publicidad
Nancy Pelosi y Harry Reid

Senado aprueba presupuesto y deuda por dos años; falta la firma de Obama

Senado aprueba presupuesto y deuda por dos años; falta la firma de Obama

El pacto acordado con el voto de demócratas y algunos republicanos permitirá al Gobierno tener fondos para pagar sus gastos operativos.

Nancy Pelosi y Harry Reid
Nancy Pelosi y Harry Reid

El Congreso de Estados Unidos envía al presidente, Barack Obama, un ambicioso pacto presupuestario y de deuda que evita una potencialmente catastrófica cesación de pagos nacional y establece el presupuesto para el gobierno federal los dos próximos años.

La propuesta fue aprobada en la madrugada de este viernes en el Senado por 64 votos a favor y 35 en contra.

Los demócratas unieron sus fuerzas con algunos pesos pesados del Partido Republicano para impulsar la iniciativa y superar las objeciones de los precandidatos republicanos a la Casa Blanca, Ted Cruz y Rand Paul.

Se trata del último ejemplo de la fuerte división existente en el seno del partido republicano entre los moderados y representantes del "aparato" y el resto de facciones, desde los ultraconservadores a los libertarios, defensores de reducir al máximo el gasto público y los impuestos.

El acuerdo elevaría el techo de deuda del gobierno hasta marzo de 2017, acabando con la amenaza de un incumplimiento de pagos nacional sin precedentes que se habría producido en solo unos días. El documento establecería además el presupuesto federal para los ejercicios fiscales de 2016 y 2017 y alivia los estrictos límites de gasto proporcionando 80,000 millones de dólares más para programas militares y nacionales.

Con los nuevos presupuestos aprobados por ambas cámaras, ya sólo falta para hacerlos efectivos la firma del presidente Barack Obama, un trámite que se dará con casi absoluta certeza, ya que las cuentas fueron acordadas antes de someterse a votación entre los líderes del Congreso y representantes de la Casa Blanca.

publicidad

Obama reacciona

El presidente Barack Obama destacó que el presupuesto para los próximos dos años impulsará el crecimiento económico y "fortalecerá a la clase media". 

"Es un recordatorio de que Washington aún puede optar por ayudar, en lugar de obstaculizar, el progreso de Estados Unidos", destaca Obama en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Barack Obama
Obama dijo que refrendará el presupuesto cuando esté en su escritorio.


El mandatario prometió firmar la ley presupuestaria en cuanto llegue a su escritorio.

Lea: Cámara de Representantes de EEUU aprueba presupuesto para dos años y eleva el techo de deuda


El Departamento del Tesoro había alertado de que si no aprobaba un nuevo aumento del techo de la deuda, que permitirá al Gobierno seguir tomando prestado dinero para pagar sus gastos operativos, se corría el riesgo de que EEUU entrase en suspensión de pagos la próxima semana.

El acuerdo también contempla recortes a largo plazo en programas sociales como el sanitario Medicare para los ancianos, las prestaciones por discapacidad y la seguridad social.

El aumento del gasto debería evitar un cierre del Gobierno en diciembre, cuando vencerá la actual dotación de fondos para las agencias federales, y no repetir así una situación como la que se vivió en 2013, cuando la Administración se vio obligada a cerrar durante varias semanas precisamente por la falta de acuerdo presupuestario.

publicidad

Las cuentas aprobadas este viernes deberían eliminar, por lo menos durante los próximos dos años, este tipo de situaciones, lo que facilitaría mucho el trabajo al nuevo presidente de la Cámara de Representantes, el congresista republicano por Wisconsin y excandidato a vicepresidente Paul Ryan.

Ryan fue elegido por sus compañeros de bancada el jueves y asumirá el cargo a partir del lunes, tras la renuncia por sorpresa a finales de septiembre de quien ocupó el cargo durante los últimos años, John Boehner.

Boehner, congresista por Ohio, republicano moderado y uno de los máximos exponentes del "establishment" del partido, contaba con una feroz oposición por parte de gran parte de sus propios correligionarios, que la acusaban de ser una figura demasiado "pragmática" y poco fiel a los ideales más conservadores.

Lea también: Latinos repudian postura migratoria de Paul Ryan

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad