publicidad
.

Senado aprueba a Elena Kagan como cuarta juez en la Corte Suprema de Jus...

Kagan fue designada por el presidente Barack Obama para reemplazar al juez John Paul Stevens, quien se jubiló recientemente.

Senado aprueba a Elena Kagan como cuarta juez en la Corte Suprema de Justicia

Senado aprueba a Elena Kagan como cuarta juez en la Corte Suprema de Justicia

Elena Kagan fue confirmada a la Corte Suprema de Justicia de EU

Kagan fue designada por el presidente Barack Obama para reemplazar al ju...
Kagan fue designada por el presidente Barack Obama para reemplazar al juez John Paul Stevens, quien se jubiló recientemente.

La cuarta mujer en la historia

WASHINGTON, DC - El Senado confirmó el jueves a la jueza Elena Kagan como la cuarta mujer en la historia en formar parte de la Corte Suprema.

La confirmación de Kagan, de 50 años, para el puesto vitalicio, se produjo en víspera del receso legislativo de agosto del Senado y contó con el apoyo de casi toda la bancada demócrata, los dos senadores independientes y cinco senadores republicanos.

La nominada del presidente Barack Obama fue confirmada por 63 votos a favor y 37 en contra. Reemplazará al juez John Paul Stevens, que se retira.

Cinco republicanos se unieron a todos los demócratas -salvo uno- y a los dos legisladores independientes del Senado para respaldar a Kagan.

En un ritual pocas veces implementado, reservado para las votaciones más históricas, los senadores permanecieron sentados en sus escritorios y se pusieron de pie para emitir su voto oralmente.

publicidad

Críticas de republicanos

Los republicanos han criticado duramente a Kagan, de 50 años, por considerarla una activista política que será incapaz de dejar a un lado sus opiniones izquierdistas y adoptar decisiones imparciales.

Por su parte, los demócratas defendieron a la ex decana de la Facultad de derecho de la Universidad de Harvard por considerarla eminentemente calificada en teoría legal. Kagan nunca ha ocupado cargo alguna en la judicatura.

Con Kagan en el Tribunal, por primera vez en su historia, serán tres las mujeres que forman parte del mismo, que está compuesto por nueve magistrados vitalicios. Son, además de ella, las jueces Ruth Ginsburg y la hispana y última en llegar al Tribunal, Sonia Sotomayor.

Antes estuvo Sandra O Connor, que fue la primera que llegó al Supremo y permaneció en él desde 1981 hasta enero de 2006, cuando se retiró por motivos familiares.

Corte sin protestantes

Por primera vez desde su creación por parte de los padres fundadores de la nación estadounidense, la Corte Suprema ya no tendrá un protestante entre los nueve magistrados nombrados de por vida a la mayor instancia judicial del país.

Si Elena Kagan, elegida el lunes por el presidente Barack Obama, es aceptada por el Senado, se sumará a dos jueces judíos y seis católicos. Algo que podría hacer revolverse en la tumba a los puritanos peregrinos del Mayflower, considerados los fundadores de la América anglófona en 1620.

publicidad

"No habrá ninguna sensibilidad protestante en la Corte Suprema, nadie para comprender los matices de una de las religiones más antiguas y tradicionales de Estados Unidos, la que forjó la cultura de este país", se lamentó Diana Butler Bass, profesora de religión estadounidense, en el sitio de reflexión religiosa BeliefNet.com.

Pero para Frances Kissling, investigadora del Centro de bioética de la Universidad de Pensilvania, que la composición de la Corte Suprema evolucione es un reflejo natural del cambio demográfico de la sociedad estadounidense.

"La mayoría de nuestros presidentes, de nuestros jueces, de quienes deciden, fueron protestantes, pero eso cambia y ahora tenemos un presidente con raíces cristianas y musulmanas y una Corte suprema compuesta por seis católicos y ahora tres judíos", dijo a la AFP. "Creo que es formidable", añadió.

No hace tanto tiempo, esto habría sido impensable.

Judíos y católicos han luchado contra la discriminación en Estados Unidos, que imponía cuotas para limitar su cantidad en algunos empleos jurídicos y en las universidades. "Antes de la década de 1970, no lograban ir demasiado lejos en la profesión jurídica como para poder figurar entre los potenciales candidatos a la Corte Suprema", observó Kissling.

Hubo que esperar hasta 1961 y a John Kennedy para que un católico llegara a la Casa Blanca.

publicidad

"Algunos antisemitas van a ver con malos ojos el hecho de tener tres judíos en la Corte Suprema pero creo que eso refleja hasta dónde puede uno llegar en Estados Unidos, sea cual sea su raza o su religión", estimó otro experto, Rod Dreher, en BeliefNet.

Según una encuesta publicada en 2008 por el instituto de estudios Pew Research, el 51% de los estadounidenses son protestantes; muchos menos que en la década de 1960, cuando representaban los dos tercios de la población.

Los católicos representan un poco menos de un cuarto de los estadounidenses y los judíos el 2%.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad