publicidad

Segunda tormenta paralizó estados del noreste de Estados Unidos

Segunda tormenta paralizó estados del noreste de Estados Unidos

La costa este de EU quedó paralizada, con las oficinas federales de Washington DC cerradas por cuarto día consecutivo.

Casi dos metros

WASHINGTON - La costa este de Estados Unidos quedó paralizada este jueves, con las oficinas federales de Washington DC cerradas por cuarto día consecutivo, tras una tormenta de nieve excepcional la víspera.

Con dos tormentas excepcionales en menos de una semana, Baltimore, Filadelfia y Washington DC vivieron las ventiscas más importantes desde que existen las previsiones meteorológicas en Estados Unidos, con 1,71 m de nieve en la capital.

Los vientos helados dieron lugar a estancamientos en serie y a una jornada negra en los aeropuertos. Unos 5,700 vuelos fueron anulados el miércoles en la megalópolis estadounidense, según un recuento de USA Today.

El aeropuerto Ronald Reagan de la capital seguía cerrado el jueves por la mañana.

Lanzan nueva alerta

El centro de Meteorología Nacional (NWS) emitió una nueva alerta respecto a los atascos de vehículos que se generan en las rutas que unen Washington-Baltimore.

Los meteorólogos advirtieron a los automovilistas que los vientos podrían alcanzar los 50 km/h y en ese caso se corre el riesgo de que la nieve en polvo vuele de un lado a otro y ponga en peligro las condiciones de circulación.

La mayoría de los 230,000 funcionarios del Estado federal trabajaban desde sus casas por cuarto día consecutivo este jueves.

Se estima que esto genera una pérdida de productividad de $100 millones por día. Las escuelas de la capital no abrirán hasta la semana próxima.

publicidad

Por otro lado, el Senado, que cerró el miércoles, tenía previsto retomar sus actividades. De hecho, los senadores demócratas anunciaron que deseaban regresar al Capitolio especialmente para trabajar en una serie de proyectos de la ley para el empleo.

Enormes estragos

La tormenta helada que azota la costa este de Estados Unidos ha afectado a las grandes ciudades del área, como Washington, Nueva York, Filadelfia y Baltimore, y ha obligado a cancelar o demorar miles de vuelos.

Delta Air Lines ya ha informado de la suspensión de todos sus vuelos en Washington, Filadelfia y Baltimore. Continental Airlines dijo que cancelará sus vuelos desde Newark, que da servicio a Nueva York.

La compañía de ferrocarriles Amtrak, que gestiona la red de la costa este, se vio obligada a suspender la mayor parte del servicio, aunque mantiene algunos trenes entre Boston, Nueva York y Washington.

Pérdidas millonarias

La capital estadounidense y la zona metropolitana permanecen semiparalizadas por cuarto día consecutivo, tras la tormenta de nieve que dejó una precipitación de más de 28 centímetros.

El pésimo estado de la mayoría de las calles y el limitado servicio de transporte público forzaron de nuevo al cierre de las oficinas del gobierno federal, el mayor empleador en la región.

El cierre de oficinas federales resulta en una pérdida de

Productividad de unos $100 millones diarios, estimó la Oficina de Manejo de Personal (OPM), por lo que las pérdidas ascienden hasta ahora a $400 millones.

publicidad

Las condiciones obligaron también al cierre de las oficinas del gobierno capitalino y de las que forman parte de la zona metropolitana, que se extiende a los vecinos estados de Maryland y Virginia.

Calles bloqueadas

Aunque las principales arterias de la red carretera de la región presentaban condiciones transitables, gracias a la intensa labor de limpieza que se mantuvo hasta la madrugada de este jueves, en el resto las condiciones estaban lejos de la normalidad.

El hecho que muchas de las calles y avenidas secundarias permanecieran bloqueadas, desde la primera gran tormenta del fin de semana, complicó aún más el tránsito en gran parte de la región.

Eso obligó a las autoridades educativas a extender la suspensión de clases y el cierre de las escuelas por el resto de la semana, en espera de que las condiciones mejoren para cuando los estudiantes regresen a clases el próximo martes.

La ampliación de la suspensión de clases hasta la próxima semana fue consecuencia de la interrupción de actividades el lunes pasado con motivo del feriado por el Día de los Presidentes.

Evalúan circulación

Ángela Gates, de la Autoridad Metropolitana de Transporte de Washington (WMATA) dijo que están evaluando bajo qué condiciones el servicio de transporte en autobuses podría ser reanudado mañana viernes.

Respecto al servicio del Metro, Gates señaló que en anticipación de la tormenta del miércoles, casi la mitad de la flotilla de trenes fue resguardada en los túneles de la red subterránea a fin de tenerlos listo para el servicio este jueves.

publicidad

El Metro operará sólo en las estaciones subterráneas y será hasta el viernes cuando el servicio se extienda a la totalidad de las estaciones que componen las cinco rutas.

Las tormentas también paralizaron las actividades en el Congreso, que se vio obligado a permanecer cerrado y postergar varias audiencias que, a la vista del mal tiempo, bien podrían quedar retrasadas quizá, durante más de diez días.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad