un momento único en la historia donde podemos finalmente alcanzar un objetivo que muchos de nosotros hemos buscado por tanto tiempo", dijo Baucus. "La Comisión de Finanzas ha trabajado cuidadosamente en los detalles de la reforma de salud pública para asegurarse que este paquete funcione para los pacientes, para los proveedores de atención médica y para nuestra economía".

publicidad

El plan contempla que los estadounidenses puedan comparar varios planes de seguro antes de adquirirlo. El actual programa Medicaid, un programa gubernamental de asistencia médica para los pobres o incapacitados, se extendería, y se pondrían límites al costo anual de cobertura para los pacientes.

El plan se pagaría con $507,000 millones en recortes a los programas de salud gubernamentales y con $349,000 millones en impuestos y cuotas nuevos.

El senador demócrata dijo esperar que los republicanos de la comisión que preside aprueben el proyecto de ley, cuando muy pronto la próxima semana.

En su discurso del miércoles pasado ante una sesión de ambas cámaras del Legislativo, Obama dijo que los cambios que tiene en mente costaría "menos de lo que hemos gastado en las guerras de Irak y Afganistán, y menos que los recortes de impuestos para los pocos estadounidenses, los más acaudalados", que se aprobaron durante el gobierno de su antecesor George W. Bush.

La iniciativa de ley presentada por Baucus es la más moderada hasta ahora en el Congreso, frente a proyectos aprobados por tres comisiones en la Cámara de Representantes y el panel de salud del Senado.

La meta de los líderes demócratas es obtener los votos necesarios para cuando su iniciativa sea presentada ante el pleno de ambas cámaras en el último trimestre de este año.

Sin seguro

publicidad

Mientras tanto, representantes demócratas en la cámara baja quieren que la Casa Blanca aclare su nueva posición más estricta acerca de los inmigrantes indocumentados y la reforma de salud, ya que dijo que éstos no podrán comprar coberturas de atención médica en el mercado de transacciones creado con fondos del gobierno.

La Casa Blanca informó la semana pasada que Obama se opondrá a que se permita a los inmigrantes indocumentados comprar seguros de salud a través del futuro mercado de salud, incluso de las compañías privadas.

El secretario de prensa de la presidencia, Robert Gibbs, dijo que eso es lo que Obama pretendía desde un principio.

Gibbs también aseguró que se crearía un sistema para verificar que la gente que compre coberturas esté en el país de manera legal,

"No estoy seguro si Gibbs se equivocó", dijo el martes el representante Xavier Becerra, vicepresidente de la asamblea demócrata en la cámara baja.

Cuando se le pidió que aclarara las declaraciones de Gibbs, la vocera de la Casa Blanca Gannett Tseaggai reiteró la posición del gobierno de que los inmigrantes sin papeles no podrán comprar seguros en la bolsa de salud.

Los demócratas, sin embargo, dijeron que su propuesta de reforma buscaba prohibir que los inmigrantes indocumentados recibieran subsidios del estado para comprar seguros de salud, pero no que los pudieran comprar con su propio dinero.

publicidad

La bolsa de salud planeada permitiría que los consumidores y las pequeñas empresas busquen mejores precios de coberturas de salud en un mercado competitivo y regulado.

¿Cuál es la lógica?

"Hay un consenso de que los indocumentados no podrán usar ningún subsidio. Pero negarle a la gente indocumentada que podría pagarse un plan de salud privado esa posibilidad, ¿cuál es la lógica?", dijo el representante demócrata Mike Honda, miembro de la Asamblea Progresista del Congreso.

Uno de los objetivos de la reforma de salud es reducir el uso de servicios de emergencia por parte de los que no tienen seguro, agregó Honda.

"Los inmigrantes indocumentados que están trabajando y comprándose su propia cobertura de salud, ¿por qué querríamos meternos en eso? Lo que ocurrirá es que se convertirán en clientes del servicio de emergencia", afirmó.

Becerra dijo que la Casa Blanca ha participado activamente en la redacción del proyecto de ley en la Cámara de Representantes, el cual no incluía la prohibición que mencionó Gibbs.

"No estoy seguro de qué está haciendo con esto la Casa Blanca. El boxeo de sombras no ayuda a nadie", dijo.

La Casa Blanca dijo que los inmigrantes indocumentados aún podrán comprar seguros de salud de las pocas compañías privadas que los venderán por fuera de la bolsa.

publicidad

Para el representante republicano Lamar Smith, las declaraciones de la Casa Blanca son un reconocimiento de que el plan demócrata proveía cobertura a los inmigrantes indocumentados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad